Ir al contenido principal

¿LA PRIMAVERA?


Hoy, por suerte, he tenido tiempo para pensar, para escuchar música relajadamente,  para estar tranquilo, para que el tiempo pase sin apenas darme cuenta. Comencé la mañana atravesando la ciudad en coche (cuando me preguntan cuánto consume mi coche en ciudad siempre digo que no lo sé, conduzco en Soria) y escuchando un programa de radio que hablaba de la primavera. Mientras lo escuchaba mis limpiaparabrisas separaban los colosales copos de nieve del cristal.  Entrevistaban a dos mujeres, una era japonesa y otra española, supongo,  relacionada profesionalmente con la meteo.  La profesional se explayó con datos sobre el día que entra cada estación. Decía que no había nada lógico, que no era lo mismo la última quincena de agosto en Madrid capital  o en parte del Mediterráneo que en el Pirineo, por ejemplo. La nieve, a seis de abril, daba la razón a la comentarista. En Soria, en plena primavera, la temperatura era de un grado. Luego habló la japonesa. Tengo que   decir que poco y con el acento característico de los nipones. Por lo visto, venía de ver los cerezos en flor que anuncian que la primavera ha llegado. Por cierto, según decían en la emisión, en Asia el primer árbol que florece es el ciruelo y los chinos se han apoderado de él para simbolizar la primavera. Los japoneses, para diferenciarse de los chinos, han acogido, sin embargo, el cerezo para representar la estación anterior al verano.
Y, aunque, normalmente la floración de algunos árboles frutales llega cuando entra la primavera, entre el 20 y el 23 marzo, últimamente veo los cerezos, y otros frutales, en las proximidades del Mediterráneo llenos de  flores, rosas o blancas, a finales de enero. No cabe duda que la primavera es casi eterna por aquellos lares.
La primavera se ha encharcado y parece que el invierno no ha acabado de irse, no obstante, me gusta la idea de meterme en casa, ver nevar desde la ventana mientras escucho la seis de la BBC por la radio, leo un libro y preparó algo para picar acompañado de un vinito de Oporto. En invierno, cuando voy a trabajar y el día es así de triste digo para mis adentros: “hace un día para quedarse en casa y no salir”. A mi, que durante casi veinte años no he parado de viajar todos los fines de semana, muchas veces me apetece precisamente eso, disfrutar de la intimidad que te ofrece tu vivienda, cobijado por una buena calefacción y mejores viandas. Siempre recuerdo que en la última entrevista  que leí antes de morir Julián Marías, decía: “ojalá en la otra vida me encuentre como en mi casa”. Quién me iba a decir a mi hace unos años que sería tan casero.



Comentarios

Mariluz Arregui ha dicho que…
Claaaaaro...
viandas y vinito.....:))

Marino Baler ha dicho que…
Hace años que estoy apuntado al género 'casero'. Mi sábado por la noche perfecto es con palomitas, un pack de seis cervezas, algún que otro cigarro, una película e internet.

Saludos.
Tierra ha dicho que…
No sé si te llega el comentario o si es tarde; si sé que a mi me gusta mucho dialogar, emprender, ilusionarme. Un sin fin de cosas... Pero la vida me ha enseñado a valorar que, lo sencillo es lo válido.
Me encanta salir de vez en cuando y disfrutar de la buena gente pero, me gusta disfrutar durante más momentos de mi casa y de la humildad de las personas sencillas.
Eres muy bueno... lo sigo diciendo.

Nunca dejes de hacer magia.
Luis Lópec ha dicho que…
Pues claro, marionly, viandas y vinito!!!!!
Gracias, siempre, por tus comentarios, Marino.
Seguiré, intentando hacer magia para personas como tú, Nube. Gracias.

Entradas populares de este blog

Castilla la Vieja, León, Vascongadas, Murcia y Castilla la Nueva

La lectura de un libro me ha trasladado a la época que me tocó vivir en tiempos del dictador Franco. Todo ha surgido cuando se describía, en un capitulo de la novela, un mantel de plástico decorado con el mapa de España de entonces. ¡Qué recuerdos! La geografía de España durante esos años era algo distinta a cómo es ahora. La actual Castilla y León estaba dividida es dos regiones; por un lado, Burgos, Soria, Segovia y Ávila, acompañadas por las actuales autonomías de Cantabria y La Rioja (esta división se denominaba Castilla la Vieja), y por otro lado estaba León. Esta región la componían León, Zamora, Salamanca, Valladolid y Palencia. Castilla la Nueva estaba formada por las provincias de Toledo, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara y la actual Comunidad de Madrid. Murcia era Albacete y la provincia de Murcia. El País Vasco se denominaba Vascongadas. El resto de las comunidades autónomas tenían la misma distribución que en la actualidad. Recuerdo que contando 14 o 15 años teníamos, en mi

SEMANA FATÍDICA PARA EL CINE

Semana fatídica para el mundo del cine. Ingmar Berg man , director sueco, falleció ayer a los 89 años de edad. Autor de clásicos del cine como "El séptimo sello " o "Fanny y Alexander ", se encontraba retirado en su casa de la isla del Mar Báltico desde hace años. Bergman llegó a firmar más de 40 películas, entre ellas "Fresas salvajes " (1957), "Gritos y susurros " (1972), "Escenas de la vida conyugal " (1974) o "Sonata de otoño " (1978). Su obra más conocida es, sin duda, "El séptimo sello", de 1957, cumbre del cine protagonizada por Max Von Sidow, entre otros. Bergman abordó, con una visión casi siempre trágica, las relaciones entre hombres y mujeres, la muerte, la existencia de Dios o el sentido de la vida. Buena culpa de ello tuvo su educación religiosa y severa, elegida para él por su padre, pastor protestante. Hoy, un día después de la muerte de Bergman, nos ha dejado otro maestro del cine, Michelangelo Anton

Chlöe's Clue - Carmín y Rubor

Tras dos discos a sus espaldas repletos de historias, llantos y celebraciones aderezadas con apasionados ritmos de baile y de belleza, Raquel vuelve con un nuevo trabajo en el que se aprecia un cambio en su libro de estilo que ahora abraza sin corsés y con total admiración la música latina, donde el Tango, la Bossanova o el Bolero, se presentan con una mezcla natural y abrazada sin excesos, con una gran dosis de valentía y respeto, que acompaña y complementa su acuñado sonido. Su firma ya es una de las más personales en el panorama musical de nuestro país, por su originalidad, por la pasión de sus composiciones y por la falta de necesidad de contextualizar su música en ningún estilo que esté marcando tendencia en la música de nuestro entorno más cercano, porque su libertad compositiva y el arte que lleva dentro, no necesita anclajes, solo dosis elevadas de creatividad y de expresión visceral, desde su más pura esencia. Por ello su tercer disco viene con algunos cambios respecto a traba