sábado, 5 de diciembre de 2009

ELECCIONES EN CHILE


Es curioso, tengo aversión a los políticos –siempre-, y cuando llegan las campañas de elecciones municipales o para cualquier parlamento, del tipo que sea, me gustaría salir corriendo del país. Sin embargo, hace un par de días, sentado en el sofá de mi salón, descansando de jornadas agobiantes en todos los sentidos, no sé por qué, me tragué un programa televisivo electoral de una cadena chilena. El colmo, vamos. Sin embargo, en ese momento, noqueado en el sillón, recordé a mi amigo Luis Alejandro Bello. que siempre es y será el eterno candidato chileno, emulando, sin duda, al gran Salvador Allende. Así qué, durante unos veinte minutos vi pasar imágenes de varios candidatos a la presidencia chilena, cuya elección se celebrará el próximo domingo, día 13.

He de decir que los videos de los programas electorales televisivos para los partidos que participan en esas elecciones son bastante menos agresivos que los españoles. Son muy distintos en medios y formas, incluso me atrevería a decir que más poéticos, más líricos. En la mayoría de ellos, la población toma la palabra y percibes fácilmente los problemas más acuciantes de la nación. No dejan de ser los de siempre, las diferencias sociales, la medicina, la vejez, la infancia, el paro, la especulación, las condiciones infrahumanas de la vivienda, la falta de economía… Sin embargo, aprecias en cada espacio televisivo educación. Esa educación antigua que todavía poseen los países latinoamericanos y que da envidia sana. Una educación que aquí se perdió para siempre en todos los ámbitos de la vida diaria; en la comunicación, en las relaciones humanas, en la escuela, en el trabajo, en la familia… Tal vez por ese respeto, me quedé viendo el programa chileno y por el envolvente papel de las personas que te hacen participe de las cosas, por pequeñas que éstas sean.

De entre los candidatos, pude comprobar que dos tienen ventaja sobre el resto, o así me pareció desde mi visión europea. Se trata del oficialista Eduardo Frei, que al parecer fue secuestrado y censurado por el manejo de la crisis asiática cuando fue presidente (1994-2000) y por el agotamiento del proyecto político de la Concertación, la coalición de centro-izquierda por la cual es candidato, y el ingeniero Sebastián Piñera, que al parecer lidera las encuestas y que se presenta por un partido, Renovación Nacional, que claramente ha copiado su logotipo de Tele Madrid.

No entiendo mucho de política, y menos de la política chilena, pero deseo lo mejor a un país que lucha por ser económicamente fuerte y que posee una importante oferta turística, que se ha convertido en uno de los principales recursos económicos, especialmente en las zonas más extremas del país. Algún día lo visitaré.

4 comentarios:

Marino Baler dijo...

Yo creo que los debates políticos tienen que ser apasionados, pero también habría que distinguir entre apasionamiento y "mala leche". Para ser apasionado hay que ser buen orador y de eso, en España, carecemos.

Un saludo.

Luis Lópec dijo...

Cierto, Marino. Saludos y buen puente.

Jaime León Cuadra dijo...

Agradezco el mirar positivo que tienes de la propganda electoral chilena. Lírico, poético. Efectivamente, para mentir con elegancia, nada mejor que el lirismo o la metáfora.
Cito a; candidato de la derecha, cuyo prorama no se ajusta para nada a los partidos de la Coalición por el cambio. La UDI y Renovación Nacional.
No olvidemos si, que paralo que voy a citar, es neesrio saber que Piñeira, es uno de los pesonajes má acaudalados de Chile.
Dice, en esas tiras cómicas, "Yo soy un hombre de clase media" y no está conforme con los gobiernos de la Concertación, mi abuelita, pero este hombre quiere más aún.
Gracias Luis...

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Tengo pendiente comentar hace días acá...primero, decirte que me halagas sobremanera comparándome con Salvador Allende; no soy digno, hay que decirlo.

Varios elementos a tomar: primero, imagino que accedes a TV Chile; segundo, tengo la impresión de que viste justo la franja presidencial y no la parlamentaria (aunque tu identificación de Renovación Nacional -que es parte del conglomerado conservador- me hizo dudar).

Tanto en Chile como en España hay, por lo que aprecio, niveles de hastío similares con la clase política...la diferencia es que allá se nota menos al existir mayor polarización de posiciones.

Una corrección, eso sí...Sebastián Piñera es Economista, no Ingeniero (Frei es Ingeniero Civil Hidráulico). Y si alguna vez visitas Chile (que sé que lo harás), no dudes en contactarme.

Saludos afectuosos, de corazón.