lunes, 26 de febrero de 2007

VINOS DE TORO


Aproximadamente desde mediados del siglo XIX España ha sido tierra de vinos, varias han sido las regiones y luego las denominaciones de origen que han tenido y tienen viñedos, aunque hace poco más de dos décadas el único vino conocido fuera de nuestras fronteras era el Rioja. Los españoles consumíamos sobre todo vino de Rioja pero también Cariñena, Valdepeñas, Navarra, Jumilla, Bierzo, Toro…

Hace dos décadas se puso de manifiesto que la denominación de origen Ribera de Duero, con gran implantación en las provincias de Burgos y Valladolid, y algo menos en las de Soria y Segovia, iba a ser un duro competidor para los vinos de la región Rioja. Los vinos y bodegas castellanas empiezan a conocerse fuera de la nación...

Establecidas entonces estas dos zonas hegemónicas en estado español, el celebre crítico norteamericano Robert Parker, comentarista más poderoso del planeta, hasta tal punto que en Burdeos cada cosecha espera la bendición de Parker para poner el precio definitivo a sus vinos, visita a finales de los ochenta España y señala a los vinos de Toro, Jumilla y Priorato a ser los llamados a desbancar a los Rioja y los Ribera.

Toro es una denominación tradicional con un clima más duro y soleado que su vecino Ribera de Duero. Esto hace que sus uvas maduren con más rapidez. Antiguamente los vinos de Toro se utilizaban para mezclar con vinos más flojos y darles cuerpo. Las bodegas “de toda la vida” de la D.O. Toro son Fariña (Gran Colegiata), Vega Saúco y Muruve, entre otras. Siempre han hecho buen vino y fruto de ello, nunca mejor dicho, son, y han sido, los numerosos premios recibidos dentro y fuera de nuestras fronteras.

Desde hace diez o doce años pocos vinos han tenido en España el poder de atracción de Toro. Cuando Ribera de Duero estaba saturada, Mariano García, por esas fechas Director Técnico de Vega Sicilia, decidió buscar nuevos emplazamientos y eligió Toro. Mariano García compró las bodegas Mauro, vecinas a Vega Sicilia, elaborando en Toro su vino “San Román”. García es considerado el descubridor del potencial de Toro.
Desde entonces se fijan todas las miradas en tierras zamoranas y comienzan a desembarcar las grandes marcas nacionales y algunas internacionales.

Vega Sicilia sacó “Pintia” hace tres o cuatro cosechas y, obviamente, triunfa en las mejores catas del mundo. Las firmas Torres y Marqués de Riscal también se establecieron junto al Duero zamorano. El actor Gerard Depardieu que posee bodegas en Médoc (Burdeos), Norte del Ródano y Loira apuesta por Toro y saca su vino “Spiritus Sancti”. La bodega francesa de Burdeos, Flying Winemarkers, se establece y elabora el “Campo Elíseo”. Eguren de Navarra con “Numanthia” y luego con “Termanthia” consigue grandes puntuaciones entre los especialistas, se trata de dos de los vinos más caros de la denominación Toro, aunque se los quitan de las manos. Antonio Sanz de Rueda elabora “Orot” y la Bodega Dos Victorias de la misma localidad vallisoletana saca “Gran Elías Mora”. “Sobreño”, vino excelente, cuya casa está en la Rioja, es el vino oficial del Vaticano y de las líneas aéreas alemanas Lufthansa. “Villaester” es otro gran vino de unas bodegas navarras.
Sin olvidar a enólogos de la fama de Telmo Rodríguez con sus vinos “Gago” y “Pago de la Jara”. “Estancia Piedra” de un famoso financiero escocés y “Dehesa la Granja” de Alejandro Fernández, denominado también “el Pesquera de Zamora”, aunque no está acogido a la denominación de origen Toro.

Todos los vinos enumerados hasta ahora y algunos más como el “Gran Colegiata”
de Fariña, “Wences” de Vega Saúco, Bajoz, etc., son una pequeña lista de los vinos que han conquistado a enólogos nacionales y extranjeros.
En la actualidad más del sesenta por ciento de la producción se exporta al exterior, principalmente a Estados Unidos, Europa y Japón y todos ellos tienen premios en las mejores muestras internacionales.

No tan elegante en copa como el Ribera, los vinos de Toro tienen potencia, finura, personalidad, gran estructura, complejidad de aromas y un color extraordinario.

Además de Toro, que tanto ha cambiado en poco tiempo, el futuro de los vinos nacionales está ensanchando horizontes y abriendo caminos, conociéndose en todo el mundo denominaciones como Albariño, Rueda, Priorato, Jumilla, Valencia, Tarragona, Málaga, Jerez, Somontano…

Nuestro futuro en cuanto a vino se refiere, bebida tan saludable en su justa medida, está en buenas manos, esperemos que los precios no se disparen más y puedan conseguir conquistar adeptos dentro y fuera de España.

domingo, 25 de febrero de 2007

LA CÁNTABRA RUTH BEITIA NUEVO ÉXITO EN ATENAS


Hace pocas fechas, en este mismo Blog, hablaba de una paisanuca, Ángela Bustillo, a la que había sido retirada la corona de Miss Cantabria por ser madre. Hoy tengo el gusto y el orgullo de hablar de otra paisana, la atleta de 1,90 metros Ruth Beitia. ¿Razones? Varias, pero concretamente una: ayer sábado, nada menos que en Atenas, con lo que significa esa ciudad para el mundo del atletismo, Ruth batió el récord de España de salto de altura femenino con una marca de 2,01 metros.
De esa manera y en el primer intento mejoró la anterior plusmarca nacional que ella misma poseía desde el 21 de febrero de 2004. Al parecer febrero es su mejor año para saltar.
Por el momento se sitúa en la segunda posición del ránking mundial de la temporada, por detrás de la búlgara Vanelina Venera que tiene una marca de 2,02.
El historial de la cántabra es impresionante, campeona de Europa sub 23 en Holanda (2001), subcampeona de España absoluto en Valencia (2001), récord nacional junto a Marta Mendía. Esta marca le permitió formar parte de la selección de atletismo para el mundial de Lisboa de pista cubierta acabando en séptima posición obteniendo diploma.

«¿A quién se lo dedico? Por supuesto que a mi entrenador (Ramón Torralbo), porque es una marca que es de él. A mi grupo de entrenamiento, a mis padres, a mi pareja Ramón....»


Mi amigo y entrenador personal de Ruth, Mon Torralbo, es en la actualidad responsable de salto de la Federación española de Atletismo.
Ruth compite con el club Valencia Terra i Mar.
Enhorabuena paisana y a por nuevos objetivos.

……………………………………………………………………………………
El 14 de marzo de 2005 el periodista Paco Zamora le hace una entrevista y Ruth contesta lo siguiente:

¿Una película? Tesis, de Amenábar.
¿Un libro? Los pilares de la Tierra.
¿Una amiga? Marta Mendía.
¿Un ídolo? Javier Sotomayor.
¿Una ciudad? Santander.
¿Su plato favorito? El sargo al horno de mi madre.
¿Un día perfecto? El 5 de marzo de 2005.
¿Qué detesta? La hipocresía.
¿Qué le fascina? La amistad.
¿A quién adora? A mi madre.

viernes, 23 de febrero de 2007

HABLANDO DE MATO GROSSO Y DE ARTE CONTEMPORÁNEO EN LA CAPITAL DE ESPAÑA. tercera y última entrega


Varios restaurantes contiguos mostraban en la calle sus menús, Mi amigo optaba por los pescados, en su tierra se comía siempre carne, muy buena carne que se exportaba a todo el mundo, pero estaba descubriendo el pescado y quería aprovecharse. Me preguntó cuales eran mis pescados favoritos y le respondí que el bonito o atún, el rodaballo y el rape. Entramos en un restaurante que ofrecía salmón o trucha. El camarero que nos atendió, de una edad aproximada a los sesenta y con aire de actor de teatro, pensó que ambos éramos extranjeros y tuvo algún detalle racista con nosotros, afortunadamente Leandro no se percató de ello.
Durante la comida el brasileño se explayó, creo que yo le daba suficiente confianza y tenía la sensación de que me quería pedir consejo sobre alguna cosa. Sus padres tenían poco más de cuarenta años pero se separaron cuando el tenía nueve. Le dije que podía ser su padre por mi edad. Él sonrió con complicidad y siguió hablando. Sus familias por parte de padre y de madre eran sensiblemente diferentes. Por parte materna su familia era organizada, responsable, tenían dinero, estudios, pero por parte paterna todo era un absoluto desastre. Su padre se encontraba en tercer grado penitenciario, había estado tres veces en la cárcel, siempre por problemas con las drogas y las armas, algo, por otra parte, muy común en aquella zona. Por Ponta Porá, una ciudad con frontera seca y sin control policial fronterizo, pasaban a diario brasileños que huían de la justicia. En el momento de la última detención portaba, su padre, dos escopetas del calibre doce y unos kilos de alguna clase de droga.
Le aconsejé que siempre estuviera al lado de su madre, hacer caso de sus dictámenes y evitar siempre armas y drogas, si te metes de lleno en ello es difícil salir de esa encrucijada y tenía una experiencia cercana que podía resultar ejemplar. Leandro agradeció mi solidaridad.

Al salir del restaurante bajé al baño, me extrañó que Leandro no me acompañara. Cuando regresaba tenía la sensación de que no le volvería a encontrar, pero allí estaba sentado junto a la barra esperándome.
Tomamos un metro y nos dirigimos a nuestros últimos destinos, la Fundación Juan March con una selección de 97 obras de Roy Lichtenstein, máximo exponente junto a Andy Warhol del Pop Art de Estados Unidos, con una visión inédita de las obras realizadas entre 1966 y 1997.
Leadro estaba excitadísimo con la experiencia que supone ver por primera vez al genial Lichtenstein, tengo que confesar que me sorprendió lo magistralmente expuesta que estaba la obra.
Bajamos caminando hasta la fundación Carlos Amberes para ver a uno de los maestros de la fotografía e íntimo amigo de Picasso, Man Ray. La colección Goldberg/D´Affitto de Nueva York presentaba la obra titulada “Luces y sueños”. Se trataba de más de ochenta piezas y algunos videos de Ray, descubridor de los rayogramas, imágenes realizadas sin cámara por el procedimiento de colocar objetos directamente sobre papel sensible y exponerlos a la luz. Todo un artista.

La jornada llegaba a su fin. Decidimos relajarnos de tanto arte y tomarnos unas cervecitas en un bar que tenía muy buena pinta. Estábamos muy distendidos y nos mostrábamos más abiertamente el uno al otro. La experiencia había resultado muy gratificante para ambos, se notaba en el buen ambiente imperante. Pregunté a Leandro sobre su planificación para el tiempo que le quedaba en Europa. Su proyecto era quedarse hasta primeros de abril y luego viajar a su tierra. Era jueves y el lunes siguiente comenzaría a trabajar en una obra de un subterráneo, necesitaba dinero y eso le iba a proporcionar mil quinientos euros. Iba a ser muy duro, trabajaría diez horas diarias pero no le habían pedido papeles y la empresa corría con los gastos de alojamiento y manutención. Con ese dinero visitaría Praga y Grecia.
Intercambiamos direcciones, teléfonos, correos electrónicos, brindamos por nuestra suerte y nos invitamos el uno al otro a visitar nuestras respectivas ciudades.

Coincidimos, a pesar de la distancia generacional, en gustos musicales, a ambos nos gusta el Blues y el Jazz.. Escuché a Eric Clapton en su mp3 por uno de los auriculares, Leandro lo escuchaba por el otro.
Una vez en el metro me dí cuenta que viajaríamos juntos durante tres estaciones, él bajaría antes que yo y luego tomaría un tren hasta Torrejón.
Cuando quedaba una paraba para bajarse Leandro, recordé que no nos habíamos hecho una foto juntos, sin pensarlo sacó su maravillosa cámara e hizo la foto. Luego nos abrazamos emocionados y desapareció en la profundidad de un túnel solitariamente desproporcionado y cruel.

En mi regreso a casa pedí a las estrellas que le acompañaran en el trabajo tan duro que iba a emprender y que, por favor, no cayera de nuevo en ese mundo tan nefasto que es la droga. En ese nuevo ambiente laboral que iba a conocer la droga correría con facilidad. No le conozco lo suficiente pero creo que voy a confiar en él. Se lo merece. Con seguridad saldrá victorioso de esa dura apuesta.

HABLANDO DE MATO GROSSO Y DE ARTE CONTEMPORÁNEO EN LA CAPITAL DE ESPAÑA segunda entrega


Caminamos por la Gran Vía y Leandro me habló de su familia. Su madre era notaria en su ciudad de origen Porta Porá, fronteriza con la ciudad paraguaya de Pedro Juan Caballero. Tenía veintiún años y una hija de tres, fruto de una relación de la que se arrepentía. Había estudiado derecho, durante dos años, en la Universidad de Campo Grande, capital de su estado Mato Grosso do Sul. Su vida allí, relativamente reciente, había sido un desbarajuste, su madre le enviaba dinero y él lo gastaba muy deprisa. Estuvo metido en la droga, perdió algunos amigos y fracasado regresó a su casa materna. La hija permanecía son su madre, abogada, en Campo Grande, a trescientos kilómetros de Porta Porá. Reconocía que era una madre excelente para su hija y que pasaba algún fin de semana y temporadas con él. Durante su periplo por Europa precisamente era su hija lo que más echaba en falta, aunque según él la llamaba diariamente por teléfono y alguna vez establecía contacto visual mediante cámara Web.
Durante nuestro trayecto hubo algún detalle que delataba su clase social. Un comercio exhibía en el escaparate una moto espectacular, cruzamos la acera, Leandro quería contemplarla de cerca, entramos en el interior y vimos que se trataba de una Harley Davidson. Me confesó que tenía un modelo similar pero que en su país era bastante más cara que en el nuestro, los impuestos en los artículos de lujo son mayores que en España. La moto en cuestión costaba en España poco más de seiscientos euros y en Brasil cerca de novecientos. Más tarde vimos un espacio de un edificio derribado y en su interior habían pintado unos graffitis que quedaban muy artísticos. Leandro sacó su cámara digital Sony de última generación e hizo una foto. El tercer detalle que llamaba la atención en un chico de veintiún años era que viajaba con un ordenador personal. Le advertí que lo vigilará atentamente en los viajes ya que solían robarlos al menor descuido. En ese momento me contó una mala experiencia que tuvo en su estancia en Paris, conoció a unos latinos y se fue con ellos de copas, cuando le dejaron en su hotel le cobraron cuarenta euros en calidad de transporte.

Llevaba en Madrid veinte días, se alojaba en casa de unos compatriotas conocidos en Torrejón de Ardoz, cuando sus amigos trabajaban se aburría soberanamente, no le gustaba la ciudad dormitorio y apenas salía. Su primera escala en Europa fue Paris, creo que viajo con su única hermana después de pasar unos días en Buenos Aires. En Paris estuvo menos de una semana, luego viajo a Barcelona en donde permaneció otra semana en casa de unos amigos y después estuvo un mes y medio en Lisboa, allí trabajó de camarero en una cafetería de un centro comercial para reponer recursos económicos.

El tiempo era apacible, la conversación agradable y nos encontrábamos bien caminando pero se hacía tarde, le comenté a Leandro que tenía que comprar unos libros, me contestó que no le importaba en absoluto y entramos a la FNAC. A excepción de “Nocilla Dream” de Agustín Fernández Mallo, que se encontraba agotado, con la ayuda de los dependientes pude conseguir todos los títulos que buscaba. Mientras hacía las gestiones pertinentes, con el rabillo del ojo espiaba a mi amigo, que se encontraba concentrado en las páginas de un libro. Cuando me acerqué comprobé que se trataba del último libro de fotografía del leonés Alberto García Alix, “No me sigas…estoy perdido”. A Leandro le gustaba el ambiente de las fotos en blanco y negro, los personajes duros, las motos… me preguntó si sabía el precio del libro y le dije que costaba cuarenta euros. Se asustó al conocerlo y le advertí que la cultura en España, por desgracia, era muy cara.

Salimos de allí y antes de comer le pedí un último favor, como nos encontrábamos a la altura de Sol y mi intención era comer en uno de los muchos restaurantes que por allí se encuentran y ofrecen menús del día económicos, podíamos hacer un esfuerzo y visitar la segunda parte de la exposición “El retrato en siglo XX” que se mostraba en Caja Madrid. Así lo hicimos y Leandro descubrió a Miró, a Frank Auerbach y a Freud.

jueves, 22 de febrero de 2007

HABLANDO DE MATO GROSSO Y DE ARTE CONTEMPORÁNEO EN LA CAPITAL DE ESPAÑA. primera entrega


Durante la noche me robaron mi coche nuevo, las horas pasaban lentamente y la inseguridad se iba apoderando de mí, no sabía que hacer. Recuerdo que en ningún momento me encontré tan angustiado como yo pensaba ante una situación como la que afrontaba entonces, tal vez debido a la tranquilidad que me daba el seguro a todo riesgo de mi vehículo.
Hacía las cinco de la madrugada algún ruido me despertó y al abrir los ojos suspiré desahogadamente, se trataba de un sueño, de una pesadilla de mal gusto. No obstante lo primero que hice, de manera apresurada, fue abrir la ventana de mi habitación y asomarme para comprobar que mi automóvil estaba aparcado en el mismo lugar donde lo deje.
Luego ya no dormí, esperaba pacientemente que el despertador sonara a las seis y media. Cuando esto sucedió me levanté como si tuviera un resorte en el colchón, me vestí a toda prisa, me lavé y peiné pero no me afeité, podía hacer mucho ruido a esa intempestiva hora, aunque me llevé mi máquina de afeitar para asearme en cualquier baño de cualquier lugar, colgué mi bandolera al hombro y salí raudo y veloz.
Estaba en Zamora y ese día, jueves, decidí aprovecharlo para visitar unas cuantas exposiciones en Madrid y adquirir unos libros que desde hacía unos meses tenia en mente y no lograba encontrar en las pequeñas librerías que había visitado a tal fin.
Cuando quedaban pocos kilómetros para llegar a Madrid, concretamente en Las Rozas, había congestión de coches y un atasco que, según decían los paneles informativos de la Dirección General de Tráfico, duraría hasta Aravaca. Ni corto ni perezoso, tal y como había visto en televisión o en alguna película de cine, comencé a afeitarme mirándome en el espejo retrovisor interior del vehiculo. Al no disponer de cables la maquinilla cuando los coches avanzaban dejaba de afeitarme y la apoyaba en mis piernas, cuando paraban de nuevo continuaba haciéndolo.

Aparqué en la Ciudad Universitaria, había perdido una hora en el atasco y eso condicionaba el día. Tomé un autobús y luego el metro hasta el Museo del Prado. Una vez allí divisé una gran pancarta con el título de Tintoretto, había cola pero no demasiado larga. Pregunté al chico que tenía delante si efectivamente esa era la fila para adquirir las entradas de la exposición temporal sobre Tintoretto. Me contestó afirmativamente y allí me quedé unos minutos hasta que un guarda jurado se acercó y nos dijo que esa fila solo era para colegios con cita concertada. Junto al chico de delante en la fila nos dirigimos a la entrada principal del Museo. La fila, calculé que de una hora, me hizo cambiar de planes. Le dije a Leandro, conocí su nombre tras las presentaciones de rigor, que abandonaba la idea de visitar la exposición y que me iba a ver “El espejo y la máscara. El retrato en el siglo de Picasso” que estaba organizada en el Museo Thyssen-Bornemisza, situado un poco más arriba de la calle. Aceptó gustoso la oferta, no tenía mejor cosa que hacer. En el trayecto me enteré que era brasileño y se encontraba en Europa de visita por cuatro meses.

Leandro llevaba puestas unas gafas de sol y le calculé unos veinticinco años, cuando yo era más joven siempre soñé con viajar durante un largo periodo de tiempo por algún lugar del universo, el detalle de un chaval tan joven visitando durante cuatro meses un continente me acercó mucho a él. La exposición temporal del Museo Thyssen estaba muy concurrida, de hecho tuvimos que esperar veinte minutos para poder acceder a ella. Dentro pude disfrutar de autorretratos de, entre otros, Vincent Van Gogh, Gauguin y Edgard Munch. Le expliqué a Leandro que Munch era el autor de El Grito, cuadro que había sido robado durante el día en la Galería Nacional de Oslo y cuyos ladrones se permitieron dejar una nota que decía: “gracias por la falta de seguridad”. Luego le dije que Gauguin había estado durante sus últimos años en Polinesia y allí había fallecido enfermo y enloquecido. Comenté también a Leandro la vida de Van Gogh y que había visitado su museo en Amsterdam. Así fue pasando la mañana, pude comprobar que mi amigo brasileño no era conocedor del arte del siglo XX pero que estaba encantado con mis explicaciones.

Salimos de allí y le propuse acompañarme en mi plan para lo que quedaba de jornada. Comer en el Círculo de Bellas Artes y visitar sus exposiciones, caminar por el centro de Madrid, comprar unos libros en FNAC y por último visitar otras dos exposiciones en el Barrio Salamanca. Como presuponía acepto mi propuesta sin remilgos.
Una vez en el Círculo de Bellas Artes nos apresuramos a tomar unas cañas en la cafetería y luego visitamos su exposición, algo sobre el teatro de Shakespeare, No nos apasionó. No nos quedamos a comer allí, el precio nos pareció excesivo para nuestra maltrecha economía.

lunes, 19 de febrero de 2007

RETIRADA LA CORONA A MISS CANTABRIA POR SER MADRE




En este país valdría más que nos dedicáramos a hablar de temas importantes como puede ser la economía, la inmigración, el terrorismo y avanzar datos para mejorar en esos aspectos de “primera necesidad” nacional, pero obviamente somos diferentes y debemos llenar páginas y programas televisivos con noticias del corazón que tan solo sirven para que unos cuantos “caras” se forren sin pegar “chapa”.

Pero el tema que me ocupa hoy, a pesar de estar dentro de esa segunda temática que he mencionado más arriba, tiene connotaciones de inconstitucionalidad. Se trata de la ganadora de Miss Cantabria 2007 , Ángela Bustillo, que llevará a los juzgados las bases del certamen Miss España. Dichas bases prohíben presentarse al concurso como aspirantes a mujeres que hayan sido madres o hallarse en estado de gestación (no ocurre lo mismo con los hombres que pueden presentarse a Mister siendo padres).
Ángela tiene un hijo y es la cuarta vez que se presenta al certamen, conocía las bases, pero para ella era absurdo que normas de los años setenta todavía estuvieran vigentes y no fuesen sometidas a la Constitución Española.
Su abogada, Beatriz Bermejo, dice que las partes de un contrato pueden pactar las condiciones que deseen siempre y cuando no sean contrarias a la ley vigente, la moral y el orden público. ¿Discriminar a una mujer por ser madre encaja con la Constitución que predica la igualdad de todos los españoles?
Mientras tanto la ya ex-Miss no se conforma con recuperar su condición perdida sino que quiere que esa cláusula se retire del concurso de Miss España interponiendo una demanda en los Juzgados de Santander.
Ángela asume que no irá a la fase final de Miss España y considera que es denigrante ya que hay chicas muy válidas que han tenido descendencia.

En un programa de “cuatro”, concretamente Channel nº 4, copresentado por Boris Izaguirre y Ana García Siñeriz, se ha desatado la polémica sobre el tema. Entre otras cosas se ha cuestionado que no puedan presentarse como candidatas al concurso madres y si puedan hacerlo mujeres que se han realizado implantes, operaciones quirúrgicas, etc. para mejorar su aspecto físico.
Menos mal que desde el programa han telefoneado al Presidente de Cantabria, Sr. Revilluca, y con su bendición la ha vuelto a coronar, lógicamente de manera anecdótica, Miss Cantabria, añadiendo que es un orgullo que en Cantabria haya madres tan bellas.

Ángela que trabajaba de charcutera ha abandonado su trabajo para emprender el camino a la fama. De momento sus visitas a las televisiones le están reportando fama fácil y buenas sumas económicos. Esta noche será noticia en los telediarios acompañando a los temas de siempre: Terrorismo, inmigración, guerras, políticos…

Ojala consiga ganar su demanda y que los dineros llegados por la vía fácil sean entregados a las asociaciones que luchan por una vida digna. Solo así creeré en ella y en su supuesta lucha por la discriminación. De esa manera seguro que conseguirá ser famosa aunque tenga que volver a su puesto de charcutera, trabajo que no ha de suponer menosprecio alguno, para ella ni para nadie, sino más bien todo lo contrario.



NOTA DE PRENSA DE EUROPA PRESS
El PSOE muestra su apoyo a Ángela Bustillo, que ha sido desposeída de su título de Miss Cantabria por ser madre


La secretaria de Igualdad del PSOE, Maribel Montaño, expresó hoy su apoyo y solidaridad a la ganadora de Miss Cantabria 2007, Ángela Bustillo, quien ha sido desposeída del título por ser madre.

Montaño criticó en un comunicado que Bustillo haya sido discriminada por su condición de mujer, y subrayó que con la aprobación y entrada en vigor de la Ley de Igualdad "este tipo de comportamientos discriminatorios en razón de género serán combatidos eficazmente".

martes, 13 de febrero de 2007

ACTUACIONES EN EL METRO DE BARCELONA


De vez en cuando los telediarios te dan una grata noticia, aunque cada día es más raro, no obstante, entiendo, realizan un estudio para de cuando en vez emitir noticias dulces ante tanta violencia generalizada.
La “rara” noticia ha sido que en la Ciudad Condal, ciertamente la más avanzada del Reino, no sé si es el momento adecuado pero he de confesar que soy antimonárquico, más que nada por el fisco, no piensen mal. (Del latín fiscus, que era una cesta de mimbre o junco para guardar dinero. Parece tener alguna relación esta palabra con la raíz griega fusk- (fysk-) que hace referencia a engorde, a cosa ventruda o inflada. De ahí se pasó a los significados de caja de caudales, hacienda pública, fisco, tesoro imperial, caja imperial. Al impuesto que pagaban los judíos para el emperador de Roma lo llamaban iudaicus fiscus. Al principio se utilizó la palabra fiscus para denominar el tesoro del príncipe, por oposición al del Estado. Después se usó también para denominar el tesoro del Estado, puesto que podía disponer de él el príncipe)
Divago, la noticia es que en Barcelona, seguía diciendo varias cosas, en el Metro (transport Públic), ese lugar que se encuentra bajo varias capas subterráneas, hay zonas delimitadas para que los artistas, musicales, puedan actuar de manera organizada ante un público que se desplaza rápidamente por los túneles que conducen a los andenes y, como no, depositar unas monedas ante ese dulce sonido que te hace sentir bien en el fondo de un pasillo transitado y muchas veces solitario.
Yo creo que es una idea sensacional, siempre y cuando, como dicen los responsables, se establezcan turnos de actuación e incluso haya una especie de examen para evaluar capacidades. Los baremos más altos reciben el premio de grabar un disco o CD por cuenta de la empresa de transporte, creo, o tal vez del propio Ajuntament.
Esperemos que el establecimiento de turnos para tocar en los espacios se respete y que el goloso premio, la grabación de un disco para dar a conocer a esos maravillosos artistas, sea un modelo para las nuevas generaciones de músicos y se vaya desarrollando por todos los espacios de nuestra patria y del universo entero. Es una genuina idea para exportar.

sábado, 10 de febrero de 2007

ASOCIACIÓN ANTÍGONA. VIOLENCIA DE GÉNERO


Hace unos días, serían las ocho menos unos minutos de la tarde, me dirigía a una cita al centro de la ciudad de Soria, una ciudad tranquila en la que casi nunca pasa nada. De repente me di de bruces con un amplio grupo de personas que se encontraba concentrado en una plaza, portaban velas encendidas y hermosas rosas en sus manos, todos estaban en riguroso silencio formando un semicírculo, de fondo se escuchaba una especie de marcha fúnebre que salía del acordeón de Vitali Lagunik (lo menciono en un post anterior). Me acerqué a mirar lo que ocurría en el interior del semicírculo y observé que varias personas portaban carteles que decían algo referente a Cassia, algunos concentrados se abrazaban y lloraban compungidamente. De pronto una persona conocida se acerca a mi y me coloca sobre la ropa un lazo blanco, me explica que la asociación a la que pertenece se concentra todos los días veinticinco de cada mes para protestar por la violencia de género y que ese día en concreto se había producido un crimen en Soria, presuntamente por parte del marido de Cassia, la mujer a la que aludían los carteles, una emigrante brasileña que deja una pequeña de cinco años. Cassia recibía desde hacía algún tiempo ayuda por parte de Antígona, nombre de la asociación que realiza las protestas a modo de concentración ciudadana, y que atiende a las personas que sufren algún tipo de violencia de género.

Había leído en prensa algún artículo sobre Antígona y quise profundizar en este bonito nombre de la mitología griega. Se trata de un mito trágico. Antígona era hija de Edipo, rey de Tebas, que tuvo que exiliarse acompañado de su hija y que a su muerte regreso a la ciudad. Sus dos hermanos varones, Eteocles y Polinices, luchan por el reinado de Tebas, se suponía que iban a turnarse en el reinado pero Eteocles decide quedarse en el poder por lo que se desencadena una guerra. Policines ofendido busca ayuda en una ciudad vecina y regresa a Tebas con un ejército para reclamar lo que es suyo. La guerra termina con la muerte de ambos hermanos, cada uno a manos del otro, según cuenta la tragedia “Los siete contra Tebas” de Esquilo.
Creonte, tío y suegro de Antígona (Estaba comprometida con su hijo Hemón), se convierte entonces en rey de Tebas y dictamina que Polinices, traidor a su patria, no sea enterrado con la dignidad que merece y se dejará en las afueras de la ciudad al arbitrio de perros y cuervos. Para los griegos de esa época los honores fúnebres eran muy importantes y el alma de alguien no enterrado estaba condenada a vagar por la tierra, por esa razón Antígona entierra a su hermano con los ritos correspondientes y se rebela contra su tío, el rey Creonte. Esta rebeldía la condena a ser enterrada viva pero evita el suplicio ahorcándose.
Hemón, su prometido, quiere salvar a Antígona pero al verla muerta decide atravesarse con su espada. Euridice, su madre y esposa del rey, se suicida al conocer que su hijo ha muerto, provocando un profundo sufrimiento en Creonte, dándose cuenta, finalmente, de su error. Este mito es contado por Sófocles en la tragedia “Antígona”.

Cassia tenía treinta y siete años y aunque había nacido en Salvador de Bahía (Brasil) estaba nacionalizada española. Nunca denunció al maltratador aunque había sido agredida anteriormente a su muerte, según he podido saber por miembros de la asociación Antígona. Precisamente la noche anterior a su fallecimiento, su marido y presunto asesino, la había agredido y amenazado de muerte, cumpliendo su promesa al día siguiente a la amenaza, sobre las once de la mañana perdió la vida cuando su marido le disparaba por la espalda con una escopeta de caza de su propiedad, frente al domicilio del abogado que se ocupaba del divorcio y donde habían quedado ambos para ultimar los detalles de su separación.

Cassia ha sido la primera victima en Soria por violencia de género y nunca quiso denunciar los malos tratos recibidos, esperemos que sea la primera y última, y que su pequeña se eduque en un clima en el que no exista violencia de ningún tipo.

El presunto asesino apareció unas horas más tarde ensangrentado dentro de su vehiculo. Al parecer se había disparado con su escopeta. Sobre las dos de la tarde ingresaba en el Hospital Santa Bárbara de la capital soriana con heridas en la cara y el abdomen. Su vida no corre peligro.

Mientras tanto las puertas de la asociación Antígona siguen abiertas a todas las personas (hombres y mujeres) que necesiten ayuda o apoyo, una ayuda que de manera desprendida y sin afán económico alguno, dispensan unos verdaderos profesionales que ponen a disposición de todos sus conocimientos y su tiempo libre generosamente.

viernes, 9 de febrero de 2007

CARTA DE UN DISCAPACITADO PSÍQUICO


Soy discapacitado psíquico. Haciendo historia, he sido también idiota, subnormal y retrasado mental, ente otras cosas. No sé leer ni escribir. Me comunico mediante gestos faciales y algunos movimientos corporales (soy tetrapléjico). La mayoría de las personas que se encuentran a mi alrededor creen que soy tonto o algo parecido, sin embargo me doy cuenta de todas las conversaciones y razono de una manera, me parece a mí, bastante lógica, aunque al no existir medios para medir mi inteligencia todo el mundo me trata de manera distinta al resto de los mortales, como si se tratará de un bebé. Todos los días tienen que asearme, no controlo esfínteres y tienen que alimentarme. No tengo control motórico sobre mi cuerpo y sus posturas. Me gustan muchas cosas, aunque al no poder comunicarme de la manera que establece el protocolo de los seres humanos, es difícil hacerlas ver y cambiar las perspectivas sobre mi persona y mis gustos. Adoro los días soleados y asomarme a la ventana de mi sala a contemplar los movimientos de los pájaros, su ir y venir acompañado de cánticos sincronizados. Me gusta la música clásica, me produce tranquilidad y permanezco relajado cuando suena, algo que me sienta especialmente bien ya que siempre estoy rígido y tirante. Lo que más me gusta es irme a casa los fines de semana o durante las vacaciones, mis padres me entienden mejor y allí tengo menos rigidez y los horarios son más flexibles, no madrugo tanto y me acuesto más tarde. Es agradable ver la tele junto a mis padres y escucharles como hablan, es una sensación indescriptible. Con ellos me comunico mejor sin nadie que interfiera.

Los días en mi centro especializado son rutinarios, a las ocho de la mañana me despiertan y me asean de manera cuidadosa. Más tarde me dan el desayuno con mucha medicación. Tras un descanso comparto en una sala de terapia: juegos, destrezas y habilidades junto a mis compañeros y a la educadora. Luego me trasladan a fisioterapia para recibir tratamiento especializado a mis problemas físicos- Hay veces que me desnudan y me introducen en una bañera con agua calentita que llaman hidroterapia, creo que es el mejor momento del día, me encanta. A continuación comida, nuevamente sala de terapia, merienda, juegos, aseo personal, cena y a descansar. Al final del día me encuentro agotado. No suelo dormir bien, me cuesta conciliar el sueño y mientras tanto pienso en mi vida, en el futuro inmediato tan rutinario y cruel. Tan sólo deseo pensar en el día a día sin profundizar mucho más…

Hoy ha sido un día distinto y raro. Llevamos poco tiempo en el nuevo centro y los últimos días han limpiado todas las dependencias a fondo, los trabajadores iban y venían con prisa y parecían atosigados, no entendía que pasaba pero ya se han despejado mis dudas. He oído que es la inauguración y vendrá el Presidente. No sé quién es el Presidente pero debe ser alguien muy importante. A mí me han vestido con la ropa que me ponen cuando me voy a mi casa y han aseado a fondo mi silla de ruedas. Las personas que me cuidan hablan y hablan, están tremendamente preocupadas y muy activas.
Desde la ventana de mi habitación he visto venir mucha gente; algunos padres de compañeros; policías; coches oscuros; personas con traje y corbata hablando con sus teléfonos… Alguien ha comentado que a las doce inauguraba el Presidente el nuevo Centro y que después todos los invitados se reunirían a comer ricos menús que transportaban unas furgonetas muy bien decoradas, creo que hablaban de algo que no sé si he entendido bien ¿catering? Mis jugos gástricos han empezado a hacerse latentes y se me hacía la boca agua cuando hablaban de la comida: canapés; gambas; torreznos; embutidos ibéricos; pasteles y hasta café y champán. Todo ha transcurrido de manera muy rápida y mis compañeros que saben hablar decían cosas desagradables sobre la visita de tantas personalidades. Luego me he enterado que en el acto inaugural (descorrer una cortina y leer una placa que han pegado en la pared) y en el ágape no ha habido representación nuestra. Ningún compañero ha sido invitado y eso que dicen que esta es nuestra casa y que tenemos que sentirnos a gusto y disponer de la misma intimidad que la que tienen todas las personas en su propia vivienda. ¡Qué gracia! inauguran nuestro hogar y ninguno de sus residentes está presente junto al resto de las muchas autoridades, prensa, etc. Eso sí, por la tarde he visto la tele, junto a todos mis compañeros, enterándome entonces del acto en cuestión, ciertamente no había representación nuestra por ningún lado, estábamos escondidos, como si molestara nuestra presencia.

Los trabajadores han hablado cerca de nosotros y estaban enfurecidos, decían que se acercaban las elecciones y que claramente se trataba de un acto electoral. Yo no entiendo de eso, no puedo votar (al igual que la mayoría de mis compañeros), tal vez por eso se hayan olvidado de nosotros.

El día, al menos, ha sido distinto y se agradece, he escuchado conversaciones que de otra manera no hubiera conocido, creándome así mi propia opinión, aunque desgraciadamente no pueda compartir con nadie. Creo en las palabras de las personas que permanecen conmigo durante todos los días y considero, por lo que dicen, que la política está al margen de nuestros problemas e inquietudes vitales. Hoy más que nunca me he sentido discriminado y quiero hacerlo público, aunque tan sólo puedo decir estas palabras: -Que les aproveche y que nuestros padres sepan lo que hay que hacer en próximas elecciones. Así me sentiré mucho mejor.