Ir al contenido principal

LA BEBÉ DE MI VIDA


El viernes pasé mal día. En el trabajo, repentinamente, me encontré muy débil, me dolían las piernas y la cabeza, produciéndome el malestar un sueño considerable. Mi temperatura era de casi treinta y siete y medio. La jornada se me hizo interminable. Ya en casa, me subió la temperatura un grado más y  durante la noche volví a la normalidad. El fin de semana estuve bien pero por precaución no salí de casa. Aproveché para hacer cosas que tenia pendientes y relajarme con las últimas novedades musicales  que mi amigo Javier, del que digo siempre que parece del Servicio Musical de Inteligencia, me envía con frecuencia. El lote lo componían dos temas nuevos de The National,
I Need My Girl”, en una nueva versión  y “Leerning”; lo último del jazzista virtuoso del Hammond Kéknyùl, músico húngaro, si no me confundo; la pianista de Kentucky, de 77 años, Beegie Adair (92 discos publicados) con el  recién parido By My Self, compuesto por solos de piano muy relajantes y, por último, “Age” de The Hidden Cameras, grupo de indie pop de Toronto que incluye gran variedad de instrumentos, entre los que destaca una sección de cuerda. Desde mi salón, contemplando los espesos copos que caían, me sentía bien en compañía de la música con el pensamiento perdido en cualquier historia intrascendente. 
Sin embargo, además de haber caído en Soria capital la mayor nevada de la temporada el pasado domingo, lo recordaré por un sueño que estoy seguro vino suscitado por la visión de la película “Antes del amanecer”, un drama romántico dirigido por Richard Linklater del que haré algún comentario en otra entrada al blog. Los protagonistas de la película están de vacaciones en Grecia con sus dos niñas gemelas. Imagino que en algún lugar habré mencionado lo que me hubiera gustado tener una niña, más que nada saber cómo era, a quién se parecía… Pues bien, esa misma noche soñé con mi hija virtual y he de decir que era el bebé más bonito que he contemplado nunca. Lo que más llamaba la atención eran sus ojos, muy redondos y de un azul intenso. Su cabecita también era redonda y su pelito moreno. Caminaba con el bebé en brazos por las calles más céntricas de Soria y buscaba un lugar para fotografiarlo y enviarlo por WhatsApp a una amiga que me pedía una foto de la niña (tal vez fuera su madre, no lo sé). El caso es que iba hablándole, diciéndole cositas para mantenerla despierta pero acababa durmiéndose. Entonces me metía en un local cerrado y besuqueaba su cuerpo, de esa manera lograba que sonriera pero siempre era tarea imposible fotografiarle.

Tengo su carita grabada  y creo que la llevaré en mi interior hasta el final de mis días. Pensaré que ese bebé virtual sería en realidad mi verdadera hija, siendo tan linda no puede ser de otra manera, si hubiese sido fea no hubiera sido lo mismo J.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Castilla la Vieja, León, Vascongadas, Murcia y Castilla la Nueva

La lectura de un libro me ha trasladado a la época que me tocó vivir en tiempos del dictador Franco. Todo ha surgido cuando se describía, en un capitulo de la novela, un mantel de plástico decorado con el mapa de España de entonces. ¡Qué recuerdos! La geografía de España durante esos años era algo distinta a cómo es ahora. La actual Castilla y León estaba dividida es dos regiones; por un lado, Burgos, Soria, Segovia y Ávila, acompañadas por las actuales autonomías de Cantabria y La Rioja (esta división se denominaba Castilla la Vieja), y por otro lado estaba León. Esta región la componían León, Zamora, Salamanca, Valladolid y Palencia. Castilla la Nueva estaba formada por las provincias de Toledo, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara y la actual Comunidad de Madrid. Murcia era Albacete y la provincia de Murcia. El País Vasco se denominaba Vascongadas. El resto de las comunidades autónomas tenían la misma distribución que en la actualidad. Recuerdo que contando 14 o 15 años teníamos, en mi

SEMANA FATÍDICA PARA EL CINE

Semana fatídica para el mundo del cine. Ingmar Berg man , director sueco, falleció ayer a los 89 años de edad. Autor de clásicos del cine como "El séptimo sello " o "Fanny y Alexander ", se encontraba retirado en su casa de la isla del Mar Báltico desde hace años. Bergman llegó a firmar más de 40 películas, entre ellas "Fresas salvajes " (1957), "Gritos y susurros " (1972), "Escenas de la vida conyugal " (1974) o "Sonata de otoño " (1978). Su obra más conocida es, sin duda, "El séptimo sello", de 1957, cumbre del cine protagonizada por Max Von Sidow, entre otros. Bergman abordó, con una visión casi siempre trágica, las relaciones entre hombres y mujeres, la muerte, la existencia de Dios o el sentido de la vida. Buena culpa de ello tuvo su educación religiosa y severa, elegida para él por su padre, pastor protestante. Hoy, un día después de la muerte de Bergman, nos ha dejado otro maestro del cine, Michelangelo Anton

Chlöe's Clue - Carmín y Rubor

Tras dos discos a sus espaldas repletos de historias, llantos y celebraciones aderezadas con apasionados ritmos de baile y de belleza, Raquel vuelve con un nuevo trabajo en el que se aprecia un cambio en su libro de estilo que ahora abraza sin corsés y con total admiración la música latina, donde el Tango, la Bossanova o el Bolero, se presentan con una mezcla natural y abrazada sin excesos, con una gran dosis de valentía y respeto, que acompaña y complementa su acuñado sonido. Su firma ya es una de las más personales en el panorama musical de nuestro país, por su originalidad, por la pasión de sus composiciones y por la falta de necesidad de contextualizar su música en ningún estilo que esté marcando tendencia en la música de nuestro entorno más cercano, porque su libertad compositiva y el arte que lleva dentro, no necesita anclajes, solo dosis elevadas de creatividad y de expresión visceral, desde su más pura esencia. Por ello su tercer disco viene con algunos cambios respecto a traba