domingo, 31 de octubre de 2010

OCELUM DURI



La bandera de Zamora o "Enseña Bermeja"

La bandera está formada por ocho cintas rojas que conmemoran cada una de ellas una
victoria de Viriato sobre el ejército romano. Posteriormente se le añadió una verde, en-
tregada por los Reyes Católicos en agradecimiento por la ayuda que los zamoranos pres-
taron en la batalla de Peleagonzalo (1476) contra Juana "La Beltraneja" y que asentó a
los Reyes Católicos definitivamente en el trono.

Regresaba a casa tras tomar un café en “La Baraka”. Durante mis horas tontas en Zamora, aprovecho para leer alguno de los periódicos que tienen para la clientela. Están prácticamente todos: La Opinión, El Adelantado, El Norte de Castilla, El Mundo, El País, La Razón, ABC, Marca, As… Empezaba a atardecer, el último atardecer antes del cambio de hora, cuando a la altura de la iglesia de San Torcuato miré hacía el campanario debido al ruido que producen las cigüeñas “machacando el ajo” (así se conoce en Zamora el crotoreo o claqueteo que realizan las cigüeñas cuando abren y cierran el pico de manera enérgica y rápida). En el cielo, docenas de ellas regresaban de algún humedal cercano a sus hogares de altura. Debido a los suaves inviernos de las últimas temporadas, estas aves que viven unos veinte años, ya no emigran hacía el sur, permanecen en los campanarios de la ciudad, y cuando llegan los días de hielo y nieve, soportan estoicamente, a modo de talla escultórica, las frías temperaturas bajo cero. Cuando las contemplo allá arriba me compadezco de ellas.
Pasado el semáforo que atraviesa la Plaza de Alemania me crucé con varios chicos y chicas de la Banda de Música que no tendrían más de dieciséis años. La estampa se me antojó provinciana. Llegando a mi casa, próxima a la plaza de toros, comprobé que había corrida. ¿En un día tan frío y lluvioso? Obviamente, los músicos, venían de tocar en el coso.
La vida en Zamora discurre monótonamente, todos los días son similares pero a mí me gustan las mañanas de los domingos. Todas las campanas de las iglesias (en Zamora hay 23) tocan a la vez, produciendo un ruido infernal que se oye por toda la ciudad. Cuando levanta el sol, doy un paseo hasta la catedral y disfrutó con las vistas hacía el Duero. Curiosamente, a Zamora se la conoce como la ciudad de las iglesias y las cigüeñas. Su primera denominación fue romana, siendo citada en el Itinerario de Antonino con el nombre Ocelum Duri (Los Ojos del Duero), del que, por una especie de acrónimo (ce-m-uri), resultaría el nombre actual.
Me gusta perderme por sus callejuelas, me gusta disfrutar de su buenos vinos y su gastronomía… De Zamora me gusta todo, hasta la bandera.

viernes, 29 de octubre de 2010

Sí. THOMAS BERNHARD


Comencé a leer a Thomas Bernhard por indicación de José Ángel Barrueco. En uno de sus artículos en prensa se refería a la novela de Bernhard “Sí”. Es más, cuando la leyó, estaba viajando en un tren entre Viena y Munich dispuesto a encontrar algunos rastros que dejó el escritor por aquellas tierras.
“Sí”, es una novela corta con pocos personajes. No da ninguna lección moral pero habla continuamente, de una manera obsesiva -un soliloquio neurótico, que diría Luis Goytisolo-, de la salvación. De alguna manera viene a demostrar que la esperanza es lo último que se pierde.
Toda la novela está excesivamente condensada, no utiliza puntos y aparte, con una prosa repetitiva hasta la extenuación. Como en todas las obras de Bernhard, aquí tampoco hay escapatoria. Todo es hermético, los estados de ánimo, las salidas a las crisis, las necesidades cotidianas. Sin embargo, página a página, de manera, como he dicho antes, obsesiva, nos va demostrando que en todo momento hay una puerta abierta a la esperanza.
Su literatura puede llegar, en momentos determinados, a cansar por las excesivas repeticiones; sin embargo, cuando acabas de leer “Sí” tienes la necesidad de leer más títulos del mismo autor. Por lo que he leído, su obra se devora sin miramientos y, al igual que J.A. Barrueco, me empieza a obsesionar.
“Sí”, es una novela rara, encuadrada al lado de autores como Beckett, Kafka e, incluso, de Joyce (Ulises). Thomas analiza su universo personal, aislado del mundo . Pero un día, sustrayéndose de su encierro debido a causas científicas, conoce a la Persa, una mujer similar a él, triste y solitaria. Las primeras páginas de la novela de Bernhard se hacen pesadas de leer, hay excesivas repeticiones y circunloquios. Luego, pasadas esas páginas, todo cobra sentido presumiendo un final trágico. Todo un descubrimiento.

martes, 26 de octubre de 2010

SORIANOS



Chiste publicado por una soriana en el extranjero

¿Qué hace un soriano cuándo tiene frío?
- Se acerca a la chimenea.
¿y si sigue teniendo frío?
- Entonces la enciende.
(¡ese sentido del humor!!)

A VECES LA VIDA ES DEMASIADO CORTA


Vengo del funeral de una chica de 32 años fallecida en un accidente de tráfico en Sudáfrica. Soy amigo de la familia y, como pueden suponer, el trago es demasiado amargo. Perder a un hijo, perder a una hermana, perder a una sobrina, perder a una novia, perder a una amiga, es excesivamente duro, máxime si es lejos de su tierra con toda la incertidumbre que producen los kilómetros de separación. Finalmente, gracias, sobre todo, a un hermano de la fallecida y al Embajador español en Sudáfrica, su cuerpo llegó a Barajas y desde ahí en un coche fúnebre a la capital soriana. Terrible.
La vida tiene esas cosas, tan pronto nos encontramos felices en una celebración del tipo que sea, como, repentinamente, dando la despedida a un familiar o a un amigo en un funeral repleto de encuentros emocionantes, colmado de lágrimas y sobresaltos tumultuosos, de ansiedad reprimida. En esos precisos momentos de suspiros y coraje contenido, es cuando nos damos realmente cuenta del valor de la vida, tan sencilla y tan difícil.
Coincidí, en el anexo de la iglesia donde se celebró el funeral, con algunas amigas del colegio, jugadoras que fueron de mi club de bádminton y que representaron en varias ocasiones a su comunidad, Castilla y León, en campeonatos nacionales. Hablamos de cuestiones relacionadas con la victima. Charlamos de nuestras vidas después de varios años sin vernos. Ellas, con la misma edad que la fallecida, como he dicho compañeras de colegio, están en el esplendor de la vida, con sus bebés, sus maridos, sus trabajos, haciendo planes de futuro. Me encantó verlas de nuevo, aunque, pertinazmente, mi mente no dejaba de pensar en sus familiares y en su novio, presente en el funeral, accidentado con su novia y hecho trizas al perder a su ser más querido.
Viniendo de la iglesia a mi trabajo no dejaba de pensar en el destino de los individuos. Qué fácil puede ser la vida desprendiéndonos de esos problemas insignificantes que nos obstinamos en mantener. Pensé, una vez más, que todo tiene solución menos la muerte. Qué verdad más grande. Sigamos disfrutando de la vida, merece la pena.

lunes, 25 de octubre de 2010

DEFIENDE TU EMPLEO. NO COMPRES EN MANGO


El nuevo presidente del Instituto de la Empresa Familiar (IEF) y presidente de la empresa textil Mango, Isak Andic, pidió este lunes al Gobierno que aplique a los nuevos funcionarios una retribución variable y una estabilidad en los puestos de trabajo similar a la de la empresa privada.
De la misma manera, en un estado supuestamente democrático y de derecho, solicito a los nuevos y a los antiguos funcionarios del estado español NO COMPREN EN UNA EMPRESA PRESIDIDA POR ISAK ANDIC. NO COMPREN EN MANGO.

LA NOCHE QUE RECORDÉ A HURACÁN CARTER



Aprovechando la última luna llena y un cielo despejado, salí a visitar un par de amigos que son dueños de bares en Soria. Antes lo hacía a menudo pero llevaba un tiempo sin poderme dedicar a esos menesteres. Aproveché para comer unos níscalos recién llevados al primero de los bares, en el que me encontraba en ese preciso instante, que estaban de muerte (no sé si en este caso es lo recomendable "estar de muerte") . En el segundo bar me presentaron a un cliente y nos pasamos el resto de la tarde hablando de literatura y de música. El tipo, no recuerdo su nombre, había trabajado de camarero en el madrileño Café Gijón. Me habló de todos los tertulianos que por allí pasaron, principalmente de Umbral. Según él, una persona que nada tenía que ver con lo que demostró en las entrevistas de televisión. Hablamos también de mi profesor de psicología, Gustavo Martín Garzo, de Pepe Hierro y sus “Chinchones secos” y de otros escritores contemporáneos. En uno de los bares tienen expuesto en el tablón de anuncios uno de mis artículos de Mandarina News y se lo di a leer. Aunque no suelo hacerlo, me inspiraba confianza. Cuando lo terminó me dijo que tenía mucha sensibilidad y que le recordaba a algunos escritos de Manuel Vicent. Me agrado su comparación, no puedo negarlo, de alguna manera Vicent -los que me leen habitualmente lo saben- es mi columnista favorito. No obstante, después de darle las gracias por el buen trato recibido, le dije que nunca llegaría a escribir como ningún escritor consagrado. Tampoco es mi intención. Lo paso bien escribiendo, ni más ni menos. No tengo más objetivos. Lo que me sorprendió de verdad no fue nada referente a mi manera de escribir sino a la manera de verme los demás. Según él, a pesar de mi pinta de boxeador, escribía con cierta ternura. ¿Pinta de boxeador? He de decir que nada más llegar a casa me miré en el espejo, analicé los rasgos de mi cara, me eché una ojeada frontal, observé mi perfil derecho y luego el izquierdo… y no percibí nada parecido a un boxeador. Mi rostro puede que tenga algo de duro, incluso la expresión puede dar lugar a dudas ¿pero de ahí a parecer un boxeador? Después de cuatro cañas de cerveza y de repasar la música de los años setenta y ochenta, me despedí de mi sparring para poder analizarme cuanto antes en el espejo. Desde esa noche de luna llena, me amenazo a mí mismo poniendo ante el espejo gestos y expresiones que llegan a asustarme, aunque en el fondo sigo siendo el mismo de siempre: romántico, irónico, sensitivo, pasional y amigo de mis amigos.


"En una noche de 1966,Huracán tomaba algo en un bar. Lejos, al otro lado de la ciudad, sonaron disparos dentro de otro local. Poco después entraba Patty Valentine. Gritó: Dios mío, “todos están muertos” y vio a Alfred Bello dentro. “Yo sólo estoy robando la caja”. “Alguien tendrá que llamar a la policía”. Patty llamó y mientras llegaban Alfred dijo que había visto huir a dos tipos en un coche blanco. Huracán iba de camino a casa con un amigo. Unos policías detuvieron su vehículo blanco. En esa época era de lo más normal. Dos tipos negros en un coche paseando por la noche eran sospechosos de todo, aún sin haber hecho nada. Los policías habían escuchado por la emisora que hubo un triple asesinato en un bar y que los asesinos habían huído en un coche blanco. A pesar de que estaban muy lejos del lugar de los hechos, dos hombres negros en un coche blanco eran los sospechosos perfectos. Les llevaron al lugar del crimen y nadie los reconocía como asesinos, pero un superviviente de la masacre, moribundo, a pesar que le costaba ver bien, fue presionado para que identificase a Huracán y a su amigo. Declaró con total seguridad que ellos no habían sido los culpables. El juicio fue una farsa, nadie dudó que él hubiera tirado del gatillo, y aunque no tenían pistola para probarlo, la policía dijo que Huracán había sido el culpable. El jurado, compuesto por blancos, les dio la razón. Fue condenado a tres cadenas perpetuas. Catorce años después, un adolescente de color consiguió que reabrieran el caso. Seis años más tarde, Huracán recuperó la libertad. El juez de Nueva Jersey que lo liberaba declaró en la sentencia que la condena de Carter estaba más basada en el racismo que en la razón. Carter salió de la cárcel y desde entonces dedicó su vida a combatir las injusticias. “El odio me llevó a la cárcel pero el amor me sacó de ella”.
Esta es la historia de Huracán Carter, un hombre al que las autoridades culparon de un crimen que no había cometido y que pudo haber sido campeón del mundo de boxeo".

domingo, 24 de octubre de 2010

SORIA Y LAS SETAS

Fotografía perteneciente al blog "Recuerdos de la Abuela"

Se acaba de clausurar el II Congreso Internacional de Micología 'Soria Gastronómica', potenciando este importante recurso turístico para dar a conocer la gran biodiversidad micológica de Castila y León en general y de Soria en particular, participando cocineros de la talla de Sergi Arola, Santi Santamaría o Quique Dacost, además de los castellano y leoneses Carlos de Pablo, Antonio González, Fátima Pérez, Miguel Ángel de la Cruz y el visontino Oscar García, entre otros. Precisamente, hace escasos días, celebré mi cumpleaños en el Restaurante de Oscar que se llama “Baluarte” .Degustamos el menú que había preparado basado en la ponencia expuesta en el Congreso sobre setas a baja temperatura. Todos los asistentes a la comida lo calificamos de excepcional. Al despedirme de él le dije que merecía la estrella Michelin.

En las primeras semanas de otoño, Soria se viste de fiesta. Es cuando el tesoro oculto aparece en sus bosques y la población rural se implica en recoger níscalos (’lactarius grupo deliciosus’), migueles (’boletus edulis’) y setas de cardo, principalmente. Normalmente, la buena recolección depende de que las temperaturas mínimas que se registren no sean demasiado bajas.
Ayer, junto a unos compañer@s, aprovechando el buen tiempo –ya va cambiando- fuimos a coger setas en el bosque cercano a la población de Abejar. Siento decir que entiendo mucho más de marisco que de setas. No obstante, las nombradas más arriba, con supervisión, eso sí, suelo distinguirlas. Pasamos una mañana preciosa en el bosque pinariego, aunque personalmente disfrute casi más del paisaje que de las setas. Cogimos suficientes como para hacer una comida con ellas en la jornada de hoy y reservar, en el congelador, algunos boletus para degustarlos en un tiempo más avanzado.

Seguiré aprovechando los días de otoño. Se trata de una estación muy especial para mí. Creo que es la estación fotográfica por antonomasia.

viernes, 22 de octubre de 2010

ESCRIBE SOBRE AMOR


En el 2004, en una actuación en directo, descubrí a los escoceses Belle and Sebastian. Con anterioridad había escuchado alguno de sus temas pero no me habían cautivado tanto como en su concierto. Fue el mismo año que Morrissey nos dejó plantados sin saberse muy bien las razones. Oficialmente, no se encontraba bien o había perdido el avión desde Roma, su lugar de residencia entonces. Extraoficialmente, debido a que Lou Reed era cabeza de cartel de ese sábado en el FIB, el lugar que él pensaba ocupar. Nunca se supo la realidad pero el caso es que nos quedamos sin ver a Morrissey. Por suerte, años más tarde pude verlo actuar en directo. Un concierto mágico, claro.
Si Morrissey quería ocupar todo el protagonismo de la jornada, Belle and Sebastian, que formaban parte de los artistas del escenario principal, convencieron a la organización para actuar en un escenario menos importante. Al final, por petición propia, como he apuntado, actuaron en otro escenario más pequeño, destinado a los grupos emergentes. Sin embargo, el público les demostró, abarrotando el escenario y varios cientos de metros colindantes, que eran grandes. A pesar de su modestia, fueron proclamados los artistas protagonistas de aquella edición del FIB.
Hace pocas jornadas B&S han sacado nuevo disco. Se trata de “Write About Love " . Acompaño uno de sus temas.

jueves, 21 de octubre de 2010

Fotografía: Luis López

"La libertad es algo maravilloso, pero no cuando hay que pagar por ella el precio de la soledad". Bertrand Russell.

martes, 19 de octubre de 2010

EL IDIOMA CASTELLANO


No soy excesivamente purista pero estoy orgulloso de mi idioma y por ello intento defenderlo. De un tiempo a esta parte vengo observando excesiva utilización de anglicismos en publicaciones, escritos, televisión e incluso en locales de hostelería. Sin ir más lejos, una de mis articulistas favoritas, Elvira Lindo, en su última columna de El País de los domingos “Don de gentes” usa infinidad de palabras inglesas.
Y, aunque desde mi perspectiva opino que esas palabras distorsionan nuestro idioma, me he quedado más tranquilo al leer en el periódico argentino “Clarín” que el presidente de la Academia Argentina de Letras, Pedro Luis Barcia, dice que la omnipresencia del inglés en la lengua española no es más que un mito muy difundido: frente a los 90 mil vocablos del idioma de Cervantes sólo hay 130 anglicismos de uso permanente (un hombre culto maneja entre 3.000 y 3.500 palabras frente a 100 anglicismos, y un universitario de 25 años, entre 1.200 y 1.500 frente a 70). “Y eso, en la totalidad de la lengua, no es nada", sostiene.

En una de las últimas reuniones de los 22 delegados de las academias de la lengua española del mundo se fijaron los criterios a aplicar frente al uso de anglicismos. El Observatorio de Neologismos de la Real Academia Española fue el encargado de informarles a qué realidad se enfrentaban. Tiene un sistema electrónico —que llaman búho, porque trabaja de noche— que detecta la presencia de voces extranjeras, cuántas y cuáles, en el uso cotidiano del español.
El búho "lee" diarios y libros (me extrañó que no contemplen en ese sistema el seguimiento de medios tan arraigados en nuestra sociedad como la radio, la televisión o Internet). El informe técnico fue contundente: según el seguimiento, la base de anglicismos que se manejan no supera los 130.
El mito, según Barcia, se basa en que el inglés "tiene una frecuencia de uso tan intensa que da la impresión de que estamos frente a una verdadera invasión. Sí la hay en campos como la ciencia e Internet, donde el inglés funciona como lengua internacional. En Internet, por ejemplo, su presencia es del 75 por ciento, contra el 1,5 por ciento del español o del francés y el 0,7 del árabe".
Del mapa hispanoamericano —a excepción de Puerto Rico y México, por razones geográficas, históricas y políticas de peso—, España y la Argentina son los países con mayor presencia de anglicismos en la lengua.


Entre los anglicismos de uso más frecuente en el idioma español, están:
By-pass, block, broker, mailing, shopping, chat, password, copyright, rating, ombudsman, diskette, long-play, Cd, smog, sparring, stablishment, gay management, fast food, garage, hit, link, office, living, lifting, baby-sitter, hot dog, showman, single, snack bar, stand, stop, suite, surf, thriller, topless, tour, videoclip, vip, web, e-mail, zapping, abstract, lock-out.

Considero que tenemos que hacer un pequeño esfuerzo para que prevalezcan, en nuestra escritura o en las conversaciones cotidianas, términos en castellano sobre los ingleses. Es más fácil de lo que parece. Algunos vocablos, como los usados en Internet no tienen traducción, pero hay muchas que por pereza o por moda nos son más útiles de manejar en el idioma de Shakespeare. Sin embargo, insisto, ese pequeño gesto hará mucho bien a un idioma tan rico como es el nuestro. Siempre que se pueda, utilicemos palabras en castellano.

domingo, 17 de octubre de 2010

ANIMALES DESAFIANTES


Mis abuelos, fallecidos hace muchos años, vivieron de lleno la guerra civil española. Lo pasaron muy mal, como casi todos sus coetáneos. Eran tiempos de mucha penuria en todos los sentidos. Además, el hermano de mi abuela era un conocido oficial de la CNT. Del bando perdedor, por tanto. Pasó los primeros años de la posguerra en la cárcel de Santander, situada en la calle Alta. Mis abuelos residían a cinco o seis kilómetros de la cárcel y aunque tenían que alimentar a cuatro hijos, todos los días mi abuela preparaba un pequeño macuto con comida y se hacía los diez o doce kilómetros entre ida y vuelta. Andando, claro. En alguna sobremesa, aprovechando que no había comenzado la novela de la radio que ella seguía habitualmente, le oí comentar historias sobre las consecuencias de la guerra.Experiencias vitales. Por lo visto, en el vestíbulo de la cárcel, mientras esperaban los familiares de los presos para entregar los víveres, les acompañaba un perro pastor alemán. Siempre llevaba en la boca una bolsa con comida para uno de los presos, compañero de sus familiares encarcelados. Un día, mi abuela decidió seguir al perro. Se dirigió a la estación del ferrocarril, situada a poco más de dos kilómetros de la cárcel, en sentido contrario a la carretera que conducía a su casa. Una vez allí, el perro se metió en un tren cuyo destino era Torrelavega. Mi abuela, impresionada por el descubrimiento, indagó algo más sobre el can. Por el revisor del tren supo que tomaba todas las mañanas el tren en Torrelavega y mediado el día regresaba desde Santander, una vez cumplida su misión. Ni que decir tiene que todos los usuarios y trabajadores le tenían un aprecio especial. Imagínense, en aquella época, lo que pudo suponer para los familiares de aquel preso no tener que desplazarse desde Torrelavega a Santander todos los días del año para proporcionar algo de alimento a su ser querido. Además, sin costo alguno, ya que el perro viajaba gratis.

Otra de las historias reales que contaba mi abuela trataba sobre una gata de su propiedad. Quedó preñada y mis abuelos no querían más gatos. Bastantes problemas acarreaba alimentar, vestir y educar a sus hijos en tiempos tan delicados. Decidieron que mi abuelo se desplazara, en su bicicleta, con la gata a Renedo, un pueblo situado a unos veinte kilómetros, y allí la abandonara. Un día soleado cumplió el cometido. Al cabo de ocho días, la gata se presentó en la casa familiar acompañada de siete preciosos gatitos recién nacidos. Al parecer, la gata fue transportando uno a uno a todos sus retoños, recorriendo distancias cortas y agrupándolos. Así recorrió los veinte kilómetros largos que separaban Renedo de la casa de mis abuelos. Por supuesto se quedaron con toda la prole. La gata, que llegó descompuesta, había demostrado que los animales pueden tener los suficientes arrestos como para desafiar las voluntades de los humanos.

Espero que estas dos historias vividas y contadas por mi abuela Carmen nos hagan recapacitar sobre las acciones tan ejemplares de los animales. No cabe duda que siempre tenemos algo que aprender de esos cuadrúpedos maravillosos.

viernes, 8 de octubre de 2010

NO HAY QUE TOMARSE A SÍ MISMO DEMASIADO EN SERIO.

Peñíscola. Foto: Luis López.

Desde hace casi dos años vengo colaborando en la publicación de Peñíscola Mandarina News. Todos sus números puden visitarse en la web:

http://www.mandarinaclub.net/noticias.shtml

Adelanto en primicia para mis lectores de "Escritos..." el próximo artículo. Espero que os guste.



NO HAY QUE TOMARSE A SÍ MISMO DEMASIADO EN SERIO.

Hace unos días, desde Mandarina, me recordaban que los escritos de los colaboradores en Mandarina News había que enviarlos cuanto antes para que el número de noviembre- diciembre viera la luz en la fecha convenida. Agradecí la voz cálida y amiga procedente del Mediterráneo. El día anterior había hablado también con dos amigos de Peñíscola. Me encontraba en Soria, tierra de poetas y, repentinamente, el frío había hecho presencia en la ciudad numantina. Ambos amigos me daban envidia sana (¿hay envidias sanas?) en referencia al tiempo. Uno de ellos estaba en mangas de camisa jugando al golf en San Jordi y el otro bañándose en la playa norte peñíscolana. Pero volviendo a la llamada telefónica desde Mandarina. Me alegró. Sin embargo, no tenía a las musas, esas diosas inspiradoras, a mi lado. Rememoré, en ese momento, uno de los fragmentos de un verso de Machado en su destierro de Colliure: “El triste mar arrulla una ilusión amarga con sus olas grises” Para todo hay que estar inspirado y yo no lo estaba en absoluto. Recordé aquel número de El Jueves, correspondiente a un 28 de diciembre, en el que se veía en la portada un tren que entraba en un túnel. El resto de las páginas estaban en negro, no contenían nada. De alguna manera, así me encontraba yo sin tratarse del día de los inocentes.

Podía escribir sobre temas recurrentes en torno a un viaje y deseando la inspiración de las musas griegas más famosas: Calíope, Clío, Erato, Euterpe, Melpómene, Polimnia, Terpsícore, Talía y Urania. Estudié todos los atardeceres vividos en las islas del Egeo, Mikonos y Santorini; también las puestas de sol en la desembocadura del río Pas, en mi tierra Cántabra. Sin embargo, nada me parecía adecuado para esa ardua tarea de escribir una columna para MN. ¿Qué pensará de mí la nueva directora de la publicación? Es posible que si se pone en su sitio me mande a freír alcachofas benicarlandas. No obstante, confío que me dé una oportunidad más, prometo intentar hacerlo mejor. Mientras estoy en esa encrucijada, haré honor al gran Harpo Marx, que decía lo siguiente, con toda la razón de su parte: "Mientras no haya una tragedia, no hay que tomarse a sí mismo demasiado en serio".

miércoles, 6 de octubre de 2010

MÚSICA POR TRES


Escucho un programa en las mañanas de Radio 3 en el que los músicos invitados pinchan los discos que escuchaban en sus inicios, sus descubrimientos musicales, la banda sonora de sus vidas. Desde Thalberg hasta Cream, Supertramp o The Beatles. Todos temas muy conocidos. Es un programa variado y agradable. Se titula “Música por tres”. Hablan del primer disco que compraron y de otras anécdotas divertidas sobre aromas, amores, amistades y su relación con cada tema musical. Rápidamente me retrotrae a mis tiempos iniciáticos en lo que a música se refiere. Tenía trece años y descubrí a Creedence Crearwater Revival. “Cosmo´s Factory” sonó cientos de veces en mi cassete portátil. Me lo sabía de memoria en ese inglés macarrónico que intentábamos articular a principios de los setenta. En esa época escuchaba un programa de radio en Santander, de doce a dos de la madrugada, cuyo nombre no recuerdo. Los presentadores, unos cachondos, eran dos, aunque sólo memorizo el nombre de uno de ellos, Charli. Normalmente me quedaba dormido escuchándolo debido a que al día siguiente me levantaba a las siete y media para ir al instituto. Emitían la música que me gustaba y que estaba en sintonía con la que escuchaba en la Discoteca Caracol de la calle Guevara. Regino era, lo que se denomina ahora, el DJ residente. Era habitual escuchar a Iron Buterfly, Santana, Led Zeppelin, Eric Clapton, Lou Reed, John Mayall y los grupos españoles de la época: Triana, Bloque e Ibio (cántabros), Lole y Manuel, Dharma,…Por entonces tenía un par de amigos que compraban, y a veces robaban en “Pérez del Molino” (yo no pude siquiera intentarlo), lo último de los mejores grupos internacionales y solían dejármelos por periodos temporales relativamente cortos. Escuchaba de todo pero pronto el rock sinfónico de King Crimson, Tangerine Dream,Yes, Deep Purple, Allman Brothers, Camel, Pink Floyd… se convirtió en mi favorito.

Con el paso del tiempo, por suerte, fui recorriendo todo el espectro musical y sus intérpretes. Tanto el jazz como la música clásica han aportado grandes beneficios a mi cultura musical, aunque en la actualidad el pop británico es lo que más escucho. Mis grupos favoritos se encuentran recogidos en varias páginas de mi blog.

viernes, 1 de octubre de 2010

SANTANDER 2016


NO PUDO SER.

Seis ciudades españolas pasan la criba para ser capital cultural en 2016: Córdoba, Burgos, Segovia, San Sebastián, Las Palmas y Zaragoza. Santander, con un gran aporte económico del Banco de Santander, no pudo convencer al jurado con su candidatura.

Felicidades a todas las finalistas; especialmente a Burgos y a Segovia, ciudades de Castilla y León, tierra que tanto quiero y admiro.


Acompaño un texto de Maxi de la Peña que me parece crítico y acertado.

Santander 2016, vendedores de humo

Lo siento, pero la candidatura de Santander no tenía consistencia. Sólo la gente se estaba agarrando al factor Botín. Eso no es serio.Los políticos y los popes paniaguados de la cultura local han vendido HUMO. La candidatura de Santander no tenía ningún nivel, ni proyecto sólido para ser candidata para la Capitalidad Europea de la Cultura. Si se dependía de las influencias del presidente del Banco Santander, como bien dice mi amigo Rafa Fombellida, 'el Ferrari se gripó'. Ahora a retirar las banderitas de los países de la UE y a quitar la carpa de la Plaza Porticada. Con un Museo de Bellas Artes obsoleto, un Marítimo que palidece ante el Acuarium de San Sebastián o Coruña, las piezas del de Prehistoria en cajas y el siguiente paso es la chapuza pasajera del Mercado del Este, un FIS en decadencia que no tiene el tirón popular de un festival de jazz, con programaciones conservadoras. Sin nada potente que ofrecer en cine, con una UIMP que tiene réplicas por toda España en verano, un Artesantander para amiguetes, y con los gurús de siempre de la cultura ¿qué queremos? La ciudadanía es autocomplaciente, pero el mundillo cultural se cree una élite y la gente de la calle no sintoniza. Con una ciudad sin espíritu 'olímpico', sin un casco histórico como el de Córdoba, con políticas de baldosa y lifting ¿a qué jugábamos, a las canicas?.Burgos, Córdoba, San Sebastián, Las Palmas, Segovia y Zaragoza, con la excepción de la primera (yo hubiera seleccionado a Cáceres) son justas finalistas. Estuve hace un año en Segovia, y mi familia y yo los comentamos: Segovia nos pasa por encima. La cultura estaba en la calle, porque siempre lo ha estado en esta pequeña ciudad de ensueño.Y sin banderitas. La metáfora de la candidatura santanderina ha sido la carpa que protege los yacimientos de la muralla medieval. Ha presidido su cochambrosa presencia en la Plaza Porticada durante toda la campaña.A esto yo le llamo incapacidad. A quién corresponda.
PD: Mis respetos a los voluntarios que se han dejado la piel, pero os han engañado las lumbreras de arriba con su rancio provincianismo.

MAXI DE LA PEÑA



“Haga frío o calor, San Saturio el día dos”

Ya estamos a uno de octubre. Mañana es San Saturio, patrón de la ciudad de Soria. “Haga frío o calor, San Saturio el día dos”. El caso es que la temperatura es agradable para la fecha en la que nos encontramos. Ayer por la tarde, al salir de trabajar, estuve en Pedrajas, a escasos diez kilómetros de la capital, en pantalón corto y camiseta, aunque, eso sí, a las ocho tuve que abrigarme. La temperatura, al irse el sol, bajó considerablemente. Los días permanecen soleados y despejados y las noches son frescas, la temperatura puede bajar, en la madrugada, hasta situarse el mercurio en cinco o seis grados.
Tengo la costumbre de anotar en una agenda, desde el año 2003, las peculiaridades de cada día de mi vida. Durante la mañana de hoy he querido comprobar lo que había hecho y dónde me hallaba otros días “uno de octubre” de esos años, desde el 2003 hasta el año pasado. Curiosamente, en ninguno de ellos me encontraba en Soria, o mejor dicho, no me encontraba en Soria o viajaba hacía aquí o desde aquí. Cerca del cincuenta por ciento de los días del año los paso fuera. No es de extrañar, por tanto. Tan sólo uno de esos días “uno”, en concreto en el 04, trabajé, aunque al salir del trabajo viaje a Zamora. Tres años (03, 05 y el año pasado) me encontraba de vacaciones en lugares más calurosos. El 2008, tal día como hoy, estaba en Tarragona en la inauguración de una exposición colectiva en la que participé. En el 2006, estaba visitando otra exposición, esta vez en mi tierra, Santander. Estuve en el Faro de Cabo Mayor deleitándome con la muestra de Eduardo Sanz. En el 2007, el día 2 de octubre era mi último día de vacaciones y regresaba de Peñíscola a Soria.
Algún compañero de trabajo que sigue con regularidad mi blog me echa en cara que escribo poco sobre Soria. Los datos que acabo de señalar son norma habitual en mi vida. Siempre estoy de acá para allá y suelo escribir sobre lo cotidiano, independientemente de donde me encuentre. Sin embargo, cuando estoy fuera es señal de que no trabajo y por tanto tengo más tiempo para hacer otras cosas. Unas veces me da por escribir y otras no me llega la inspiración o estoy ocupado con otro tipo de ocio.
Afortunadamente, éste próximo fin de semana lo pasaré en Soria, el sábado tengo una comida con amigos y el domingo debutaré como jugador aficionado de golf en el Torneo San Saturio. Qué la suerte me acompañe. Buen fin de semana a tod@s.