domingo, 10 de agosto de 2008

SIEMPRE HAY ALGO QUE CONTAR


Además de los escritos de tus “bloggers” favoritos es interesante poder conocer personalmente a sus autores. Esa magia que tan sólo puede ofrecernos la red a veces se convierte en realidad. Hoy he conocido en Soria a Marino Valer. Ha sido un encuentro rápido, emotivo, agradable. Marino me ha confesado el secreto de su seudónimo. Es muy curioso pero no seré yo quién desvele sus intimidades. Marino es una persona tranquila, conversadora, su acento me es familiar, me traslada a las tierras levantinas, tan queridas para mí. Después de estar a su lado tienes la sensación de que es un amigo de la infancia que regresa a tu vida repentinamente. Su conversación es culta, variada y animada, el tiempo pasa casi sin darte cuenta. Me traslada su reconocimiento a mis escritos y se lo agradezco. Conversamos sobre la polémica en Soria en torno a dos enclaves cercanos a Numancia. La Ciudad del Medio Ambiente y Soria 2, el nuevo polígono industrial. Según mi opinión, y la de muchos miles de sorianos, ambos proyectos impactarán de manera negativa en el medio ambiente de la zona. Por su parte, Marino, me traslada su opinión sobre los cambios arquitectónicos y de planificación urbanística que sufre Valencia. Conozco un poco el proyecto para el Cabanyal, barrio marinero. Se pretende dividirlo en dos partes debido a la construcción de una gran avenida, desapareciendo cerca de dos mil viviendas. El diálogo, sentados en una mesa de un bar cercano a su hotel, continuó sobre Machado, el Collado, el Instituto, los rincones preferidos del poeta… quedando para una próxima cita en otoño, la mejor época para visitar Soria. Baler se enamoró de Soria en compañía de una chica. Suele pasar. Cuando vives una historia bonita en algún lugar, la ciudad, mágicamente, se convierte en fiel compañera para toda la vida. Marino, siempre que puede vuelve a ese lugar. Es su puerto. Tiene algo de marinero, de poeta, de embaucador.
El encuentro duró poco, menos de lo esperado, pero con seguridad habrá otros más largos y, espero, tan gratificantes y satisfactorios como el descrito. Sin duda comeremos el menú popular de “La casita del Guarda” y nos perderemos en conversaciones sinceras y apasionantes. Esperaré ese momento. Mientras eso ocurre, gracias Marino por tu compañía amiga.

10 comentarios:

casino gambling dijo...

Nice blog. Thats all.

Only dijo...

Pues a ver si es verdad que hay algo que contar:te dejo la pregunta en tu comentario en mi blog.Así te entretienes.:)
Pero sé bueno.
por fa plis.

Luis López-Cortés dijo...

Ya tienes la primera pista Only.

ANA DE LA ROBLA dijo...

El encuentro con los blogueros más o menos habituales -esos con los que ya se ha tejido una confianza dulce- siempre es muy agradable. Que lo disfrutes. Besos.

Luis López-Cortés dijo...

Prefiero los encuentros con las blogueras -))))))))). Esos son más dulces y delicados. Besito.

Only dijo...

Qué ingenua soy...esperando que fueras bueno.
Parece mentira.Si es que no aprendo...
A Pulgarcito, por lo menos, le dejaron un montón de miguitas...
A mí, tú, una pista, tan escondida...que no la veo.

Me voy a poner dramática> es esto lo que merezco?

Luis López-Cortés dijo...

only, a pesar del seudónimo que utilizas, prometo contartelo todo con pelos y señales (de tráfico). Sigo siendo bueno.

Marino Baler dijo...

Muchas gracias por tus comentarios. Siempre es un placer coincidir con alguien como tú y no siempre se tiene la suerte de hacerlo.

Un saludo.

Only dijo...

Como siempre, me haces reír...

No estoy nada segura de lo que me dices, pero en fin, qué puedo hacer?
Don't be cruel..darling.

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Tenemos el problema de la distancia física, estimado...bueno, pero siempre es alegre y positivo conocer en persona a quien está detrás de las letras. Conversación de altura habrá sido la referente a nuevos espacios urbanos y su impacto ambiental.

Y lo de enamorarse de lugares donde se vivieron historias de amor...ni que lo digas, te puedo dar fe de ello. Saludos afectuosos, de corazón.