lunes, 23 de noviembre de 2009

COMENTARIOS EN MI BLOG


Ayer, domingo, por circunstancias que no vienen a cuento, madrugué en exceso. Al levantarme, hacía las siete, me asomé a la ventana y observé que la policía local, creo, colocaba uno de esos dispositivos para examinar el alcohol en vena (digo, en sangre) de los conductores. En Soria, al igual que en otros lugares fríos (caso de Islandia, por ejemplo) se bebe mucho. Sólo hay que pasear de madrugada, los fines de semana, por el céntrico Parque de la Dehesa para comprobarlo. En estas fechas, junto a la bucólica y apacible alfombra ambarina que forman las hojas de los árboles, podemos encontrar vasos de plástico, botellas de bebidas alcohólicas de todas las marcas y tamaños, bolsas -todavía regaladas- de hipermercados de la ciudad… Una lástima.

Recuerdo que hace unos años, cuando junto a los componentes de mi club deportivo viajábamos a otra capital de Castilla y León para disputar un torneo, más o menos a esa misma hora, las siete, siempre nos retenían en algún control para salir de Soria. A pesar de ir todos equipados con la ropa del club o de la Selección de Castilla y León, tenía que soplar y comprobar que mi cola-cao, recién tomado, daba un 0.0 de alcohol en la sangre. ¡Menos mal!

Cuando madrugo y no tengo nada que hacer me gusta ver en Internet las últimas noticias ocurridas en el mundo y abrir el correo. Alguien dijo en alguna ocasión que “nada produce más tristeza que no recibir noticias” y tiene parte de razón. Sería terrible no saber nada de lo que ocurre a tú alrededor o no recibir noticias de tus seres queridos. Por suerte, en mi correo, tenía un e-mail de Ángel, que tiene el don de alegrarme el día con cualquier cosa que me escriba. Además, desde que se codea con las vanguardias literarias madrileñas es un honor que se acuerde de uno. En su correo me dice que tiene problemas para dejar sus comentarios en mi blog. Al parecer se los devuelven, rebotan. Y eso que intenta disuadir a los administradores del blog convenciéndolos que somos amigos y que para nada es el “cobrador del frac”. Suele pasarme con algunas personas. No pueden dejar comentarios y, sin embargo, no se trata de que yo quiera que eso ocurra. Alguien me explicó, no sé si con razón o sin ella, que dependiendo del servidor, el administrador del blog puede obstaculizarlo por razones que sólo ellos conocen. A Fernando, un amigo pamplonica emigrado recientemente a tierras gaditanas, le ocurría eso. No podía dejarme comentarios. Lo solventó firmando con su nombre/URL en vez de hacerlo mediante su cuenta de Google o similar. Desde que publica los comentarios de esa manera no hemos vuelto a tener problemas. No tengo culpa de esas cosas. Me encantan todos los comentarios que recibo y los acepto de muy buena gana. No hay censura, todos los que he recibido han sido publicados.

Al regresar a casa para comer el control ya había desaparecido. Ángel estaría en ese momento comiendo con su pequeño hijo artista y Fernando, tal vez, bañándose en las templadas aguas mediterráneas. No pensé en ellos en ese momento, ni tampoco en la plácida siesta que eché nada más (ya sé qué está mal) comer. Sin embargo, no sabía como terminar el escrito y queda muy bien acordarse de los amigos. Saludos a Ángel, Fernando y a todos los que tenéis, o no, problemas para dejar vuestros, siempre bienvenidos, comentarios.

11 comentarios:

Mariluz Arregui dijo...

Con los que te dejo yo pasa algo parecido siempre, pero siempre:

primero me los rechaza, recibo el correo del mail-errrosystemm etc, ,
bien grande y negro :),
y cuando lo publicas,
me aparece siempre otro igual de grande y negro.

No será que el administrador te tiene envidia...porque nuestros comentarios son muy, pero que muy buenos ? :)

Besos


Ale, ahora a esperar que me rechace...:)

Luis Lópec dijo...

No lo entiendo, ¿qué puedo hacer? brgggggggggggggggggg al cuadrado.

Mariluz Arregui dijo...

Rezar.

Te va?

:))))

Marino Baler dijo...

Vaya, casualmente, este sábado me pararon para hacerme un control de alcoholemia cuando iba a casa a las 3 de la mañana. Solamente me había tomado un par de cervezas cenando a las 10 de la noche así que estaba tranquilo.

Sobre lo de los comentarios sí que es raro. A mí nunca me ha pasado comentando en tu blog. Lo que me ha ocurrido, en mi blog, es que, a veces, la gente no puede entrar debido al navegador. Con el Explorer da problemas pero con Mozilla no (yo mismo lo he comprobado). A lo mejor es eso lo que puede ocurrir, que depende del navegador que se use dé, o no, error a la hora de comentar.

Un saludo.

La Rata Paleolítica dijo...

Desesperante experiencia.
Sólo decirte que a mí nunca me ha dado problemas. Normalmente entro con Mozilla o con Chrome.
Lo que dice Mariluz puede ir bien, te añado otras ideas:
- Poner velas a santos varios.
- Hacer unos sacrificios a dioses griegos.
- Recitar unos mantras...

Suerte Luis.

Jesús.

Andrés Ñíguez dijo...

Yo también soy un sufridor del capricho de tu blog que me devuelve una y otra vez los comentarios. Voy a subirlo con Nombre/URL para probar.
Aunque no entren los comentarios, te sigo de cerca.
Un abrazo
Andrés

Ritmo Rancio dijo...

Siento no poder ayudar, mis conocimientos informáticos, mejor dicho desconocimientos....
(si Andrés no lo soluciona, puf díficil)

Por cierto lo de la siesta no es que esté mal, es que está bien, muy bien

Un abrazo

anadelarobla dijo...

Pues lo intentaremos como dices... Yo soy una de las damnificadas. Besos con los dedos cruzados.

farregui dijo...

Más que comentarios. Esta vez será una expresión: pasa el tiempo y cada vez se nota más la talla de alguna persona, se ve entre telas, se escucha entre ruidos.

Saludisimos Luis, espero poder conocer al que está detrás un día.

Temperatura, 24 ºC, luz completa, viento de poniente, y la otra luz, la de dentro.

Un abrazo, ahora que podré escucharte de nuevo.

Por cierto (¿quizás estés con ono o jazztel?

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Deduzco de tu párrafo inicial que los llamados "botellones" se hacen aún con bajas temperaturas al aire libre. ¿Es así?

Acerca de los comentarios en el Blog...creo que no he tenido problemas contigo pero, en los últimos días, he observado que los comentarios se anotan con rezagos leves en varias bitácoras (incluso, a un conocido venezolano se les desaparecieron todos hacia atrás).

En tu caso, pasa que me llega un mensaje al Spam diciendo que me ha rebotado el comentario (entro con Chrome, por cierto)...pero debe de ser problema de tu casilla en Ono, me imagino. Saludos afectuosos, de corazón.

P.D.: Lo que podrías hacer es cambiar de casilla donde vayan almacenándose los comentarios.

Rosaurita dijo...

Quisiera saber como hacer para tener mi correo de gmail, porque siempre al abrir correo de hotmail me llega mucho spam y quiero cambiar. También me dijieron que puedoo configurar outlook express con gmail, ¿eso es posible?

Gracias,

Rosaura