domingo, 17 de diciembre de 2006

HERMANOS LAGUTIK




Desde hace varios meses veo en Zamora, concretamente en la céntrica calle Santa Clara, a dos hermanos gemelos que tocan el acordeón. Pero como vivo en Soria un buen día vi a uno de ellos tocando en el Collado. Me impactó. Pensé: no puede ser, es el mismo que veo en Zamora. Poco tiempo después estuve en Zamora y pregunté al muchacho que estaba tocando ¿es posible que te haya visto en Soria? Me respondió que era su hermano gemelo que decidió emigrar a otras tierras, en solitario, para poder deleitar (esto es cosecha personal) a un público distinto y ocasional, e intentar ir subsistiendo en una aventura tan dura como es tocar en la calle de un país desconocido.

Los hermanos Lagutik, Valery y Vitaly, son rusos y han estudiado durante muchos años en su país de origen, en la Escuela de Música y el Conservatorio. Consiguieron varios premios en el sur de Rusia e incluso aportaron su granito de arena enseñando música en la Academia Koetov, según me indica Valery, que lleva más tiempo residiendo en España que su gemelo Vitaly. (tienen otro hermano que ha cosechado más éxitos que ellos dos en su país, formando parte de una reconocida orquesta y con un clamoroso éxito de ventas con un disco que me ha enseñado, pero que al estar en caracteres rusos me ha sido imposible descifrar. No puedo, por tanto, dar más información). En definitiva, se trata de dos grandes músicos con una clara personalidad y, además, no les importa estar en la calle. Es más, les sirve para darse a conocer al gran público, que de manera sorprendente, escucha durante unos minutos, en su paseo distendido, obras de música clásica y otras versiones más populares y cercanas, a un músico callejero interpretando lo mejor de su repertorio con un instrumento tan diferente como es un acordeón.

Primero me puse al habla con Valery y le informé de los numerosos viajes que hacía entre ambas ciudades, Zamora y Soria, y me ofrecí a poder desplazarlos para visitarse. Más tarde, en Soria, dije lo mismo a Vitaly y en mi primer viaje a la ciudad avanzada en el Duero le invité a acompañarme. Vitaly, educadamente, rehusó la invitación y me pidió que le trajese a Soria unos enseres personales. Me dio sus teléfonos y llamó a su hermano para que lo preparase para traérselo a Soria. Hoy mismo quedé con su hermano. Tomamos un café y me invitó a su casa. Compartí con él unos momentos entrañables escuchando sus nuevos discos, grabados y puestos a la venta desde noviembre, con gran acogida por parte de su público. Después me endosó un gran baúl para su querido hermano “soriano”. Ahora mismo acabo de entregárselo a Vitaly, que muy agradecido recogió sus bultos.

Valery me regaló, por mi comportamiento, sus dos nuevos discos y los he escuchado. Me parecen un testimonio grandioso de su buen hacer y he de recomendarlos a mis queridos lectores.
En su casa zamorana me enseñó todas sus fotos familiares: sus esposas, sus hijos, su querida madre e incluso me invito a visitar Moscú y su próxima casa familiar (su madre la está construyendo) a treinta kilómetros de la capital rusa. En poco tiempo he entablado una relación maravillosa.

He buscado en Internet algunos datos sobre ellos y en un blog me he encontrado algunos detalles personales. Parece ser que Valery abandonó su ciudad debido a que la policía quería extorsionarle diciendo que tenía dinero, incluso le amenazó, si no les daba algún presente, con meter droga en su casa y denunciarle. Con mucha valentía abandono su país y decidió buscar una nueva vida en algún lugar donde poder cobijar a su esposa y tres hijos y emprender una nueva vida a cambio de ofrecer lo mejor de sí mismo: su música.
Hoy está junto a nosotros. Su hermano vino poco tiempo después a España. Ambos se han establecido aquí al igual que muchos inmigrantes que buscan algo mejor. Me parece meritorio su triunfo personal. Desde aquí quiero dedicar este emotivo y humilde homenaje a esas personas que tan sólo quieren vivir en libertad, sin ningún tipo de cadenas, ofreciendo lo mejor que pueden dar, en una sociedad que a veces es insolidaria y mide a todos por el mismo rasero: el rasero de la intolerancia y la discriminación.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

yo los veo todos los dias en el collado y vitali asta me ha ofrecido clases de ruso gratis, por otra oarte su antipatia se hace patente en todos los sentidos diciendome ke soi un pesado porke no le dejo de preguntar cosas en ruso.Pero yo no tengo la culpa de ke sea un muerto de hambre asike vitaly
jodete

Anónimo dijo...

vaya par de feos parece que se an comido un rabo los 2

Luis López-Cortés dijo...

La educación brilla por su ausencia. Lástima.

Marino Baler dijo...

He estado esta Semana Santa en Soria con una persona muy especial. Desde el primer momento en que vimos a Vitali nos causó una gran admiración. Varias veces le dejamos monedas y siempre respondía con una sonrisa y un "gracias". Le compramos un disco que nos sorprendió gratamente. Es un placer pasear por El Collado y oir su música.

Luis López-Cortés dijo...

Marino, siempre es un placer escuchar música de calidad, máxime si la escuchamos en la calle y nos traslada su sensibilidad.
Bienvenido a mi blog. Saludos.

Anónimo dijo...

Yo le he comprado los cuatro cds. que ha sacado a la venta, cierto que siempre dice gracias cuando le regalas una moneda, por cierto, decir que es al único músico que los sorianos les damos monedas, y es porque queremos que esté con nosotros; a los demás que vienen ocasionalmente NI AGUA. pero a Lagutik lo mimamos todo lo que podemos para que no se vaya.

Anónimo dijo...

Nadie se ha parado a pensar que los amigos molestan y mucho a los vecinos que están cerca de su "lugar de trabajo". Tampoco que no paguen impuestos de ningún tipo, ¿verdad? Porque el puesto de castañas de enfrente si los paga y lo mismo las terrazas de los bares. Dos impresentables.

Anónimo dijo...

Que mala es la envidia... lo primero que voy a comentar es que no son unos caraduras, son dos personas que se ganan el dinero de manera honrada, que si el ayuntamiento no les dejase no estarian donde estan, y que aunque no vayan contando por ahi si pagan o no pagan impuesto por "establecerse" no quiere decir que no lo hagan. que son feos... bueno, y que? hay que ser guapo para poder existir? que yo sepa para saber de musica no hace falta ser agraciado fisicamente... muertos de hambre? permiteme dudarlo, seguramente ganen mas dinero que muchos indeseables que se dedican a criticarles y a insultarles, de hecho no creo que haya muchos que puedan afirmar tener piso propio, y estos muchachos, gracias a lo que ganan, que su esfuerzo les cuesta, viven en su propia casa. lo dicho, que mala es la envidia

Anónimo dijo...

Estoy contigo, sinceramente. Es muy agradable pasear por tu ciudad o ciudad ajena y escuchar buena música. De feos, yo discrepo, a mi me parecen muy guapetes, y de secos o bordes como los acusais... en fín, pasad por delante de ellos y si no te miran a los ojos y te brindan una sonrisa, es que no se trata de los mismos hermanos. Por cierto, quien quiera criticarlos, que se pongan ellos en la calle a tocar en invierno, lo primero a ver a quién le sale buena música con los dedos congelados, lo segundo, a ver quién es el que está guapo con la que cae, y lo tercero, a ver quién sonrie en esas condiciones. Ainsss, no se puede amargar a la gente con estos comentarios, más os vale criticar y poner comentarios a otras personas que se lo merecen más. Por cierto, a qué os dedicais??? me gustaría ir a vuestro trabajo, a ver si sois guapiiiisimos, sois super competentes y me resolveis todo con una sonrisa en la boca...

Anónimo dijo...

Tiene que haber gente de todo tipo, en este mundo,y algunos por cierto muy mal educados,y los tacharia de más cosas.....
Animo, a los dos hermanos a seguir,deleitandonos con su musica y su sonrrisa, cada vez que pasamos,por Santa Clara,en los frios inviernos y calurosos veranos

Anónimo dijo...

Vivo muy cerca de donde se pone a tocar Vitaly en Soria y le llevo escuchando desde que empezo. Es un placer y no molesta en absoluto. No me imagino la calle en silencio sin su musica