Ir al contenido principal

SONY ZAMORA


El sábado tuve la suerte de visitar la tienda de Sony en Zamora en la calle Lope de Vega. Quiero comprarme un walkman MP3 que sea resistente al agua y después de comprobar la oferta de esos pequeños aparatos que comprimen el audio digital , me he decidido por el Sony W252 que tiene forma de auriculares y no  tiene cables.  Es ideal para hacer deporte y para disfrutar de la buena música en el  jacuzzi y la sauna. Es algo caro pero en mi caso estoy seguro que a la larga me resultará más económico que los que he tenido hasta ahora. En dos años he adquirido dos, un MP3 y un MP4, que se han deteriorado por el mal uso que he dado a los aparatos. Ciertamente, los cables siempre han sido un problema cuando corro o hago strider, con las zancadas acaban enrollándose y son un verdadero incordio. En la sauna siempre han funcionado correctamente pero, por lo visto, la humedad les ataca hasta dejar de funcionar. El caso es que el Sony W252 es mi solución. Además, se carga en tan solo 180 segundos.
Soy fiel a la tienda Sony de Zamora por un motivo muy especial. Hará unos diez años, me encontraba en una de esas playas idílicas que forman parte  del volcánico  parque natural Cabo de Gata, concretamente en la del Monsúl. Había pasado 6 días por la zona y decidí, el último día, llevar mi videocámara nueva para grabar la gran duna y los rincones de la playa. Cuando estaba en una esquina, tropecé y caí, junto a la videocámara, a la arena. Tuve una sensación horrible y la seguridad de qué mi cámara era ya inservible. A los pocos minutos del accidente recibí una llamada familiar dándome una terrible noticia. Poco más tarde emprendía viaje hacía el norte de manera apremiante.
Con el paso del tiempo consulté en la tienda Sony si existía alguna posibilidad de arreglo de mi videocámara. Una señora muy atenta me pidió que se la dejara para que la viera el técnico que era “un chico muy joven y con muy buena mano”. Efectivamente, unos días más tarde, con mucha paciencia y buen hacer, recibí la videocámara arreglada.  He vuelto alguna vez a la tienda y siempre les recuerdo la proeza que hicieron en su día al arreglarme aquella, entonces, nueva y flamante videocámara.
Pues bien, el sábado estuve allí otra vez y me atendió el joven que se encargo del arreglo, ahora diez años más “veterano” que en aquella primera ocasión. Me enseñó novedades sobre cámaras con lentes intercambiables y espejo traslúcido, la revolución de Sony, con resolución de 24,3 megapilxeles efectivos y una capacidad de respuesta ultrarrápida.  Luego hizo lo propio con unas minúsculas videocámaras creadas para la aventura, resistentes al agua -pueden descender a 60 metros-, con Wi-fi incorporado, etc.  Al despedirme, no pude menos que decir al dependiente que siempre que hablaba con él aprendía un montón. Dentro de 15 días podré disfrutar de mi W 252, así que volveré por allí  y le recordaré su profesionalidad con mi vieja (y muy querida) videocámara Sony.

 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Castilla la Vieja, León, Vascongadas, Murcia y Castilla la Nueva

La lectura de un libro me ha trasladado a la época que me tocó vivir en tiempos del dictador Franco. Todo ha surgido cuando se describía, en un capitulo de la novela, un mantel de plástico decorado con el mapa de España de entonces. ¡Qué recuerdos! La geografía de España durante esos años era algo distinta a cómo es ahora. La actual Castilla y León estaba dividida es dos regiones; por un lado, Burgos, Soria, Segovia y Ávila, acompañadas por las actuales autonomías de Cantabria y La Rioja (esta división se denominaba Castilla la Vieja), y por otro lado estaba León. Esta región la componían León, Zamora, Salamanca, Valladolid y Palencia. Castilla la Nueva estaba formada por las provincias de Toledo, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara y la actual Comunidad de Madrid. Murcia era Albacete y la provincia de Murcia. El País Vasco se denominaba Vascongadas. El resto de las comunidades autónomas tenían la misma distribución que en la actualidad. Recuerdo que contando 14 o 15 años teníamos, en mi

SEMANA FATÍDICA PARA EL CINE

Semana fatídica para el mundo del cine. Ingmar Berg man , director sueco, falleció ayer a los 89 años de edad. Autor de clásicos del cine como "El séptimo sello " o "Fanny y Alexander ", se encontraba retirado en su casa de la isla del Mar Báltico desde hace años. Bergman llegó a firmar más de 40 películas, entre ellas "Fresas salvajes " (1957), "Gritos y susurros " (1972), "Escenas de la vida conyugal " (1974) o "Sonata de otoño " (1978). Su obra más conocida es, sin duda, "El séptimo sello", de 1957, cumbre del cine protagonizada por Max Von Sidow, entre otros. Bergman abordó, con una visión casi siempre trágica, las relaciones entre hombres y mujeres, la muerte, la existencia de Dios o el sentido de la vida. Buena culpa de ello tuvo su educación religiosa y severa, elegida para él por su padre, pastor protestante. Hoy, un día después de la muerte de Bergman, nos ha dejado otro maestro del cine, Michelangelo Anton

Chlöe's Clue - Carmín y Rubor

Tras dos discos a sus espaldas repletos de historias, llantos y celebraciones aderezadas con apasionados ritmos de baile y de belleza, Raquel vuelve con un nuevo trabajo en el que se aprecia un cambio en su libro de estilo que ahora abraza sin corsés y con total admiración la música latina, donde el Tango, la Bossanova o el Bolero, se presentan con una mezcla natural y abrazada sin excesos, con una gran dosis de valentía y respeto, que acompaña y complementa su acuñado sonido. Su firma ya es una de las más personales en el panorama musical de nuestro país, por su originalidad, por la pasión de sus composiciones y por la falta de necesidad de contextualizar su música en ningún estilo que esté marcando tendencia en la música de nuestro entorno más cercano, porque su libertad compositiva y el arte que lleva dentro, no necesita anclajes, solo dosis elevadas de creatividad y de expresión visceral, desde su más pura esencia. Por ello su tercer disco viene con algunos cambios respecto a traba