martes, 17 de marzo de 2009

SANTA INÉS (Soria)


El miércoles pasado tuve la suerte de pasar el día en el punto de nieve de Santa Inés. La jornada soleada nos animó a calzarnos unas raquetas y ascender hasta el paraje denominado “Tres cruces”. Son apenas tres kilómetros desde la recepción del punto de esquí hasta el alto de las “Tres cruces”, pero al ser subida pisando nieve se hace fatigosamente. Una vez allí, todo el paisaje estaba despejado. Por el norte veíamos nítidamente los Pirineos y en su parte occidental la montaña vasca y los Picos de Europa. Al oeste, la montaña riojana, destacando el Pico San Lorenzo, donde se encuentra la estación invernal de Valdezcaray. El lugar donde nos encontrábamos es la división entre la comarca riojana de Cameros y la soriana que corresponde a la Mancomunidad de los pueblos de Soria. Prácticamente al sur aparecía, muy cercano, el Pico de Urbión, donde nace el río Duero, y a su lado la Sierra de la Demanda que forma parte de las provincias de Burgos, Soria y La Rioja. Urbión era, sin lugar a dudas, la zona que más nieve acumulaba.

Cuando descendíamos hacía Santa Inés comentábamos la maravilla contemplada. En pocas ocasiones se puede apreciar una vista tan espectacular. Al llegar al restaurante fue un alivio quitarse las raquetas. Tras dar buena cuenta de una cervecita bien fresca comimos una carne de la zona que estaba exquisita. Días así hacen que te olvides de la vida tan ajetreada que llevamos. Espero repetir antes que se vaya la nieve (antes de que “regale”, como dicen por aquí).

1 comentario:

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Ajá...no era un viaje menor. Tres cuartos de hora aproximadamente, ¿no? Por cierto que he seguido haciendo el viaje virtual por tanta referencia que me has dado.

Saludos afectuosos, de corazón.