martes, 30 de septiembre de 2008

COLLIOURE (Sorpresas)


Con MICHAEL MOLY, alcalde de Collioure, en el cementerio.

Cartel de la exposición de VALADE


Después de comer en el restaurante “L´ Insolite” unas galettes y unas crêpes bretonas regadas con auténtica “cidre” brut decidimos acercarnos al cementerio. Mi acompañante quería llevar unas flores a la tumba de Machado. Recordaba perfectamente el camino desde el paseo marítimo, ubicación del restaurante. Justamente al doblar la última calle hacía el camposanto, en un soporte publicitario, anunciaban la exposición de fotografía “Le temps de l´été” de Aurora Valade. Nos detuvimos para contemplar el afiche. En ese momento una señora observaba el mismo anuncio de la exposición. Se dirigió a mí y me preguntó qué me parecía. Le contesté que tenía buena pinta. Entonces añadió: “es una artista especial, sí”, y que ella era parte integrante de la foto que contemplábamos. Comprobé de inmediato que, en efecto, el personaje superior de la izquierda correspondía a ella. Le hice saber que incluso llevaba en ese momento la misma ropa que en la foto. Sonrió algo avergonzada. Luego le expliqué que era fotógrafo aficionado y que iría, sin falta, a verla. Me dijo que la inauguración era al día siguiente, a las once de la mañana, y que estaba invitado. Nos hicimos la foto que acompaña el texto (demostrando que todo lo explicado anteriormente es cierto) y me reveló que era la abuela de los dos niños más próximos a ella en el póster. Nos despedimos con la certeza de vernos al día siguiente en la exposición de su amiga Aurora.

Nada más entrar al cementerio de Collioure lo primero que te encuentras es la tumba de Machado y de su madre, Ana. Está repleta de recuerdos de compatriotas que han pasado por allí: republicanos, colegios, asociaciones, particulares… Estábamos solos y, de repente, aparecieron por sorpresa tres hombres y una mujer. Venían del interior del cementerio. De inmediato reconocí al más alto. Se trataba del alcalde, Michel Moly. En la prensa de Soria había visto fotos suyas con motivo de una reciente visita de la corporación municipal soriana a Collioure. Nos saludó y nos preguntó de dónde éramos. Respondimos, en francés, que veníamos de Soria. Se le iluminó el rostro y se disculpó por no hablar en español, le daba vergüenza. Nos presentó a sus acompañantes, dos corresponsales de “El Mundo” y su secretario. Uno de los periodistas nos explicó que estaban en Collioure ya que el Ayuntamiento de Sevilla pretendía llevar los restos de Machado para, junto a otros poetas sevillanos, hacer una especie de parque temático de los poetas muertos en la capital bética. El Maire (Alcalde) de Collioure me preguntó mi opinión sobre ello. Respondí “a bote pronto” que su lugar de reposo era esa tumba y que en Soria también había oído hablar sobre la posibilidad de trasladar los restos mortales del poeta para compartir nicho con Leonor. Todos los allí presentes aprobaron mi opinión. Nos despedimos con la promesa de saludar a mi regreso a Soria a su alcalde Carlos Martínez.

Todavía quedaba una última sorpresa a nuestra llegada al hotel pero de eso intentaré hablar en otra ocasión.

6 comentarios:

Only dijo...

Le monde est un petite mouchoir...:)
et ta face est pleine de joie et d e bonheur...eso es estupendo, es lo mejor.

A veces es contraproducente pedir, pero por fa, no nos dejes con la intriga del siguiente capítulo....eh? :))

Bisous, un , deux, trois...

Marino Baler dijo...

No soy partidario de que lo traigan. No tiene sentido que lo trasladen pues el que esté allí forma parte de su grandeza como persona y de un parte vergonzosa de nuestra historia. Si lo trasladasen sus restos irían de un sitio a otro y quizás nunca tuviesen descanso.

Creo recordar que Franco ya hizo gestiones para traerlo y me parece que todavía se están riendo de esa petición.

Un saludo caminante.

sallopilig ref dijo...

Realmente, de los mejores posts. ¿Porqué?, No lo sé, pero es cierto.
Saludos.

Melpómene dijo...

Uf, cómo suena eso del parque temático...

ANA DE LA ROBLA dijo...

A los politiquillos nunca se les ocurre nada mejor que hacer escarnio con los muertos para sus intereses particulares. Qué pena. Que lo dejen descansar en paz... Nunca he entendido por qué los vivos, por otra parte, se niegan a cumplir los últimos deseos de los muertos. Por aquí el caso de Pepe Hierro es sangrante: él quería que lo incineraran y esparcieran sus cenizas por el Cantábrico, pero no, por supuesto que no. Viuda y políticos decidieron que era mejor encerrarlo en una urna y llevarlo al Panteón de Hombres Ilustres, algo que a Pepe le repugnaba. Es lo que hay...

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Como forma de corroborar tus relatos, una foto es bienvenida...pero no creo que esté relacionado con la credibilidad que tienes ganada.

Sobre lo de trasladar los restos de Machado...a ver, de partida, el término "parque temático" me parece bastante irrespetuoso (mala idea de quien se le ocurrió acuñarlo para esta instancia).

No dudo que Machado es un patriota y que le dolió mucho morir en el exilio, fuera de su España amada. Atendiendo a lo anterior, trasladar sus restos a España tendría sentido...pero espero que se haga con las solemnidades del caso y sin parafernalias de "parques temáticos".

Quizás para algunos, que los restos del vate y su madre sigan reposando en Collioure significaría un simbolismo del exilio al que se vieron enfrentados muchos en tiempos oscuros del franquismo. Pero no hay lugar como el hogar.

Saludos afectuosos, de corazón.