miércoles, 20 de agosto de 2008

SENCILLOS HOTELES


Está claro que sobre gustos no se puede discutir, forman parte de la personalidad de cada individuo. La belleza es una cualidad abstracta y subjetiva (lo que para unos es bello para otros puede no serlo) presente en la mente de los seres humanos que produce un placer intenso, y proviene de manifestaciones sensoriales o ideales.
Los clásicos ya reflexionaban y estudiaban sobre la belleza. A la cualidad de ser bello se le llamó armonía. Luego aparecieron los cánones de belleza qué indicaban cuáles tenían que ser las proporciones idóneas para que algo fuese bello… La belleza es algo que ha sido debatido durante la historia de las civilizaciones pero no cabe duda que cada persona tenemos una idea diferente de ella.

Todo esto a cuento de un hotel. Tengo muy claro cuáles son mis hoteles favoritos, qué características tienen que reunir, dónde tienen que estar situados dependiendo de la ocasión. La primera particularidad importante para mi es el precio. Estoy acostumbrado a viajar por todo el mundo (desgraciadamente hace ya dos años que no he salido al exterior) y suelo exigir unos mínimos. Nunca menos de tres estrellas en nuestro país y cuatro estrellas o más cuando viajo al extranjero. Como siempre hay excepciones, en Francia y el Reino Unido (nunca he viajado a Italia ni a los países nórdicos aunque supongo estarán en esta categoría), por condicionamientos meramente económicos, puedo conformarme con menos categoría, ¡qué remedio!.
Rara vez he pagado cien euros o más por una habitación, por eso cuando sobrepasa esa cantidad, a no ser que sea un lugar exquisito y exclusivo, me parece un atraco.

Unos familiares de Santander han celebrado su aniversario de boda y buscaban un lugar idílico. Las cosas del amor hay que ensalzarlas de esa manera, son muy importantes en nuestra vida. Yo les recomendé la Hacienda Zorita en Salamanca, ya he hablado de ella en este espacio, aprovechando una oferta especial. Normalmente cuesta 150 euros la habitación y el desayuno alrededor de 15. La promoción actual es pasar dos noches en el hotel y cuatro desayunos por poco más de 180 euros, si no recuerdo mal. A mis familiares les gustó la recomendación pero ya habían realizado la reserva en otro hotel en La Rioja.
Ayer les llamé para preguntarles por la experiencia. Estaban encantados y me invitaron a pasar un fin de semana con ellos para que conociera el hotel. Como estaban tan entusiasmados por su originalidad, Palacete de estilo barroco de 5 estrellas, con 10 suites de alrededor de 100 metros cuadrados, todas decoradas con muebles “Art Déco”, con reminiscencias de otras culturas y jacuzzi, spa, etc. no pude menos, nada más colgar el aparato (de teléfono), que visitar la web de “El Palacete” de Villalobar de Rioja. Me quedé alucinado del mal gusto que pueden tener algunos decoradores –siempre desde mi humilde punto de vista, claro-. Se trata de 10 suites decoradas según el ambiente de diversas culturas. Hay para todos los gustos (menos para el mío): China, Japón, Paris, India, las mil y una noches, Cotton Club. Y lo mejor de todo es la promoción. En vez de 400 euros por noche pagas la mitad. Todo un lujo a tu alcance.
Sin duda pondré alguna escusa, de gran calibre, para librarme de tan tremendo suplicio. Sinceramente, me sentiría agobiado con tal cantidad de objetos a mi alrededor, tendría miedo de romper algo y pasaría un miedo terrible al levantarme de noche al baño y ver a mi lado uno de esos tigres tan horrorosos.

4 comentarios:

Marino Baler dijo...

Entiendo lo que dices. Hay hoteles en los que un alto precio no es sinónimo de calidad sino que parece que te encuentras en un bazar. Tampoco he entendido esas cantidades desorbitadas que se pagan por habitación. Creo que para pasar una o varias noches solamente hace falta que esté limpio y un baño. Lo demás me parecen artículos de reclamo para encarecer la estancia y que en ocasiones ni se usan.

Un saludo.

Ulysses dijo...

Sobre la belleza se puede discutir mucho. Pero la calidad es mucho mas medible

Saludos

Only dijo...

Creo que nunca había visto algo tan...im.......presionante.
Y lo bueno es que cada fotografía supera a la anterior,y mira que eso es difícil!!
Espero no soñar esta noche con alguna de estas imágenes..:)
Impresionante.

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Por mucho que hayan medidas simétricas para, por ejemplo, los rostros...siempre habrán diferentes apreciaciones y calificaciones; además de que los cánones de belleza han variado a través de los tiempos.

De hoteles conozco poco y nada, la verdad; creo que la primera vez que me quede en uno me voy a maravillar...después, si me quedo en otros, vendrán las inevitables comparaciones.

Saludos afectuosos, de corazón.