jueves, 15 de mayo de 2008

DE TAPAS POR ZAMORA


El otro día leía en “la Opinión de Zamora” la columna de José Ángel Barrueco (por cierto ha cambiado su imagen, su foto actual es (casi) de perfil dejando ver su media melena, un poquito más larga y con más fundamento que la de José María Ánsar) y como durante esos días estaba disfrutando del Festival de las Tapas de Zamora echaba en falta alguna nota al respecto -durante estos días es la salsa (nunca mejor dicho) y el comentario de la capital- proveniente de la pluma (con perdón) del escritor zamorano.

Kankel (José Ángel Barrueco), es sus artículos es muy proclive a escribir sobre su barrio madrileño, de las escapadas con sus colegas a restaurantes de la Comunidad que preside Esperanza Aguirre (horror, ya he nombrado a dos populares), de las continuas visitas los “finde” a restaurantes hindúes o Kebabs turcos, pero muy poco sobre las exquisiteces culinarias que producen sus paisanos zamoranos en lo que a restauración se refiere. Curiosamente, como si se tratara de algo telepático, a los dos días de haber pensado todo lo descrito más arriba, Barrueco publica en su columna periodística algo referente a las malas noticias que se producen en la Provincia y que corren de boca en boca a velocidad de vértigo. Ponía como ejemplo, de que también ocurren cosas positivas, el Festival de la Tapa.


Para no extenderme demasiado y conminar desde este humilde espacio a mi amigo Kankel a escribir algo más extenso sobre las “tapas zamoranas”, explicaré grosso modo de qué se trata. La edición que acaba el domingo 18 es la tercera. La duración del Festival es de tres semanas. Participan 83 establecimientos de la capital (que yo sepa record nacional en cuanto a participación en un Festival de ese tipo). Edición tras edición se ve aumentado el número de participantes y comensales. He probado alrededor de 20 tapas durante esta edición. Mi favorita: “Bombón de escabeche” elaborada por el bar Viriato. Sobresalientes son, a mi modo de ver: “Manda huevos” del bar los Caprichos de Meneses, “Bocata de sardinas, moderno” del bar Lasal, "Sushi de arroz a la zamorana" del Hotel NH y “Denominación de origen” del RestauranteRincón de Antonio. Desgraciadamente sólo he probado unas pocas pero puedo asegurar que todas están “cojonudas”. Qué les aproveche, señores zamoranos y señoras zamoranas.

3 comentarios:

SUAVE CARICIA dijo...

pucha leerte me dieron ganas de probar todas esas exquisiteces

snif, snif
pero estoy a dieta...jajjaa

dejo suaves caricias

Javier dijo...

Tengo entendido de que por Soria también se hace un concurso de tapas aunque no he coincidido nunca, por cierto mis paisanos son un poco ratas en este tema , como mucho unos cacaueses, y en algunos sitios como en el Lázaro te los cobran como si fuera jamón.

Un abrazo

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Las malas noticias siempre vuelan más rápido...casi como inherente al género humano. Ha de ser una delicia para paladares de amplio gusto...pero por nombre, yo no me llevo (eso de "Bombón de escabeche" no me apetece); aunque quizás pudiese ir por la bocata de sardinas.

Saludos cordiales.