martes, 20 de enero de 2009


CUMBRE HISPANOLUSA EN ZAMORA


Zamora está sitiada. Nunca la había visto envuelta en tanta seguridad. He leído en la prensa que alrededor de mil quinientos agentes velarán por la custodia de los miembros de las delegaciones que participarán en el Encuentro Hispanoluso.
Cuando llegué a Soria coincidió con la época que enviaban a los presos de ETA a la cárcel de la ciudad. Durante algo más de un año, cada vez que entrabas a la ciudad te realizaban un exhaustivo control. Por entonces, todos mis compañeros eran de fuera de Soria. En una ocasión íbamos cinco personas en mi colorado Dyane 6 y la policía nos pidió a todos el carné de identidad. Resultado, salvo el vehículo, todos los demás éramos de otras provincias. Allí había un santanderino, una zamorana, una pareja de murcianos y una zaragozana. Mundo Babel nacional, vaya. Como estaba empadronado en Santander, a continuación venían las obligadas pesquisas. Afortunadamente, después de perder quince o veinte minutos, podíamos continuar viaje. Eso sucedía siempre.
Hoy, cuando me dirigía a comer a Miranda do Douro, en dirección contraria, para entrar a Zamora, había gran colapso de coches. En una fila se colocaban decenas de vehículos para pasar por el obligado control policial. Rutinas que causan excesivas molestias al ciudadano. Aunque algunos piensan que Zamora estará presente por unos días en el mapa político nacional e internacional y eso merecerá la pena. ¡Qué horror!
Los políticos zamoranos, tan ineptos como los sorianos, los cantabros o los castellonenses, reivindicarán a los señores Zapatero y Sócrates la mejora de comunicación por carretera que une Zamora con tierras portuguesas. Esperemos que les hagan caso, por una vez, y dispongamos en el menor plazo posible de vías de primera, tan necesarias para establecer una comunicación más fluida, en todos los ámbitos, con nuestros amigos y vecinos lusos.
Precisamente, en mi viaje al país vecino, pude comprobar el mal estado de la vía que une Zamora y Miranda do Douro. El viaje de ida lo hice por el embalse de Villalcampo en pleno parque de los Arribes del Duero. Sin embargo el regreso decidí hacerlo por
Bermillo de Sayago (haces unos kilómetros más pero la carretera es algo mejor).
Mañana comienza la Cumbre (iba a decir “la crisis”) y deseo lo mejor para Zamora. Suerte y paciencia.

1 comentario:

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Menos mal que no iban los cinco en un Audi Quattro...quizás los agentes no les hubieran dejado entrar, jajaja.

Entiendo que los controles exhaustivos puedan causar molestias...pero con la rápida rearticulación de ETA pese a los sucesivos golpes (parece un monstruo de varias cabezas), no pueden haber descuídos.

Pero el consuelo de decir "Zamora estará en el centro de la noticia" es bastante vago, por decirlo menos. Preferiría que Zamora estuviese efectivamente integrada con sus vecinos lusos...es algo que debiera de ser prioridad entre los integrantes de la Unión Europea.

Saludos afectuosos, de corazón.