Ir al contenido principal

SUEÑO CON NUEVA YORK



Greenwich Village

Me he despertado debido a una luz fluorescente insoportable que estaba sobre mi cara. No era otra cosa que un sueño que he recordado parcialmente en ese instante. Estaba en una habitación durmiendo y esa luz se encendió a las cinco de la madrugada cuando un vecino de pieza utilizaba el baño. Se encendía cuando accionaba la del baño. A esas horas, en Nueva York, había un movimiento endemoniado de personas y vehículos que se preparaban para ir al trabajo o ya se dirigían a él. Preparé la traducción al inglés para decir al casero que tendría que solucionar el tema de la luz. 

El día anterior fue el primero que pisaba, en sueños, la ciudad de los rascacielos. Iba solo, había aprovechado un viaje barato y que la pandemia remitía en el mundo. Tenía ganas de viajar después de tanto tiempo sin hacerlo fuera de España y fue una oportunidad única. Pensé que viajar solo a una ciudad como Nueva York, por primera vez, era un reto y una experiencia inigualable. El taxi que tomé en el aeropuerto me dejó en un lugar que se llamaba Greenwich. Fue lo primero que vi. Se trataba de edificios bajos, similares a los de Londres, por ejemplo. Fue una sorpresa para mí.  


Al despertar de ese sueño viajero busqué en Google Earth “Greenwich- Nueva York” y existe un lugar que se llama Greenwich Village, concretamente un barrio. Rápidamente investigué sobre el lugar del sueño y se trata, según Wikipedia, de una gran área residencial en el lado oeste de Manhattan en Nueva York. El barrio está rodeado por la calle Broadway al este, el río Hudson al oeste, la calle Houston al sur y la calle 14 al norte. El Distrito histórico de Greenwich Village se encuentra inscrito como un Distrito Histórico en el Registro Nacional de Lugares Históricos  desde el 19 de junio de 1979. 

Originalmente el barrio fue un pueblo aparte,  creado en 1712. En 1822 , una epidemia de fiebre amarilla en Nueva York hizo que los residentes se mudaran a Greenwich Village en busca de su mejor aire. 


No conozco Nueva York ni he viajado nunca a Estados Unidos, siempre me ha dado miedo rellenar el formulario de solicitud ESTA del Departamento de Seguridad Interior. El objetivo del formulario es recopilar una importante cantidad de información, de forma que el Servicio de aduanas y protección de fronteras estadounidense pueda cruzar los datos del solicitante con las numerosas bases de datos internacionales policiales, terrorismo y viajeros no admisibles. Y, aunque ahora me dicen que las preguntas son más triviales, me da miedo confundirme en raza, por ejemplo, y poner blanco y no hispano, o que se me escape que el socialismo o el anarquismo son doctrinas aceptables desde mi punto de vista. Sin embargo, tengo unas ganas inmensas de ir, mucho más ahora que daría cualquier cosa por viajar libremente por cualquier lugar, la cultura musical, cinematográfica, artística... que ha aportado a mi generación Estados Unidos es mucho más importante que lo que ha hecho su política migratoria, por ejemplo, de los últimos años. Además, mi formación fotográfica hace que perderme por las calles neoyorquinas con una cámara en la mano sea uno de mis sueños. 

Pero, por el momento, todo queda en sueño. Espero que alguna vez pueda lograr viajar a Estados Unidos y no me cabe duda de que      Greenwich Village será uno de mis destinos a visitar. Los sueños lo merecen.
 

 

 
 

Comentarios

Marino Baler ha dicho que…
No es EEUU un país que me atraiga para nada. De América hay un sitio al que siempre he querido ir: la isla de Pascua... No sé, soñar no cuesta nada.

Saludos

Entradas populares de este blog

Castilla la Vieja, León, Vascongadas, Murcia y Castilla la Nueva

La lectura de un libro me ha trasladado a la época que me tocó vivir en tiempos del dictador Franco. Todo ha surgido cuando se describía, en un capitulo de la novela, un mantel de plástico decorado con el mapa de España de entonces. ¡Qué recuerdos! La geografía de España durante esos años era algo distinta a cómo es ahora. La actual Castilla y León estaba dividida es dos regiones; por un lado, Burgos, Soria, Segovia y Ávila, acompañadas por las actuales autonomías de Cantabria y La Rioja (esta división se denominaba Castilla la Vieja), y por otro lado estaba León. Esta región la componían León, Zamora, Salamanca, Valladolid y Palencia. Castilla la Nueva estaba formada por las provincias de Toledo, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara y la actual Comunidad de Madrid. Murcia era Albacete y la provincia de Murcia. El País Vasco se denominaba Vascongadas. El resto de las comunidades autónomas tenían la misma distribución que en la actualidad. Recuerdo que contando 14 o 15 años teníamos, en mi

SEMANA FATÍDICA PARA EL CINE

Semana fatídica para el mundo del cine. Ingmar Berg man , director sueco, falleció ayer a los 89 años de edad. Autor de clásicos del cine como "El séptimo sello " o "Fanny y Alexander ", se encontraba retirado en su casa de la isla del Mar Báltico desde hace años. Bergman llegó a firmar más de 40 películas, entre ellas "Fresas salvajes " (1957), "Gritos y susurros " (1972), "Escenas de la vida conyugal " (1974) o "Sonata de otoño " (1978). Su obra más conocida es, sin duda, "El séptimo sello", de 1957, cumbre del cine protagonizada por Max Von Sidow, entre otros. Bergman abordó, con una visión casi siempre trágica, las relaciones entre hombres y mujeres, la muerte, la existencia de Dios o el sentido de la vida. Buena culpa de ello tuvo su educación religiosa y severa, elegida para él por su padre, pastor protestante. Hoy, un día después de la muerte de Bergman, nos ha dejado otro maestro del cine, Michelangelo Anton

Chlöe's Clue - Carmín y Rubor

Tras dos discos a sus espaldas repletos de historias, llantos y celebraciones aderezadas con apasionados ritmos de baile y de belleza, Raquel vuelve con un nuevo trabajo en el que se aprecia un cambio en su libro de estilo que ahora abraza sin corsés y con total admiración la música latina, donde el Tango, la Bossanova o el Bolero, se presentan con una mezcla natural y abrazada sin excesos, con una gran dosis de valentía y respeto, que acompaña y complementa su acuñado sonido. Su firma ya es una de las más personales en el panorama musical de nuestro país, por su originalidad, por la pasión de sus composiciones y por la falta de necesidad de contextualizar su música en ningún estilo que esté marcando tendencia en la música de nuestro entorno más cercano, porque su libertad compositiva y el arte que lleva dentro, no necesita anclajes, solo dosis elevadas de creatividad y de expresión visceral, desde su más pura esencia. Por ello su tercer disco viene con algunos cambios respecto a traba