Ir al contenido principal

ANTES DEL ANOCHECER

Normalmente, después de ver una película, visito la web FilmAffinity para leer alguna de las criticas relacionadas con ella. Se caracteriza porque analizando las películas que has votado, de entre todos los usuarios obtienen lo que llaman “almas gemelas”  que se supone tienen afinidad cinéfila contigo.
La última película que he visto me ha parecido un bodrio y por eso acudí a ver las clasificaciones de mis “almas gemelas”  para comprobar cómo la valoraban. Se trata de “Antes del anochecer”, película americana de 2013 dirigida por Richard Linklater y que en la actualidad está valorada por los usuarios de FilmAffinity con 7,4 puntos sobre 10, con 10.266 votos. Aparecían 8 de mis supuestas almas gemelas valorándola con una puntuación que estaba comprendida entre 7 y 9 puntos. Seré raro…

Sin embargo, entre la multitud de criticas había varias que coincidían con mi parecer. Tengo que reconocer que una de ellas me produjo una gracia desmedida alegrándome la tarde,  hacía meses que no me reía de esa manera. Intentaré resumirla aquí, tiene interés.

El usuario utiliza una frase muy literaria para titularla: ¿Quieres hacer el favor de callarte, por favor?. Se trata del título de una colección de relatos del escritor estadounidense Raymond Carver, fallecido en 1988 y que estuvo adscrito al llamado Realismo Sucio (“Dirty realism”). Movimiento que se desarrolló sobre todo en los años 70 en EE.UU. pretendiendo reducir la narración, sobre todo el relato corto, a sus elementos fundamentales, una derivación del minimalismo con características propias (sobriedad, precisión y una parquedad extrema).

…¿es posible hacer una película interesante (excluido el genero de comedia, con las dosis de mordacidad que se deseen) sobre personajes que no tienen interés alguno? Julie Deppy (la protagonista femenina) insiste, en su único registro como actriz, en su detestable personaje; esta vez enriquecido con dosis de un feminismo rancio que ya no se ve ni en los telefilms vespertinos de Antena 3 de los sábados; pues no va la dama y le pregunta a su caballero ¿cómo se llama el pediatra de tus hijas?. Dado que el pobre Ethan (Ethan Hawke, protagonista masculino y marido) lo ignora, el esquematismo de la dama sentencia: MACHISTA. Imagino que con alborozo de la gran mayoría de la platea femenina, y parte de la masculina que debe pedir perdón por su condición y el peso de la historia. Pero me estoy yendo de la película (Dios mío, a ver si voy a haberme contagiado de esta logorrea...). En cuanto a él, la verdad es que vivir en París tiene su aquel, pero si es al precio de compartir domicilio con ella, preferiría vivir en Alicante, lo que ya es preferir...
Desde luego, en esta historia se habla más que en todo el cine iraní de la historia, todo junto. Se habla más que en una película argentina; se habla más que en una discusión entre Agustín Jiménez y Leo Harlem; Messi no hablará en toda su vida ni la mitad de lo que habla Delpy en cinco minutos de esta película. Esta señora me ha dejado la cabeza como un tambor de Calanda. Además, tiene mérito; tanta palabra, y ni media idea interesante.


En cuanto a quienes hayan visto intensidad en esta histeria no puedo estar más en desacuerdo. Les preguntaría como Torrente, ¿te gustan las pistolitas?, ¿te apetece ver salvajismo emocional, hard core sentimental?, ¿quieres ver dónde de verdad se hace la gente pupita duodenal?. Desempolva, por ejemplo, "La heredera"; o rescata la obra final de Bergman, "Saraband", y verás barbarie de verdad; y no en las aburridas cuitas de dos mequetrefes que no se soportan entre sí, y a los que no sé cómo los soporta el público. 7´4, no doy crédito...
Por cierto, la realización es menos que mediocre; la localización de exteriores, (¿¿??) inexistente; la fotografía, sin interés; la música, por el estilo...



Comentarios

Entradas populares de este blog

Castilla la Vieja, León, Vascongadas, Murcia y Castilla la Nueva

La lectura de un libro me ha trasladado a la época que me tocó vivir en tiempos del dictador Franco. Todo ha surgido cuando se describía, en un capitulo de la novela, un mantel de plástico decorado con el mapa de España de entonces. ¡Qué recuerdos! La geografía de España durante esos años era algo distinta a cómo es ahora. La actual Castilla y León estaba dividida es dos regiones; por un lado, Burgos, Soria, Segovia y Ávila, acompañadas por las actuales autonomías de Cantabria y La Rioja (esta división se denominaba Castilla la Vieja), y por otro lado estaba León. Esta región la componían León, Zamora, Salamanca, Valladolid y Palencia. Castilla la Nueva estaba formada por las provincias de Toledo, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara y la actual Comunidad de Madrid. Murcia era Albacete y la provincia de Murcia. El País Vasco se denominaba Vascongadas. El resto de las comunidades autónomas tenían la misma distribución que en la actualidad. Recuerdo que contando 14 o 15 años teníamos, en mi

SEMANA FATÍDICA PARA EL CINE

Semana fatídica para el mundo del cine. Ingmar Berg man , director sueco, falleció ayer a los 89 años de edad. Autor de clásicos del cine como "El séptimo sello " o "Fanny y Alexander ", se encontraba retirado en su casa de la isla del Mar Báltico desde hace años. Bergman llegó a firmar más de 40 películas, entre ellas "Fresas salvajes " (1957), "Gritos y susurros " (1972), "Escenas de la vida conyugal " (1974) o "Sonata de otoño " (1978). Su obra más conocida es, sin duda, "El séptimo sello", de 1957, cumbre del cine protagonizada por Max Von Sidow, entre otros. Bergman abordó, con una visión casi siempre trágica, las relaciones entre hombres y mujeres, la muerte, la existencia de Dios o el sentido de la vida. Buena culpa de ello tuvo su educación religiosa y severa, elegida para él por su padre, pastor protestante. Hoy, un día después de la muerte de Bergman, nos ha dejado otro maestro del cine, Michelangelo Anton

Chlöe's Clue - Carmín y Rubor

Tras dos discos a sus espaldas repletos de historias, llantos y celebraciones aderezadas con apasionados ritmos de baile y de belleza, Raquel vuelve con un nuevo trabajo en el que se aprecia un cambio en su libro de estilo que ahora abraza sin corsés y con total admiración la música latina, donde el Tango, la Bossanova o el Bolero, se presentan con una mezcla natural y abrazada sin excesos, con una gran dosis de valentía y respeto, que acompaña y complementa su acuñado sonido. Su firma ya es una de las más personales en el panorama musical de nuestro país, por su originalidad, por la pasión de sus composiciones y por la falta de necesidad de contextualizar su música en ningún estilo que esté marcando tendencia en la música de nuestro entorno más cercano, porque su libertad compositiva y el arte que lleva dentro, no necesita anclajes, solo dosis elevadas de creatividad y de expresión visceral, desde su más pura esencia. Por ello su tercer disco viene con algunos cambios respecto a traba