martes, 23 de diciembre de 2008

LA LOTERÍA


Ayer tocó la lotería en Soria. La ciudad se convirtió en una locura. La céntrica calle de El Collado, lugar donde se sitúan las dos administraciones de lotería que dieron los premios, cambió de nombre para los medios de comunicación pasando a llamarse “la calle de la alegría”. No es para menos ya que ‘cayeron’ 100.500.000 euros: 97,5 millones del tercer premio del sorteo y 3 millones de euros de una serie del Gordo.
El soniquete de los niños de San Ildefonso me recuerda siempre a los años de la infancia cuando escuchaba con mis abuelos, participaciones sobre la mesa, el sorteo. Para los que nunca hemos tenido dinero siempre ha sido referente de ilusión. Ayer en Soria, viendo las imágenes de la tele, me alegré que tocara en un barrio humilde, cumpliéndose para muchos esos sueños que yo compartía entonces con mis abuelos. Pero nunca nos tocó. Ayer tampoco. Sin embargo, muchos conocidos, amigos y compañeros de trabajo fueron favorecidos por la suerte. Fue un día distinto y animado en vísperas de mis esperadas (y merecidas) vacaciones.
Realmente, el día del sorteo es cuando empieza, para mí, la Navidad. Es el pistoletazo de salida. Debería regularse, al igual que las rebajas, el comienzo y el final de la Navidad. No hay derecho que nos toquen las narices con tanta antelación. Anuncios, regalos, luces, elementos decorativos, cada vez se adelantan más en el tiempo. Ahora, la Navidad empieza un mes antes. No hay derecho. Y no es que tenga un espíritu navideño fuera de lo normal. Para nada. Simplemente son días para estar con los tuyos. Cuando pasas mucho tiempo fuera de tu hogar familiar estos días adquieren otra dimensión. Aunque no me importaría hacer un viaje en estas fechas como ha hecho mi amiga Montse. Se ha ido unos días a China y vendrá cuando todo este tinglado haya terminado. Creo que uno de estos años haré lo mismo. Mientras tanto, desearos a todos los que tenéis la costumbre de leer mi blog, unos felices días. NOS LEEMOS.

2 comentarios:

Marino Baler dijo...

Bueno dicen que el día 22 es el día del dinero o de la salud (para los que no les toca). En mi caso no e ha tocado nada pero me alegro enormemente que haya salido en Soria.

Un saludo.

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Bueno, no fue el Gordo el que cayó en Soria...pero cien millones de Euros a repartir no es para nada menor. Aunque, desde afuera, me gustaba más cuando era en Pesetas que en Euros.

Y acerca de los tiempos de la Navidad...muchos comercios se lanzan apenas pasa Halloween y crean esa sensación de aparente alegría pero que, para varios, casi se vuelve angustia.

Saludos afectuosos, de corazón.