domingo, 29 de noviembre de 2009

PIEL DE NARANJA


Ya lo advirtió anoche, durante la clausura de la XI edición de Cortos “Ciudad de Soria”, la directora de Radio 3 Lara López, “en Soria hace mucho frío”. Pero como es chiste fácil (“cheap joke”, en inglés) en la ciudad, todos los asistentes reímos. Sin embargo, la predicción de Lara se cumplió. Está mañana al ir a por la prensa dominical y el pan nuestro de cada día, han caído los primeros copos de la temporada. Esta vez, un mes más tarde que el año pasado. El GPS de mi coche, durante el corto (continúo cinematográfico) trayecto al kiosco más cercano, me advertía de nieve en carreteras de alta montaña, caso de Radona, en dirección a Madrid y Talveila, en la zona de pinares.

Antes de acercarme a por el pan, al proceder a llenar de agua caliente la bañera, me pasó lo que casi siempre, el mando estaba en posición ducha y dirigido hacía mi cabeza. Pijama, recién estrenado, empapado y mi pelo anegado, si se me permite la palabra. El agua helada sobre mi cabeza casi me hace jurar sin quererlo. Mientras tanto, para aderezar la situación, sonaba el west coast jazz de los cincuenta interpretado por la trompeta de Chet Baker. Secándome la cabeza con una toalla, volví al cuarto del ordenador para proceder a su apagado. Tenía abierto un correo recién recibido y no pude menos que sonreír al releerlo. Se trataba de un anuncio: Elimina el vello de todo tu cuerpo sin dolor ni esfuerzo, y algo más sobre la piel de naranja. Aparté el albornoz para comprobar el abundante vello que recubre amplias zonas de mi cuerpo y decidí, convencido, que dejaría la operación para otro momento ¡con la que estaba cayendo! Sin embargo, no comprobé “piel de naranja”, ¡y eso que presioné mi piel!, pero no apareció nada de tejido graso subcutáneo. Afortunadamente, algo empezaba a salir bien en una mañana de intensa actividad.

Una vez en el baño, relajado y calentito, recordé el corto que habían realizado unos estudiantes de 12 años, algunos hijos de compañeros de trabajo, aprovechando un taller de animación a partir de muñequitos de plastilina y cuya técnica es que la filmación se realiza fotograma a fotograma (stop-motion) con un grado de paciencia infinita. Ciertamente me gustó. Se presentó en la clausura del Festival de Cortos y pude comprobar que esos chicos y chicas tienen gran creatividad.
Al salir del baño no resbalé, me sequé y salí a disfrutar de los primeros copos caídos. Comenzaba, por tanto, un domingo especial.

6 comentarios:

La Rata Paleolítica dijo...

Ja, jaaaaa.... Muy bueno Luis. Desde luego que el comienzo por lo menos fue de esos "comienzos realmente especiales". Y la culpa de todo, claro, la naranja de la piel, que no la piel de naranja ;o)
Saludos y buen invierno.

Fer dijo...

De traca, de traca, de traca.

¡Auténtico!

Saludos, orangi-no.

Raquel dijo...

Domingo especial, efectivamente. Me río por lo de la ducha. Y te comprendo. Me ha pasado unas cuantas veces.

Estamos sin nieve y no sabes cómo lo agradezco.
Un abrazo

Marino Baler dijo...

Sin duda un buen domingo. Siento envidia sana (aunque dicen que la envidia nunca es sana).

Un saludo.

Ritmo Rancio dijo...

Me ha gustado mucho tu artículo y la foto muy sugerente...
Un abrazo
Quino

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Esas terminologías que usan para ciertos problemas corporales...de seguro es para que se entienda mejor, pero no queda tan claro. Ahora bien...si hubiese recibido ese correo, lo borro en el acto.

Saludos afectuosos, de corazón.