domingo, 28 de julio de 2013

ENCLAVE DE AGUA (y 2)



Es agradable pasear por la zona del río a altas horas de la madrugada con tanta gente desplazándose de un lugar a otro. Las luces se reflejan en el Duero, los puentes están iluminados y el paseo de San Prudencio, con sus farolas y los álamos (mi corazón está vagando, en sueños...) recuerdan a algún paseo de Praga o Brujas. Da gusto sentir el frescor del río, llevar cazadora, después del calor diurno tan exagerado. Durante el recorrido desde el antiguo fielato hasta el recinto del festival se escucha la música estridente. Recorriendo sus inmediaciones me llama la atención un tipo, mejor dicho su exorbitante vientre, me fijo entonces en su camiseta que tiene el siguiente mensaje escrito: “barriga patrocinada por Mahou”… el tipo me mira cuando paso y no puedo remediar sonreír y cuando lo he pasado reírme a carcajada limpia. Los aledaños del festival me recuerdan a esos mercados medievales que se celebran en todas las ciudades: mesones con asados, cervecerías, puestos de venta de productos artesanales, churros… y un olor intenso a “maría” dentro y fuera del recinto. La madrugada del sábado, tuve la suerte de ver las actuaciones, no completas, de The California Honeydrops, que ya visitó Soria anteriormente y que presentó su nuevo "Like you mean it" (2013). y de “Greements de Fortune”, un cóctel de sonidos P-Funk, rock, disco, rap y afrobeat, con 
Bibi Tanga como vocalista. Anoche pude ver a Chic Wickham, DJ e intérprete británico interesado en la música negra, especialmente en el hip hop, funk y todas las tendencias que fusionen los sonidos “negros” con la electrónica y a la californiana Lisa Kekaula “and the Lips”, combinando el soul y el punk/rock con una banda en la que destaca su sección de metales.
Comentaba con unos amigos que el Festival Enclave de Agua, es, sin duda, lo mejor que se ha realizado en Soria musicalmente. No obstante, todos creíamos conveniente que debería pagarse entrada, aunque fuera un precio simbólico, y evitar que el publico introduzca en el recinto todo tipo de neveras, botellas, latas… Cuando me enteré qué, además, el transporte urbano especial que tiene el trayecto centro de Soria-festival también es gratis puse el grito en el cielo…¿¿¿Además???? Me encanta la música, me encanta el ambiente que hay en el festival, soy partidario de que sus ediciones permanezcan el mayor tiempo posible, pero cobrando, por favor, en estos tiempos que corren no estamos para regalar. Ahora quiero saber cuánto nos cuesta a los sorianos el festival. Cuando lo sepa lo comentaré aquí. Mientras tanto, sigamos disfrutando de la música.