domingo, 8 de febrero de 2009

JULIA HERRERA DE SALAS


Vi por vez primera a Julia un día caluroso de estío, cerca del mar, junto al más antiguo asentamiento romano en la Península Ibérica. Ambos compartíamos espacio interior. Yo me encontraba en la parte más baja de la sala y ella, con porte jactancioso y algo petulante, se exhibía en la parte media. Más tarde entendí a la perfección su actuación.

Comparto con ella muchas cosas. Ambos somos “aire de venus”, tenemos gran sentido del humor, nos emocionamos con facilidad, somos positivos, creativos y una de nuestras misiones es el servicio a los demás desde distintos ámbitos sociales.
Julia es una gran comunicadora. Se ha hecho a sí misma y eso se percibe enseguida. Es fuerte. Sabe diferenciar situaciones. Estudia en profundidad a las personas y realiza, de manera rápida y contundente, un perfil fiable. Suele apostar a caballo vencedor y es directa y emotiva.

Me ha regalado, durante seis días, algo de su tiempo y he podido disfrutar de su frescura, de sus ideas, de su poesía, de su sonrisa y... se lo agradezco en el alma. Me ha servido para certificar que hay que vivir la vida con entusiasmo, con felicidad y con el ánimo fiel a nuestras ilusiones y convicciones. Seguiré siendo una persona triste -ella conoce mi secreto- pero con una vitalidad a prueba de bomba.

Lo que más me gusta es su mirada y, a veces, su voz.

Te deseo lo mejor. Gracias, Alma.

3 comentarios:

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Junto al más antiguo asentamiento romano en la Península Ibérica...¿Tarraco?

Dignifica el corazón hablar bien de las personas...en tiempos donde lo más facilista y llamativo es referirnos de forma negativa a los otros, lo que haces es digno de elogio. Bien que puedan disfrutar tiempo juntos...la vida es mejor cuando se está en compañía.

Saludos afectuosos, de corazón...a ambos.

www.juliaherrera.es dijo...

Luis Alejandro... gracias por la parte de afecto que con agrado recibo, en tu saludo.

Tienes razón, es muy hermoso expresar un sentimiento positivo hacia otra persona, dignifica a quien lo ofrece y más, cuando se hace públicamente como sucede en este caso.

Remontándome al asentamiento romano, que en primera instancia hubo entre Luis y yo...

...sólo puede ofrecer, lo que recibo, no conozco otra manera de comportarme.

Me gusta el teatro y estar en escena, sólo en esas tablas soy capaz de interpretar. Considero que en la vida hay que ser... natural.

Mi cariño a Chile y a ti. Sabes? -Gracias alma- mi libro, está allí.

Hasta luego.
Julia'H

Elizabeth Sandoval dijo...

Gracias Luis por tantos elogios a Julia.
Estoy especialmente de acuerdo contigo en uno concretamente:

"SU MIRADA"

Un fuerte abrazo,

Elizabeth Sandoval