lunes, 29 de octubre de 2012

HISTORIA DE DOS FOTOS






Regresaba de pasar una mañana divertida en El Maderal. Como había hecho el viaje de ida por la autovía que une Zamora con Salamanca, decidí regresar por la carretera comarcal. Iba abstraído por el paisaje cuando paré al ver un rebaño de ovejas, quería fotografiarlo para emular a mi buen amigo Ramón Miguel que tiene colección de fotos en la  web Fotocommunity sobre el tema. Cuando estaba analizando ángulos de enfoque, con mi ojo derecho comprobé que el pastor, acompañado por dos de esos perros  que siempre parecen cansados y tienen aspecto bonachón, venía hacía mi a gran velocidad. Por si  se complicaban las cosas me apresuré a hacer un par de fotos. Tras el saludo, evidencié que venía en son de paz. Me explicó que llevaban unos días por la Tierra del Vino pero que tanto las ovejas como los dos acompañantes, al otro compañero lo divisaba al otro lado del extenso rebaño, eran de la comarca, también zamorana, de Sayago. Las ovejas estaban famélicas debido a la falta de pasto por la carencia de lluvia durante el verano, y observaba que no levantaban la cabeza de su flamante alimento terrenal. Me explicó que continuarían por allí un mes más y que deseaba regresar a su pueblo, Bermillo, ya que era muy dura la vida de pastor. 
Tras despedirme, el hombre tenía ganas de charlar pero yo tenía bastante prisa, analicé a las personas que conozco del medio rural zamorano, comprobando que son gentes nobles, amistosas, sencillas, generalmente cultas y orgullosos de formar parte de esa tierra que me tiene enamorado. Suelen vivir de lo que cultivan, del vino, de la ganadería y, además, viven bien, están comunicados excelentemente con ciudades como Salamanca y Zamora, y tienen la suerte, en este mundo que va tan aprisa, de formar parte, sin quererlo ni saberlo, de ese movimiento Slow que tanto fascina a los que habitan las grandes urbes. Despacio viven más y mejor, todo un lujo que no se debe perder, máxime en los tiempos que corren.

jueves, 25 de octubre de 2012

LOS ENAMORAMIENTOS. Premio Nacional de Narrativa 2012


Foto: Santi Burgos

Comunicado de Javier Marías sobre el Premio Nacional de Narrativa 2012
Ante la noticia de que mi novela Los enamoramientos ha sido distinguida con el Premio Nacional de Narrativa de este año, quisiera agradecer profundamente, antes de nada, la gentileza y la generosidad de los miembros del jurado por haberla tenido en tanta consideración.

Al ser este un galardón institucional, oficial y estatal, otorgado por el Ministerio de Cultura, no me es posible, sin embargo, aceptarlo. Lamentaría que esta postura mía se viera como un desdén hacia nadie. No lo es. Se trata solamente de una cuestión de consecuencia. Es decir, de mi deseo de ser consecuente.
Desde hace muchos años no he aceptado ninguna invitación de los Institutos Cervantes, ni del Ministerio de Cultura, ni siquiera de las Universidades públicas o de Televisión Española. Durante todo ese tiempo he esquivado a las instituciones del Estado, independientemente de qué partido gobernara, y he rechazado toda remuneración que procediera del erario público.
También he dicho, en no pocas ocasiones, de palabra o por escrito, que, en el caso de que se me concediera, no podría aceptar premio oficial alguno. No se había dado el caso hasta ahora (con las excepciones del Premio Nacional de Traducción en 1979, en época del Presidente Adolfo Suárez, nada menos, y del Premio de la Comunidad de Madrid, en 1998). Y, ahora que sí se da el caso (e insisto en mi agradecimiento), sería aprovechado e inconsecuente por mi parte desdecirme de lo manifestado y aceptarlo.
Confío en que no se tome mi postura como un feo o un agravio, o como un desagradecimiento. Todo escritor agradece el aprecio por su obra, y así lo hago yo también ahora. Y en verdad lamento no poder aceptar lo que en otras épocas habría sido tan sólo motivo de alegría.
Muchas gracias por su atención,

miércoles, 24 de octubre de 2012

PERSONAS, siempre, ESPECIALES




Valentina. Modelo de la marca española Dolores Cortés Kids.


Mi religión no permite hacer concesiones pero hoy me la he saltado a la torera. En una ocasión comenté a un conocido sirio, musulmán, que había una cosa que me gustaba de su religión y es poder tener varias mujeres (siempre en el sentido erótico-festivo del asunto, no traten de machista el comentario)  y otra que no me gustaba, no poder beber alcohol. Él, me contestó sagazmente: -para pecar no importa qué religión profeses.  He pecado por una razón innegable, acompañar a un colega de trabajo en el inicio de su viaje más largo: la muerte. Tendré, por tanto, que confesarme por haber ido a misa y soportar uno de esos soporíferos, intrascendentes y despersonalizados sermones en relación a la vida y la muerte, declamado por un “pastor de la iglesia”. Y lo he soportado estoicamente porque he querido acompañar a sus alumnos, que también son los míos,  a esa despedida precipitada que siempre nos sorprende sigilosamente, que nos produce un vacío momentáneo y nos hace mirar al pasado en el tiempo compartido con el recién ausente.
Llevo más de tres décadas junto a ellos y siempre me sorprenden. Me siguen sorprendiendo a pesar de creer que los conozco bien. Hoy han acompañado a su maestro de taller en su funeral. No podían ir todos y los que se han quedado en el Centro estaban desconsolados. Les explicamos que no podían ir todos a la iglesia y que otra vez serían ellos los que irían. Todos aceptaban de buen grado que fuesen otros. Una vez allí, los veinte o veinticinco que han podido acudir al sepelio lo han vivido emotivamente, de esa manera  que solo ellos viven las cosas importantes. Una chica, bastante unida  a él, ha depositado una rosa encima de su féretro. Otro chico, aprovechando que acababa de comulgar, ha roto todos los protocolos y ha saludado, uno por uno, a todos los miembros de la familia con la consiguiente reprimenda de su acompañante al ocupar de nuevo su lugar en el banco.
Yo iba acompañando a cuatro chicas que, aunque no tenían una relación directa con el fallecido, al acabar el funeral han comenzado a llorar de manera angustiada. Cuando hemos salido a la calle he tratado de consolarlas pero no he podido conseguirlo hasta llegar a las puertas del Centro. Lloraban de esa manera que lloran los amigos íntimos, los familiares, las personas que pierden algo importante. He de decir que me contagiaron, aunque me apartaba para que no me vieran llorar a mi también y sus sollozos se amplificaran. Durante el resto del camino fui pensando en lo grandes, lo agradecidos, lo naturales, lo gratificantes que son y en la suerte que tengo por estar a su lado viviendo momentos que quedan grabados para siempre.
Llevo mucho tiempo a su lado y me siguen sorprendiendo, como sorprenden las personas importantes, de gran talla humana y emocional. He de decir, por último, que siento gran admiración por esos seres sensibles –invisibles casi siempre-, humildes y apasionados de vivir la vida de la manera en que la viven y etiquetamos irresponsablemente. ¡Cuánto tenemos que aprender de ellos! Personalmente, tengo la suerte de seguir aprendiendo a su lado, que sea por muchos años.

domingo, 21 de octubre de 2012

BETH ORTON






Beth Orton, risueña y tímida cantautora británica completamente ajena a los movimientos sísmicos de la industria musical, acaba de publicar "SUGARING SEASON", trabajo con el que rompe seis años de silencio para ahondar en el jazz y el folk. Ella escribe sobre lo cotidiano, de cómo afecta cuanto la rodea en su día a día creativo. “Las canciones son como las fotografías que uno toma cuando sale de viaje”."Cuando quiero pasar un buen rato con mi hija le propongo que escribamos juntas una canción"

sábado, 20 de octubre de 2012

PEQUEÑO INCIDENTE EN TAILANDIA


ISLAS PHI PHI


No soy partidario de dar propinas a los indigentes pero ayer lo hice al contemplar a una mujer, creo que rumana o húngara, que permanecía apoyada en un coche a la salida de Lidl en Soria. Llovía a chaparrón y ella aguantaba estoicamente con su paraguas abierto y una cajita metálica para recaudar monedas que había situado en el muro de salida. La conozco de otras veces, siempre está allí esperando la solidaridad de los clientes del supermercado con una amplia sonrisa que se agradece en los tiempos que corren.
El caso es que compraba lo que siempre compro cuando voy a Lidl, es decir, chocolate; almendras: yogures; papel higiénico; cerveza alemana; vino blanco “Verdejo”: sidra normanda... y me vino a la memoria una anécdota que me ocurrió hace algunos años. Una cliente me recordó a alguien que conocí entonces. Viajaba con destino a Bangkok y coincidí en el avión con dos conocidos sorianos que vivían en Logroño. Aproveché el momento “sin cinturón” para saludarlos e  ir al servicio. Al comprobar que estaba ocupado, decidí sentarme en el último asiento del avión, al lado del pasillo, para esperar a que se desocupase tan minúsculo habitáculo. Al sentarme, algo crujió bajo mis posaderas, me levanté y comprobé que se trataba de lo que quedaba de unas pequeñas gafas. Al tiempo que palidecía notablemente, una chica, que precisamente hablaba con mis conocidos sorianos, se acercó para certificar el siniestro, echándome una mirada repudiable. No sé qué le dije después de excusarme por el desaguisado. Era una especie de Jerry Lewis con cara de pasmado y con un discurso diacrónico. Estuvimos más de media hora intentando buscar una solución y decidimos que comprase unas nuevas gafas en Bangkok y yo se las pagaría ¡claro! Cuando salí del servicio, la chica de las gafas estaba hablando con mi amiga de Candilichera y, al pasar, ambas me miraron de manera detestable. Cuando conté lo sucedido a mi acompañante, también corta de vista, me puso a caer de un burro ¿A quién se le ocurre sentarse en otro asiento? ¿Serás irresponsable? Te va a costar un ojo de la cara pagar unas gafas nuevas en Tailandia... El viaje, que previsiblemente (con perdón) iba a ser de placer, se convirtió en un auténtico suplicio. A medida que iban pasando los días e íbamos encontrándonos por lo largo y ancho de Tailandia, la pareja de “las gafas rotas” se iba haciendo más amiga de la pareja de Candilichera y, cuando me acercaba para preguntar sobre las gafas, las dos chicas me miraban como al bicho más raro de Asia. Y, aunque no nos vimos en Bangkok, coindimos en Phuket, en Chiang Mai, en el triángulo de oro, en Koh Phi Phi, y yo siempre, tragando saliva, le preguntaba por las gafas, respondiéndome que las compraría al llegar a España.
Cuando llegamos a Madrid, recogiendo las maletas, la chica de las gafas se acercó a mi y me dijo: he pensado que la rotura de las gafas fu un accidente, no te preocupes no tendrás que pagarme nada, yo me haré cargo de todo. Mi cara se iluminó y le planté dos sonoros besos en sus carrillos mientras ella sonreía. Me despedí de los cuatro, requiriendo a las sorianos vernos cuando estuviéramos en nuestra ciudad. No volví a verlos pero el incidente de las gafas rotas sigue persiguiéndome como pueden comprobar. 

martes, 16 de octubre de 2012

PULP




Pulp fue formado por Jarvis Cocker con amigos del colegio a finales de los años 70, cuando tan solo tenía 14 años. En un principio el grupo se llamó Arabicus Pulp. Comenzaron con discos un tanto experimentales que no tuvieron mucha repercusión pero desde jóvenes iban cogiendo tablas en numerosos conciertos que daban por Inglaterra.
A partir de 1992, Pulp cambió de discográfica, firmando con el sello Island Records. Dejando atrás cuatro discos que reflejaban su progreso, crearon en 1994 His 'n' Hers, un disco con mayor acogida internacional y que reflejó cómo un grupo musical entre amigos de Yorkshire aprendió lo suficiente para componer un disco tan elogiado por la crítica como éste.
Sin duda la cumbre de la popularidad de Pulp llegó con la edición en 1995 de "Different Class", para muchos, el mejor disco de Pulp. Habían llegado al dominio perfecto del ritmo en cada una de las canciones. Los singles más conocidos de este álbum son: "Common People". "Disco 2000", "Something Changed", entre otros.
El grupo de Jarvis Cocker ganó premios Brits a lo largo de esta buena etapa. Muchos sólo conocerán a este cantante por ser el "intruso" que apareció enseñándole el trasero a Michael Jackson en mitad de su actuación, también en los premios Brits.
En 1998 publicaron "This Is Hardcore", para muchos el disco más "oscuro" de Pulp. Sus ventas no igualaron al "Different Class", pero fue bien ponderado por la crítica. Canciones que destacan de este disco son: "Help the Aged" y "This Is Hardcore".
El último disco de Pulp, "We Love Life", fue editado en 2001. A causa de las bajas ventas de este disco su discográfica les rescindió el contrato tras la publicación en el 2002 de un grandes éxitos en formato CD y DVD. Desde entonces Jarvis Cocker ha aprovechado para experimentar con un grupo de música electrónica llamado "Relaxed Muscle" y ha participado recientemente, a petición de los actores, en la película de "Harry Potter" Harry Potter And The Goblet Of Fire, componiendo e interpretando tres canciones de la Banda Sonora e incluso apareciendo en alguna breve escena de la película.
En octubre de 2009Jarvis Cocker concedió una entrevista a NME de la que se dedujo que Pulp podría reunirse para formar parte del line-up en el Festival Glastonbury de 2010.[1] No obstante, Jarvis Cocker negó categóricamente que existieran planes, argumentando una interpretación incorrecta de sus declaraciones.[2]
Actualmente, el grupo Pulp se va a reunir por primera vez en 14 años en el Primavera Sound, Barcelona, el lugar que les vio acabar. Se reuniran además al completo, como eran originalmente. A partir de entonces daran una serie de conciertos hasta 2012.

[editar]FUENTE: Wikipedia.

lunes, 15 de octubre de 2012

LLUVIA Y MAR ALBOROTADO


Leí  en el Diario Montañés,  durante el desayuno, que había alerta roja en el Cantábrico, así que me dirigí a la playa de Soto de la Marina para contemplarlo. En el camino, desde donde dejé el coche aparcado hasta “la Canal”, comenzó a llover e iba sin paraguas ni ropa adecuada. Anduve rápido hasta el bar con amplias cristaleras que se encuentra  presidiendo la playa. Pedí unas rabas y unos caracolillos y permanecí mucho tiempo disfrutando del panorama que ofrecían las olas al romper contra el acantilado y contra la isla de la Virgen del Mar. Lo que contemplaba parecía un gran recipiente de agua que hervía vigorosamente. Un imponente mercante se acercaba  más de la cuenta a tierra, sin duda para atracar en el puerto imperiosamente. Una amplia cortina de lluvia recorría, de oeste a este, la playa mientras un grupo de hombres, de los asiduos durante todo el año, se bañaban donde apenas cubría, alejándose del batir de las amplias olas. De repente, la cortina de lluvia se convirtió en un aguacero intenso que interceptaba la vista de la playa y del mar. Estuve calculando cuanto tiempo hacía que no veía llover así y, más o menos,  presumí que se aproximaría a medio año. También hacía mucho tiempo que no veía mi mar así de revuelto. A pesar que las rabas no estaban “muy allá” y que los bígaros estaban mezclados, recién cocidos con otros anteriores, disfrutaba como un niño de una visión que me devolvía muchas ocasiones anteriores de mi infancia y juventud. Cumplía años en el lugar en el que nací y me produjo una satisfacción indescriptible.  Me parecía increíble que llevara casi treinta y cinco años desterrado en tierras que nada tienen que ver con esa realidad que avistaba y que permanecía de manera solida en mis sueños y recuerdos. Seguía lloviendo intensamente y había tiempo todavía hasta la hora de comer en casa de mi hermana, así que decidí pedir otra cerveza y disfrutar de esa maravilla de la naturaleza que tardaría en volver a contemplar.

miércoles, 10 de octubre de 2012

OSOS DE CABÁRCENO


Los relatos de aventuras y desventuras también tienen a los animales como protagonistas. Los ejemplos de superación no sólo los da el ser humano. En Cantabria viven, en semilibertad, individuos entrañables que nos emocionan y enseñan.


Después de dos años y medio de soledad, el oso que fue víctima del contrabando convive con la osezna de Cabárceno que estuvo herida
Máxima expectación. Acaban de abrirse las puertas de la doble valla electrificada que separa las dos parcelas. En la de la izquierda está ‘Aragón’, el osezno rescatado de manos de contrabandistas que ha vivido en soledad en Cabárceno durante dos años y medio. En el cercado de la derecha está ‘Nuri’, la osita que fue capturada hace cinco meses, recién destetada de su madre, para curarle una herida que le ocasionaba una ostensible cojera. Ya no hay barreras físicas entre ambos plantígrados. ¿Cómo reaccionarán?
De Momento, ‘Aragón’ no se entera. Está en el otro extremo de su recinto, entretenido con la comida que le da uno de los cuidadores y pendiente de un oso que ha venido a fisgar y se ha sentado al otro lado de la verja. ‘Nuri’ no está familiarizada con las puertas y no se plantea atravesarlas. Permanece en su terreno. Por fin ‘Aragón’ descubre que la valla está de nuevo abierta, como cuando disfrutaba en solitario de ambas parcelas. Allá va, raudo, hacia el otro lado.
No mira a ‘Nuri’. Va derecho a la caseta de la osezna e inspecciona el habitáculo, parecido al suyo, con sumo interés. Es ella la que se aproxima por detrás, cauta. Él sigue con su investigación y se dirige al bebedero de su vecina. Por fin, saciada su curiosidad, se percata de que tiene a la osita a su alcance. Se acercan, se huelen, se yerguen. Cruzan suaves manotazos. «No hay ninguna animosidad por parte de ‘Aragón’ y ella se lo toma como un juego», observa Santiago Borragán, jefe de los servicios veterinarios de Cabárceno.
‘Nuri’ echa a correr y ‘Aragón’ sale detrás de ella, con creciente entusiasmo. La osezna se encarama en lo alto de su caseta y ‘Aragón’ intenta el asedio, pero encuentra oposición. «Ella le está dando zarpazos y él vuelve como un tontón. Como la vida misma», ironiza Borragán. «’Nuri’ está ahora marcando su territorio y le avisa de que la casa es suya», explica el veterinario.
De pronto se olvidan ambos de la guarida y comienzan a jugar sobre la hierba. Manotean sin descanso, agarrados. Da gusto verlos tan contentos y amigables. Están agotados. Paran un momento y los dos se lanzan hacia sus respectivos bebederos. Una breve tregua y de nuevo se enzarzan. «Queremos que ‘Aragón’ aprenda que los otros osos ya no lo van a matar, pero que pueden hacerle daño si se enfadan. Hasta ahora ha tenido todo para él, pero ya veremos cuando la otra le empiece a robar la comida», advierte Borragán.
‘Nuri’ y ‘Aragón’ están molidos de tanto jugar a perseguirse y pelearse. «La actitud es totalmente de coleguillas. Quieras que no, se hacen amigos. Y lo que pretendemos es que, cuando el año que vienen los saquemos fuera, al recinto de los osos, él defienda a la pequeña y la pequeña le enseñe a él que aquél es malo, porque ella ya lo ha aprendido, durante el tiempo que estuvo con su madre entre los otros setenta plantígrados».
‘Aragón’ ha cumplido dos años y nueve meses y ‘Nuri’ tiene justo un año menos que él. Ella es mucho más pequeña de tamaño, pese a que ha duplicado el que tenía cuando la apartaron del grupo para curarla, el pasado mes de mayo. Pero está bastante más espabilada que su amigo, ya que se crió entre los demás osos y tuvo que aprender a sobrevivir.
Es emocionate ver cómo ‘Aragón’ juega con otro congénere después de dos años y medio de soledad. Fue separado de su madre y de sus hermanos cuando apenas llevaba unas semanas fuera de la osera. Durante más de un año creyó que era humano. Cuando lo trasladaron a su actual recinto y comenzó a ver osos al otro lado de la verja, sufría ataques de pánico. Con el tiempo comprendió que era uno de ellos y ahora, por fin, sabe lo que es la compañía de un semejante.

‘BIOGRAFÍA’
4 de junio de 2010. Dos guardias civiles de Zaragoza descubren a un osezno, medio asfixiado, en el maletero de un coche.
17 de junio de 2010. El osito ‘Aragón’, herido y desnutrido, es trasladado desde La Alfranca hasta el Parque de Cabárceno.
11 de marzo de 2011. ‘Aragón’, ya sano, abandona el recinto de cuarentena y estrena uno propio.
16 de mayo de 2012. El equipo veterinario captura en Cabárceno a una osezna recién destetada para curarle una herida en la mano.
23 de mayo de 2012. La osita, ‘Nuri’, es trasladada a la parcela colindante con la de ‘Aragón’.
9 de octubre de 2012. ‘Aragón’ y ‘Nuri’ conviven juntos.

Fotografia y documento de El Diario Montañés.

domingo, 7 de octubre de 2012

ARTÍCULOS PARA LA CRISIS DE ESPAÑA


Traducción de un artículo publicado el jueves en varios periódicos económicos alemanes, por su corresponsal en España.


Hoy, 6 de septiembre, se encuentran en Madrid los gobiernos de Alemania y España, acompañados de un nutrido grupo de empresarios, y donde seguro hablarán sobre las condiciones para poder otorgar más ayudas financieras a España o a su sistema bancario. En los dos lados se ha elevado el tono en los últimos meses y es con gran expectación que España espera ahora la decisión que va a tomar el Tribunal Constitucional alemán, que esa sí es crucial, el día 12, sobre la conformidad o no del rescate europeo y las obligaciones derivadas para los alemanes.

En Alemania crece la critica contra la supuesta "mentalidad de fiesta" de los españoles; en España los medios cada vez son más negativos con la supuesta dureza de la canciller Merkel. Pensamos que la situación es mucho más compleja de lo que presentan ambos gobiernos y la mayoría de los medios. España no es Grecia, pero España puede ser un paciente crónico si Alemania, junto con Europa, no contribuye a solucionar sus verdaderos problemas.

España no debería recibir más dinero sin que se cambie a fondo el sistema político y económico, hoy en manos de una oligarquía política aliada con la oligarquía económica y financiera, y sin que se aumente la participación ciudadana real en las decisiones políticas. Para no perpetuar la crisis y endeudar a los españoles durante generaciones, el Gobierno español debe reformar a fondo la administración de las comunidades autónomas y los ayuntamientos, en su mayoría en bancarrota y completamente fuera de control, sometiendo a referéndum el modelo de Estado.

Este tema es la clave del futuro de España, porque las regiones, ayuntamientos y diputaciones son los responsables de los dos tercios del gasto público -234.000 millones frente a 118.000 el Estado en 2011-, excluyendo la Seguridad Social -23.000 millones-, y este gasto se realiza en condiciones de descontrol, despilfarro y corrupción totalmente inaceptables. Las razones verdaderas de la crisis del país, en consonancia con lo dicho, nada tienen que ver con salarios demasiado altos -un 60 % de la población ocupada gana menos de 1.000 euros/mes-, pensiones demasiado altas -la pensión media es de 785 euros, el 63% de la media de la UE-15- o pocas horas de trabajo, como se ha trasmitido a veces desde Alemania. A España tampoco le falta talento, ni capacidad empresarial ni creatividad. Tiene grandes pensadores, creativos, ingenieros, médicos excelentes y gestores de primer nivel.
La razón de la enfermedad de España es un modelo de Estado inviable, fuente de todo nepotismo y de toda corrupción, impuesto por una oligarquía de partidos en connivencia con las oligarquías financiera y económica, y con el poder judicial y los organismos de control a su servicio. En España no existe separación de poderes, ni independencia del poder judicial, ni los diputados representan a los ciudadanos, solo a los partidos que los ponen en una lista. Todo esto lleva también a una economía sumergida que llega al 20% del PIB y que frena la competencia, la eficacia y el desarrollo del país. Además, detrae recursos con los que podrían financiarse educación y sanidad.

Las ayudas para España, igual que para otros posible candidatos de rescates, no deben ir a bancos ya casi en bancarrota y fuertemente politizados. En la CAM, el Gobierno ha comprometido 16.000 millones de dinero público en lugar de cerrarla; en Bankia, 23.000, y el Ejecutivo acaba de darle 5.000 millones urgentemente para cubrir pérdidas en vez de cerrarla, y además de forma tan extraña que despierta todo tipo de recelos. ¿Por qué se ha utilizado el dinero de los españoles (FROB) en vez de esperar los fondos de la UE? Es lícito suponer que la razón es la siguiente: los bancos no quieren que la UE investigue sus cuentas.

Control estricto y duras condiciones. Ya el caso de Grecia ha demostrado que las ayudas europeas tienen que estar vinculadas a un control estricto y condiciones duras. Esas condiciones no pueden solamente representar recortes sociales o subidas brutales de impuestos, como hace ahora el Gobierno de Mariano Rajoy con la excusa de Europa . Se tiene que cambiar más en España que cortar gasto social, que de todos modos es mucho más bajo que en Alemania, y hay otros gastos infinitamente más relevantes que se pueden eliminar. Además, los casos de corrupción resultan tan escandalosos, incluso en el propio Gobierno, que uno solo puede llegar a una conclusión: el dinero de Europa no puede ser manejado por  personas tan increíblemente venales.

La pasada semana el ministro de Industria Soria -imputado también por corrupción urbanística en Canarias- acusó al ministro de Hacienda en el Consejo de Ministros de favorecer descaradamente a la empresa líder de renovables, Abengoa, de la que había sido asesor, en la nueva regulación de estas energías, que reciben más de 7.000 millones de euros de subvenciones anualmente. Y Rajoy, al que entregó una carta probatoria, ni dijo ni hizo absolutamente nada.

No puede permitirse por más tiempo este nivel de corrupción, y menos aún a 17 regiones funcionando como estados independientes, con todos los organismos multiplicados por 17, desde 17 servicios meteorológicos a 17 defensores del pueblo, con 200 embajadas, 50 canales de TV regionales en pérdida, 30.000 coches oficiales o 4.000 empresas públicas que emplean a 520.000 personas, creadas específicamente para ocultar deuda y colocar a familiares y amigos sin control ni fiscalización alguna. En conjunto, unos 120.000 millones, equivalentes al 11,4% del PIB, se despilfarran anualmente en un sistema de nepotismo, corrupción y falta de transparencia.

Y con esto se tiene que acabar, entre otras cosas, porque ya no hay dinero. Los últimos datos de las cuentas públicas conocidos la pasada semana son escalofriantes. El déficit del Estado a julio ascendió al 4,62% del PIB, frente a un déficit del 3,5% comprometido con la UE para todo el año (del 6,3% incluyendo regiones y ayuntamientos). Pero lo realmente inaudito es que España está gastando el doble de lo que ingresa. 101.000 millones de gasto a julio frente a 52.000 millones de ingresos, y precisamente para poder financiar el despilfarro de regiones y ayuntamientos, que no están en absoluto comprometidos con la consolidación fiscal.

El tema del déficit público es algo que roza la ciencia ficción, y que ilustra perfectamente la credibilidad de los dos últimos gobiernos de España. En noviembre de 2011, el Gobierno dijo que el déficit público era del 6% del PIB; a finales de diciembre, el nuevo Gobierno dijo que le habían engañado y que el déficit era superior al 8%, y que se tomaba tres meses para calcularlo con toda precisión. A finales de marzo, se dijo que definitivamente era del 8,5%, y ésta fue la cifra que se envió a Bruselas. Dos semanas después, la Comunidad de Madrid dijo que sus cifras eran erróneas y el Ayuntamiento de la capital igual… el déficit era ya del 8,7%.

Sin embargo, la semana pasada el INE dijo que el PIB de 2011 estaba sobrevalorado y, con la nueva cifra, el déficit era del 9,1%; dos días después, Valencia dijo que su déficit era de 3.000 millones más; o sea, que estamos en el 9,4% y las otras 15 CCAA y 8.120 ayuntamientos aún no han corregido sus cifras de 2011. Lo único que sabemos es que están todas infravaloradas. El déficit real de 2011 puede estar por encima del 11%, y en 2012 se esta gastando el doble de lo que se ingresa. Como dice el Gobierno de Rajoy, “estamos en la senda de convergencia”. Y es verdad… de convergencia hacia Grecia.

Claramente, la joven democracia española tiene todavía muchos déficits de representatividad y de democracia que deberían interesar a la canciller Merkel y también a Europa, si queremos evitar una Grecia multiplicada por cinco y salvar el euro. Esto es lo que ha hecho posible el despilfarro masivo de las ayudas europeas, con una asignación disparatada de las mismas, a pesar de que estas ayudas han supuesto una cifra mayor que la del Plan Marshall para toda Europa.

Es frustrante que a causa de este sistema oligárquico nepotista y corrupto se destroce talento y creatividad y que ahora muchos jóvenes se vean forzados a trabajar fuera, muchos en Alemania. Esa situación nos ha llevado a una distribución de riqueza que es de las más injustas de la OECD. La antaño fuerte clase media española está siendo literalmente aniquilada.

Resumiendo: no es una falta de voluntad de trabajo, como se piensa tal vez en algunos países del norte de Europa, lo que hace que España sufra la peor crisis económica de su Historia. Es un sistema corrupto e ineficiente. La crítica del Gobierno alemán y sus condiciones para un rescate de España se deberían concentrar en la solución de esos problemas. En caso contrario, solo conseguirán que una casta política incompetente y corrupta arruine a la nación para varias generaciones.

*Stefanie Claudia Müller es corresponsal alemana en Madrid y economista;





jueves, 4 de octubre de 2012

SALAMANCA. ESTUDIANTES Y JAPONESES


En Salamanca siempre me cuesta diferenciar los colegios de los cuarteles, suelen ser construcciones similares, herméticas y hieráticas, augustas e impenetrables. Salamanca tiene la buena costumbre de cuidar su patrimonio arquitectónico construyendo con esmero los exteriores de sus edificios en piedra arenisca que se lleva utilizando desde el siglo VI. Me encanta que se respeten unos mínimos para que realmente  las ciudades tengan personalidad.
Siempre que puedo me gusta perderme por sus calles abarrotadas de turistas y  estudiantes. Sin embargo, comentaba por teléfono a una amiga precisamente desde una de las calles próximas a la Clerecía, me gusta hacer siempre lo mismo, al menos cuando no cuento con el tiempo anhelado. Aparco cerca del Palacio de Congresos y subo por una cuesta empinada hasta el Museo Provincial, luego tuerzo hacía la Catedral a la altura de la Casa de las Conchas, me paro un buen rato en la plaza Anaya a contemplar a la gente, rodeo la catedral bajando hacia  la Casa Lys, regreso a la plaza Anaya, tomo algo en Delicatessen, el bar restaurante de mi sobrino Alberto, que nunca suele estar, voy a la plaza Mayor, desde allí a la librería Cervantes, luego a la Plaza de los Cientos, bajo por  el palacio de Monterrey  y vuelvo a recoger el coche.
Me encanta ver en cualquier época del año grupos de japoneses por todos  lados; estudiantes que van y vienen cargados con libros, apuntes y ordenadores; parejas de extranjeros sentados estudiando sus mapas en cualquier lugar… y, sobre todo, entrar en uno de esos cafetines repletos de muchachos y muchachas que leen periódicos, repasan apuntes o trastean con sus ordenadores aprovechando la wi-fi gratuita.  Hay calor humano a esas horas de la mañana, una luz especial y siempre música, más o menos actual. Alrededor de la Pontificia están los cafés más auténticos y suelo ir cambiando de lugar para fisgonear todos sus rincones y, de manera disimulada, analizar a todos los personajes allí concentrados, están tan sumamente centrados en sus tareas que ni siquiera reparan en el resto de mortales situados a su lado. Ayer estuve en un barecito que se encuentra casi enfrente del Museo Provincial y se llama Don Quijote. Como es habitual lo atiende gente joven, sonriente, amable. El precio es anticrisis, tomé un café solo y un pequeño croissant caliente con jamón y queso, todo por 1,85 euros. No me extraña que estén siempre repletos.
Regresando a Zamora por la autovía, se tarda poco más de media hora en llegar, contemplé la cantidad de urbanizaciones que han ido apareciendo en las proximidades de la ciudad. Salamanca, junto a Santiago y Granada, son mis ciudades favoritas del interior peninsular.  Cuando me pierdo por ellas, como lo he hecho ahora en Salamanca, renuevo mi energía y siento  que regreso a mi tiempo de estudiante,  aunque, sin duda, el tiempo pasa sin remilgos, ¡qué le vamos a hacer!