Ir al contenido principal

LAMPEDUSA Y LOS MUROS ANTIHUMANOS.



Eran las siete cuarenta de la mañana y salí en mi coche desde Zamora a El Maderal para, con toda probabilidad, aprovechar una las pocas jornadas que permanecerá abierto ese coqueto campo de Pich and Putt que con gran esfuerzo han mantenido Diego, Mundo, Carlos y algunos colaboradores más de manera altruista. Sin embargo, el tiempo no pasa en balde y  ellos, con más de setenta años, han dicho basta a continuar trabajando en su mantenimiento. Un campo de golf precisa mucha dedicación, hay que mantener en estado óptimo los green, segar cada pocos días, regar… La lástima es que nadie quiere coger el testigo y el ayuntamiento del pueblo no da señales de vida, así que el trabajo de seis años se irá, casi con seguridad, al traste. Antes del uno de enero del año próximo conoceremos su destino pero los más de sesenta socios del club vemos con poco optimismo la continuidad del campo. De camino, antes de tomar la rotonda para coger la autopista en dirección a Salamanca, una pareja de la guardia civil me paró. Aunque por mi parte todo estaba en regla, supongo, esos controles me ponen siempre nervioso, he tenido muy malas experiencias con ellos. Abrí la ventanilla y di los buenos días al agente para acto seguido decirme que continuara. Creo que se trataba de uno de esos controles rutinarios de alcoholemia y no di el perfil. A partir de Morales, la niebla era muy densa y reduje la velocidad a menos de cien kilómetros por hora. Cuando llegué al campo de golf, una vez instalado en el tee del hoyo uno no podía ver dónde se encontraba la bandera correspondiente, a escasos noventa metros. No obstante, lancé la primera bola y quedó a unos seis metros del Green, consiguiendo, con dos golpes más, mi primer par de la jornada. En el juego, como podrán suponerse, hubo de todo pero aproveché la mañana al máximo.

Durante el regreso, siempre suelo hacerlo por la carretera general para ir disfrutando del paisaje, escuché un programa de radio relacionado con la tragedia de Lampedusa, donde más de dos centenares de inmigrantes ilegales (y sigue la suma) murieron por naufragio tras encender un fuego para llamar la atención de las autoridades italianas, cuando ya llevaban varias horas en alta mar. Pero la barcaza se incendió y muchos de los inmigrantes subsaharianos se tiraron a la mar  haciendo volcar la embarcación. Me hizo recapacitar, el planteamiento del programa era de carácter humanista, se ponía en antecedente la frontera como medio excluyente para ciertas nacionalidades, defendiendo el libre trasiego por el planeta tierra. Se habló del silencio que existe entre los medios de comunicación sobre los muros construidos por varios países. Todo el mundo aplaudió la demolición del muro de Berlín y, sin embargo, se construyen otros mucho mayores, como por ejemplo el Muro del Sahara Occidental, construido para proteger el territorio ocupado por Marruecos  de las incursiones del Frente Polisario, que es siete u ocho veces mayor que el de Berlín. La Barrera Israelí de Cisjordania, muro de hormigón de siete metros de altura, todavía en construcción, que tendrá más de setecientos kilómetros y que sirve para “proteger a los civiles israelís contra el terrorismo palestino” cuando, en realidad, se interna más de veinte kilómetros en tierras cisjordanas con el fin de incluir asentamientos israelís densamente poblados, dejando a los territorios palestinos como islas flotantes en el mar de las colonias israelíes. EE.UU con México y España con Marruecos, también tienen largos muros de contención para que no entren de manera ilegal los mexicanos y los marroquíes, respectivamente. La Valla de Ceuta tiene más de ocho kilómetros de separación. Estos obstáculos, que ponen en tela de juicio los derechos humanos más elementales, no deberían tener sentido en el siglo en que vivimos, sin embargo, las políticas de los países ricos son despiadadas con el llamado tercer mundo. Muchas veces pienso qué hubiera pasado si yo hubiese nacido mil kilómetros más abajo. No me cabe la menor duda que hay que seguir trabajando duro para que todos los seres humanos seamos iguales ante la ley y tengamos los mismos derechos y obligaciones, es la única manera para que sigamos avanzando, seguramente con grandes sacrificios por parte de los países más ricos, para que un subsahariano, por ejemplo, y un europeo,  podamos mirarnos a la cara y no  se nos caiga de la vergüenza de saber cómo viven por allá abajo. Todos somos un poco responsables del naufragio de Lampedusa pero nadie hace nada por evitarlo. La sociedad en la que vivimos cada vez me gusta menos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Castilla la Vieja, León, Vascongadas, Murcia y Castilla la Nueva

La lectura de un libro me ha trasladado a la época que me tocó vivir en tiempos del dictador Franco. Todo ha surgido cuando se describía, en un capitulo de la novela, un mantel de plástico decorado con el mapa de España de entonces. ¡Qué recuerdos! La geografía de España durante esos años era algo distinta a cómo es ahora. La actual Castilla y León estaba dividida es dos regiones; por un lado, Burgos, Soria, Segovia y Ávila, acompañadas por las actuales autonomías de Cantabria y La Rioja (esta división se denominaba Castilla la Vieja), y por otro lado estaba León. Esta región la componían León, Zamora, Salamanca, Valladolid y Palencia. Castilla la Nueva estaba formada por las provincias de Toledo, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara y la actual Comunidad de Madrid. Murcia era Albacete y la provincia de Murcia. El País Vasco se denominaba Vascongadas. El resto de las comunidades autónomas tenían la misma distribución que en la actualidad. Recuerdo que contando 14 o 15 años teníamos, en mi

SEMANA FATÍDICA PARA EL CINE

Semana fatídica para el mundo del cine. Ingmar Berg man , director sueco, falleció ayer a los 89 años de edad. Autor de clásicos del cine como "El séptimo sello " o "Fanny y Alexander ", se encontraba retirado en su casa de la isla del Mar Báltico desde hace años. Bergman llegó a firmar más de 40 películas, entre ellas "Fresas salvajes " (1957), "Gritos y susurros " (1972), "Escenas de la vida conyugal " (1974) o "Sonata de otoño " (1978). Su obra más conocida es, sin duda, "El séptimo sello", de 1957, cumbre del cine protagonizada por Max Von Sidow, entre otros. Bergman abordó, con una visión casi siempre trágica, las relaciones entre hombres y mujeres, la muerte, la existencia de Dios o el sentido de la vida. Buena culpa de ello tuvo su educación religiosa y severa, elegida para él por su padre, pastor protestante. Hoy, un día después de la muerte de Bergman, nos ha dejado otro maestro del cine, Michelangelo Anton

Chlöe's Clue - Carmín y Rubor

Tras dos discos a sus espaldas repletos de historias, llantos y celebraciones aderezadas con apasionados ritmos de baile y de belleza, Raquel vuelve con un nuevo trabajo en el que se aprecia un cambio en su libro de estilo que ahora abraza sin corsés y con total admiración la música latina, donde el Tango, la Bossanova o el Bolero, se presentan con una mezcla natural y abrazada sin excesos, con una gran dosis de valentía y respeto, que acompaña y complementa su acuñado sonido. Su firma ya es una de las más personales en el panorama musical de nuestro país, por su originalidad, por la pasión de sus composiciones y por la falta de necesidad de contextualizar su música en ningún estilo que esté marcando tendencia en la música de nuestro entorno más cercano, porque su libertad compositiva y el arte que lleva dentro, no necesita anclajes, solo dosis elevadas de creatividad y de expresión visceral, desde su más pura esencia. Por ello su tercer disco viene con algunos cambios respecto a traba