domingo, 11 de noviembre de 2012

MURIÓ AGUSTÍN GARCÍA CALVO


“Que nada muere: la muerte es solo miedo a morir”- AGC

Murió Agustín García Calvo, el último libertario; la más perfecta maquina de hablar que he conocido, según Rosa Montero; personaje de ficción de una novela del también zamorano Juan Manuel de Prada; premio nacional de ensayo en 1990; premio nacional de literatura en 1999. Toda una leyenda y también una figura desconocida.
En algún lugar leí que la noticia de su muerte en la prensa nacional no ocupaba tanto ese día como las referencias al divorcio de Paulina Rubio. España es así.


 “Libre te quiero”

Libre te quiero, como arroyo que brinca 
de peña en peña. 
Pero no mía.

Grande te quiero,
como monte preñado
de primavera.
Pero no mía.

Buena te quiero,
como pan que no sabe
su masa buena.
Pero no mía.


Alta te quiero, 
como chopo que al cielo 
se despereza. 
Pero no mía.

Blanca te quiero,
como flor de azahares
sobre la tierra.
Pero no mía.

Pero no mía
ni de Dios ni de nadie
ni tuya siquiera.

Adiós lingüista, filósofo, poeta, escritor, dramaturgo, pero, sobre todo, una buena persona.   Descansa en paz y que la tierra te sea leve.