miércoles, 30 de noviembre de 2011

EXPOSICIÓN DE AGUSTÍ CENTELLES EN EL MUSEO NUMANTINO DE SORIA

La Semana de la Memoria Histórica y de los Derechos Humanos, que celebrará del 28 de noviembre al 5 de diciembre su quinta edición en Soria, permitirá ver en la capital soriana una exposición fotográfica de Agustí Centelles, considerado como el Robert Capa español por sus imágenes de la Guerra Civil.
La exposición "Agustí Centelles. Testigo de la Historia" enseñará en el Museo Numantino, desde el 29 de noviembre y hasta el 11 de diciembre, 63 obras obtenidas directamente de los negativos originales y que pertenecen a la colección familiar de los Centelles.
Además la exposición incluirá varias cámaras fotográficas de la época y una serie de publicaciones, también originales, en las que aparece Centelles.
Centelles (1909-1985) está considerado como uno de los fotógrafos más destacados de la Guerra Civil, al documentar de forma plástica el ambiente de la España antes de la contienda, la guerra desde el bando republicano y dejar testimonio de la vida de los exiliados españoles en los campos de concentración franceses.
Además, en la Semana de la Memoria Histórica, está prevista la participación del abogado Carlos Slepoy, responsable de la querella interpuesta en Argentina contra el franquismo por crímenes contra la humanidad; el fiscal Carlos Jiménez Villarejo y Mar Soriano, máxima representante de la Plataforma de afectados por el robo de niños en clínicas de toda España.
Las jornadas se iniciarán el 28 de noviembre con una mesa redonda con familiares de civiles asesinados en Soria y se cerrará el 5 de diciembre con la intervención deGervasio Puerta, presidente de la asociación de ex-presos y represaliados políticos, que presentará su libro "Palomas tras las rejas".

1 comentario:

Anónimo dijo...

¿No debería figurar aquí una reproducción de José Calvo Sotelo, diputado elegido en las urnas, víctima asesinada del gobierno republicano, abandonado tras su ejecución ante un muro de cementerio; el genocidio de miles de curas y monjas; los fusilados de Paracuellos de Jarama...? ¿No tienen tanto valor esos muertos como estos otros?