sábado, 2 de marzo de 2013

INAUGURACIÓN. MANUEL VIOLA EN LA GALERIA DE ARTE CORTABITARTE


Cuando la explosión de color de Viola choca con nuestro propio yo nos lo revela para alcanzar otro nivel de la estructura mental, el del inconsciente colectivo que guarda,como un secreto a voces, las experiencias acumuladas por la humanidad durante milenios, en las que el artista bucea hasta expresarlas al dictado de la estructura de su lenguaje plástico, concreto y definido. En una ocasión Viola manifestó:"La primacía de la humanidad fueron las pinturas rupestres y ¿qué lenguaje podía tener la gente? ¿alaridos? Un lenguaje muy primario debían tener y, sin  embargo, se expresaban magníficamente con expresiones plásticas. Con lo cual -añade- yo creo que la manera más primaria de comunicación es la plástica, como lo son también las formas sonoras, invertebradas del lenguaje, las formas primitivas de la música..."
Cuando se camina por estos territorios artísticos e infinitos y que son una de las fuentes de la creación en todos los ámbitos del conocimiento, bien racionales o bien intuitivos, casi siempre en la misteriosa integración de ambos, siempre es posible situar al creador dentro de un determinado movimiento, respetando, claro está, la personalidad individual.
Fernando Ponce.


Hace más de 30 años me regalaron un póster de Viola. Sus colores rojo y negro me sorprendieron. Luego lo fui descubriendo en distintas exposiciones y museos. El caso es que me enganchó, sobre todo en sus cuadros, esa luz que definía las fuerzas vitales. Ayer, tuve la oportunidad de contemplar la mayor exposición que he visto de Manuel Viola. Con esos trazos que le caracterizan es inconfundible e inigualable. “Universos de Luz”, así se titula la exposición, estará montada hasta el 25 de marzo en la Galería de Arte Cortabitart de Soria. Sin duda, una de las mejores exposiciones de arte contemporáneo que se han podido contemplar en la ciudad.