jueves, 17 de mayo de 2012

ESAS PEQUEÑAS COSAS


Amaneció  oscura la mañana y recién despiertos sometí a mi acompañante a un examen sencillo sobre temas musicales. El primer tema que sonó fue “The Needle and the Damage Done”” de Neil Young y aunque ella tenía el nombre en la punta de la lengua tuve que ofrecerle la primera de las dos pistas: -“Perteneció a un cuarteto muy famoso hace algunas décadas”. Sonó de nuevo el tema, y, aunque  seguía teniendo su nombre en la punta de la lengua  le di  la segunda pista: -“Su nombre empieza por N y acaba en g”. Por cada pista no resuelta sometía a la examinada a un castigo, aceptado, que por salvaguardar la intimidad evitaré explicar. No hubo más pruebas y  tras cobrarme las tasas del cariñoso castigo decidí decir su nombre. ¡Claro! exclamó,  ¡lo sabia, lo sabía!

El segundo tema que sonó en tan curioso examen fue “These Arms of Mine” de Otis Redding. Después de pensarlo un rato, soltó: -Lo sé. Es un antiguo miembro de The Platters.  No, respondí, Se trata de uno de los mejores músicos de Soul de todos los tiempos. Creo que no le di más opciones y le dije quién era. El penúltimo tema fue el primer corte del álbum “All For You” de mi favorita Diane Krall. Contestó, sin demasiado convencimiento, que se trataba de Nina Simone. La primera pista: -“Es canadiense”. Nada. La segunda: -“La he visto en directo en Donostia”. Rien de rien. Y la última: -“Comienza por Di…” Y  acertó, claro, no quería someterle a más humillaciones. El último tema musical correspondió a The Rolling   Stones, algo de su disco parisino, reeditado el pasado año “Exile on Main Street”. Enseguida, a pesar de su empanada mental y física aquella mañana,  acertó. Quise acabar con algo facilón para potenciar su ego, tan sometido por mi.

Me gustaría repetir examen musical con la misma persona. Total, no tengo nada que perder y mucho que ganar. Siempre gano y ella, además, tan contenta. Felices todos.

2 comentarios:

Mariluz Arregui dijo...

Eres único:)

Pobre mujer: ))))

Alegría. dijo...

Hacía tiempo que no te visitaba... Comprendo muchas cosas...
Divino.
Esas pequeñas cosas...
Saludos.