miércoles, 22 de agosto de 2012

EL AUTOR DE BOB MORANE


Henri Vernes es un seudónimo, realmente se llama Charles Henri Jean Dewisme. Nació el 16 de ocubre de 1918 en la ciudad belga de  Ath. Es autor de más de 200 novelas de acción. Uno de sus personajes, Bob Morane, es el más conocido, todo un héroe de aventuras que abarcó más de cincuenta años en álbumes de cómics y películas animadas.

Sus padres se separaron cuando era niño y fue criado por sus abuelos maternos. Pronto abandonó la escuela y comenzó a trabajar en la carnicería de sus padres para luego volver a estudiar. En el año 1937, utilizando un pasaporte falso viajó a China, concretamente a Cantón, con su enamorada Madame Lou. De vuelta de su viaje de dos meses, se casó  con Gilberte, hija de un cortador de diamantes, pero el matrimonio sólo duró tres años. En la Segunda Guerra Mundial sirvió en los servicios de inteligencia del ejército belga. En 1944 publicó su primer libro, “La Porte Ouverte”. Dos años más tarde se trasladó a la capital francesa escribiendo para una agencia norteamericana de noticias. Siguió publicando novelas y en 1949 regresó a Bélgica. Tuvo un éxito rotundo con el debut de su héroe más popular, Bob Morane. En 1959 aparece su primer álbum de comics, “L´oiseau de feu”, dibujado por Dino Attanasio, siendo otro éxito comercial. Bob Morane fue la estrella de muchos más libros, cortometrajes e incluso una serie para televisión de 26 episodios.

En 1967, la colección sobre Bob Morane se publicó en libros de bolsillo vendiendo 15 millones de libros. En 1974 se inició el ciclo de Ananké, considerada como su obra maestra. Su novela número 200, el Bob Morane “La guerre du Pacifique n´aura pas lieu (La guerra del Pacífico no va a suceder) se publicó en 1996.

En 1997 Vernes fue el tema del documental “Henri Vernes, sin aventurier de l´imaginaire”, y en 1999, a la edad de 81 años, fue condecorado como Officier en la Orden belga de Artes y Letras. Un club de fans, “Club Bob Morane”, fue creado en 1986 en el 33º aniversario del héroe.

Conocí a Henri un día de primeros de agosto de 2012, en un restaurante de Bruselas, cuando él tenía 94 años de edad. Espero que su vida se prolongue mucho tiempo más y siga conservándose tan bien como cuando le conocí.

Mucha suerte, Henri.