Ir al contenido principal

UNA DE SUEÑOS.


Últimamente recuerdo algunos sueños con bastante nitidez, si es que los sueños tienen claridad alguna. Esta noche pasada, como un porcentaje numeroso de mis sueños, soñé que estaba en Santander, concretamente en la Plaza de las Estaciones. Siete u ocho amigos, además de mi hermano y yo, ocupábamos la primera planta de una cafetería, sentados cada uno en una mesa distinta, salvo mi hermano y yo que ocupábamos la misma. En la televisión emitían un partido de fútbol y me llamó la atención un gran recipiente, al lado de una de las líneas laterales. Era una especie de barril decorado con publicidad, faltaría más. Era la primera vez que lo veía en un campo de fútbol y los futbolistas se acercaban allí cada vez que tenían que escupir. A pesar de lo asqueroso del caso me pareció buena idea ya que siempre escupían en la hierba, los muy guarros. Mi hermano preparaba unos habanos que fumaríamos esa misma noche en un concierto de un gran amigo suyo, que no era otro que el gran Manolo Caracol, el cantaor flamenco sevillano que murió en un accidente de tráfico en Aravaca en el año 1973. Actuaba en Santander y mi hermano quería darle una sorpresa que trataba de otra actuación cuando Caracol acabase la suya. En el descanso del partido de fútbol apareció un anuncio de un arma, una especie de revolver, en cuya empuñadura llevaba el logotipo de Versace. Me pareció sorprendente que una marca de alta costura se dedicara ahora a la venta de armas de fuego. La sorpresa de mi hermano era la contratación de Prince, sí, el mismo, el fundador del sonido Minneapolis, el autor de “Purple Rain”. Y, además, el responsable de contactar con él y servirle de acompañante, administrador y chico de los recados era yo. Por suerte logré convencer a Prince sin cobrarnos ya que la “sorpresa” le pareció una genialidad. Le hospedé en el Hotel Real y le acompañé a comer en los mejores restaurantes de la ciudad. Por cada comida pagaba una media de ochocientos euros, la bromita  le iba a salir cara a mi hermano… y ya no recuerdo más, salvo un sol espectacular cuando atravesamos Prince y yo la Avenida Reina Victoria iluminando la bahía y el puntal.

(Dato a tener en cuenta: que yo sepa a mi hermano no le gusta ni Prince ni Manolo Caracol)

.

Comentarios

Marino Baler ha dicho que…
No te relacionas con cualquiera... Caracol y Prince. Cuando sueñes con alguna fémina de Marilyn Monroe no bajarás el listón, ¿no?

Entradas populares de este blog

Castilla la Vieja, León, Vascongadas, Murcia y Castilla la Nueva

La lectura de un libro me ha trasladado a la época que me tocó vivir en tiempos del dictador Franco. Todo ha surgido cuando se describía, en un capitulo de la novela, un mantel de plástico decorado con el mapa de España de entonces. ¡Qué recuerdos! La geografía de España durante esos años era algo distinta a cómo es ahora. La actual Castilla y León estaba dividida es dos regiones; por un lado, Burgos, Soria, Segovia y Ávila, acompañadas por las actuales autonomías de Cantabria y La Rioja (esta división se denominaba Castilla la Vieja), y por otro lado estaba León. Esta región la componían León, Zamora, Salamanca, Valladolid y Palencia. Castilla la Nueva estaba formada por las provincias de Toledo, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara y la actual Comunidad de Madrid. Murcia era Albacete y la provincia de Murcia. El País Vasco se denominaba Vascongadas. El resto de las comunidades autónomas tenían la misma distribución que en la actualidad. Recuerdo que contando 14 o 15 años teníamos, en mi

SEMANA FATÍDICA PARA EL CINE

Semana fatídica para el mundo del cine. Ingmar Berg man , director sueco, falleció ayer a los 89 años de edad. Autor de clásicos del cine como "El séptimo sello " o "Fanny y Alexander ", se encontraba retirado en su casa de la isla del Mar Báltico desde hace años. Bergman llegó a firmar más de 40 películas, entre ellas "Fresas salvajes " (1957), "Gritos y susurros " (1972), "Escenas de la vida conyugal " (1974) o "Sonata de otoño " (1978). Su obra más conocida es, sin duda, "El séptimo sello", de 1957, cumbre del cine protagonizada por Max Von Sidow, entre otros. Bergman abordó, con una visión casi siempre trágica, las relaciones entre hombres y mujeres, la muerte, la existencia de Dios o el sentido de la vida. Buena culpa de ello tuvo su educación religiosa y severa, elegida para él por su padre, pastor protestante. Hoy, un día después de la muerte de Bergman, nos ha dejado otro maestro del cine, Michelangelo Anton

Chlöe's Clue - Carmín y Rubor

Tras dos discos a sus espaldas repletos de historias, llantos y celebraciones aderezadas con apasionados ritmos de baile y de belleza, Raquel vuelve con un nuevo trabajo en el que se aprecia un cambio en su libro de estilo que ahora abraza sin corsés y con total admiración la música latina, donde el Tango, la Bossanova o el Bolero, se presentan con una mezcla natural y abrazada sin excesos, con una gran dosis de valentía y respeto, que acompaña y complementa su acuñado sonido. Su firma ya es una de las más personales en el panorama musical de nuestro país, por su originalidad, por la pasión de sus composiciones y por la falta de necesidad de contextualizar su música en ningún estilo que esté marcando tendencia en la música de nuestro entorno más cercano, porque su libertad compositiva y el arte que lleva dentro, no necesita anclajes, solo dosis elevadas de creatividad y de expresión visceral, desde su más pura esencia. Por ello su tercer disco viene con algunos cambios respecto a traba