Ir al contenido principal

CASTELLÓN INTERIOR


Comenzaré mi día por el final. Mejor así. O distinto, nunca se sabe. Referencias actuales: tumbado en la cama compartiendo dos sonidos bien confrontados. Más cercano, el sonido de un Adagio de Haydn con  el cello de Jacqueline du Pré, grabado por el sello EMI en 1989. En el otro rincón del  cuadrilátero que demarca la habitación, el sonido enaltecido de un mar agitado. Sobrellevo ambas resonancias y las disfruto por igual. Haydn acaba antes el musical encuentro y lo sustituye Köln Concert de Keith Jarret. El mar persiste con su repetición espontánea y minimalista.
Horas  antes de mi derrumbamiento en el catre disfruté de paisajes mágicos, indiscutiblemente  sorprendentes por las humedades recién llegadas. Nieblas acorralando los verdes árboles en el “Desierto de Las Palmas”;  lluvia pertinaz en la subida al castillo de Vilafamés; tranquilidad relativa en el humedal de Torreblanca. Cambié mi rumbo versátil, abandonando la serenidad  de mí querido Voramar en busca de otros placeres que ofrece el interior castellonense, tan hermoso con las primeras lluvias otoñales. Me dejé llevar de diferentes emociones fundamentales: la belleza del paisaje  estimulante  con las nuevas sensaciones estaciónales. A pesar de todo ello, eché en falta el café en su punto del hotel Voramar y las vistas al Mediterráneo desde sus miradores.  Recurrente y fundamental territorio ocasional y persistente.
Me duermo con Madeleine Peyroux sonando. Añoro, con los ojos cerrados ya,  momentos vividos de palpitaciones revolucionadas. Me despierta un dolor muscular en la espalda, producido, supongo, por casi nueve largas horas tumbado y un sueño que pasa por “El Nido” donostiarra. Me asomo a la terraza y el sol regresa de nuevo. Maravillosa mañana. 25 de octubre y desayunando en bañador. Disfruto del sol, del mar y sus sonidos imprescindibles y siempre manifiestos. El día comienza en un estado perfecto cuando acabo de  relatar algo que ya es pasado.

Comentarios

Mariluz Arregui ha dicho que…
Otoño extraño, verdad?

Afortunado, en ese escenario..
besos

Entradas populares de este blog

Castilla la Vieja, León, Vascongadas, Murcia y Castilla la Nueva

La lectura de un libro me ha trasladado a la época que me tocó vivir en tiempos del dictador Franco. Todo ha surgido cuando se describía, en un capitulo de la novela, un mantel de plástico decorado con el mapa de España de entonces. ¡Qué recuerdos! La geografía de España durante esos años era algo distinta a como es ahora. La actual Castilla y León estaba dividida es dos regiones; por un lado, Burgos, Soria, Segovia, Ávila,Valladolid y Palencia, acompañadas por las actuales autonomías de Cantabria y La Rioja (esta división se denominaba Castilla la Vieja), y por otro lado estaba León. Esta región la componían León, Zamora y Salamanca. Castilla la Nueva estaba formada por las provincias de Toledo, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara y la actual Comunidad de Madrid. Murcia era Albacete y la provincia de Murcia. El País Vasco se denominaba Vascongadas. El resto de las comunidades autónomas tenían la misma distribución que en la actualidad. Recuerdo que contando 14 o 15 años teníamos, en mi i

CASTELLÓN, LA SEGUNDA PROVINCIA MÁS MONTAÑOSA DE ESPAÑA

Siempre me ha parecido curioso que Castellón sea la segunda Provincia más montañosa de España. Acompaño un texto sacado de Wikipedia. He intentado saber cuál es la más montañosa pero no encuentro datos. Intuyo que será Cantabria, Asturias o, tal vez, Huesca, pero no lo sé. La provincia es montañosa en su interior, donde las estribaciones del Sistema Ibérico conforman las comarcas naturales del Maestrazgo por el norte y la Sierra de Espadán por el sur. Además, entre ambas encontramos al pico de Peñagolosa (que da nombre al macizo del mismo nombre) y que con 1813 msnm es la segunda cima más alta de la Comunidad. Otras alturas principales de la provincia son la Peña Salada (1.581 msnm), el Pina (1.405 msnm), el Encanadé (1.393 msnm) y la Muela de Ares (1.318 msnm). La provincia cuenta con una estrecha zona costera en la que destacan como accidentes geográficos la península de Peñíscola, el cabo de Oropesa y el entrante de Almenara. La mayor parte de la población habita en la franja c

SEMANA FATÍDICA PARA EL CINE

Semana fatídica para el mundo del cine. Ingmar Berg man , director sueco, falleció ayer a los 89 años de edad. Autor de clásicos del cine como "El séptimo sello " o "Fanny y Alexander ", se encontraba retirado en su casa de la isla del Mar Báltico desde hace años. Bergman llegó a firmar más de 40 películas, entre ellas "Fresas salvajes " (1957), "Gritos y susurros " (1972), "Escenas de la vida conyugal " (1974) o "Sonata de otoño " (1978). Su obra más conocida es, sin duda, "El séptimo sello", de 1957, cumbre del cine protagonizada por Max Von Sidow, entre otros. Bergman abordó, con una visión casi siempre trágica, las relaciones entre hombres y mujeres, la muerte, la existencia de Dios o el sentido de la vida. Buena culpa de ello tuvo su educación religiosa y severa, elegida para él por su padre, pastor protestante. Hoy, un día después de la muerte de Bergman, nos ha dejado otro maestro del cine, Michelangelo Anton