miércoles, 26 de febrero de 2014

TO LIVE ALONE IN THAT LONG SUMMER





El 17 de mayo de 2010, hace ya casi cuatro años, ¡¡¡¡no puede ser!!!! tuve el placer y la suerte de ver en directo a Barzin, gracias a la apuesta de mi querido Boris de realizar un concierto en su Sala Berlín de Zamora. Entonces escribía “…Introspectivo, íntimo, minimalista, pero añadiría que es un músico tremendamente vitalista. En sus canciones habla de lo cotidiano, de melancolía arropada… música para permanecer eternamente enamorado
Hace poco más de un mes, Barzin me escribió un correo personalizado desde Italia, donde estaba de gira, para informarme que sacaba a la venta 200 discos limitados con un librito de poesía numerado. Por supuesto hice la reserva y ayer mismo me llegó desde el Reino Unido. Escucho una y otra vez sus nueve canciones de alto contenido melancólico y con hechuras de folk contemporáneo. “To Live Alone In That Long Summer” no tiene relleno alguno, son todos temas muy trabajados y repleto de colaboraciones: Tony Dekker; Robbie Grunwald; Daniela Gesundheit; Tamara Lindeman; Alex Grant… Leo una critica en la web binaural.es y destaco lo siguiente: (escribe sobre  las canciones que contiene el disco) “De esas que te cogen de la mano, te invitan a subir en una góndola y te llevan a dar un paseo por románticos parajes enmarcados por una encandiladora y delicada neblina”. Y, aunque soy más de Vaporetto que de góndolas, estoy totalmente de acuerdo con lo que apunta la critica. Hace unas horas, comentando el disco con una amiga que también es seguidora de Barzin, le decía que me parecía espléndido, de esos que te eriza el vello de todo tu cuerpo. Con Barzin me ha pasado lo mismo que cuando en 1977 conocí al también canadiense Leonard Cohen, no puedo dejar de escucharlo. Espero que vuelva a Zamora, aunque su gira oficial europea sólo incluye en
territorio nacional Madrid, Huelva, Cádiz, Almendralejo, Santiago, San Sebastián y Orense. No obstante, si no hay ninguna incidencia, estaré viéndole en la Sala TBA de Madrid el 22 de abril. Quiero repetir aquel placer que no olvidaré nunca el 15 de mayo de 2010, All the while you wait for your hear. Cuando lo conocí tuve la certidumbre que su desamor era un terrible adversario, seguía doliendo. Después de casi cuatro años, escuchando su poesía cantada sigo pensando lo mismo. Es terrible buscar  un amor que te ha marcado tanto sabiendo que nunca volverá.