lunes, 7 de diciembre de 2009

ÉRASE UNA VEZ AMÉRICA

La primera vez que visité América tomé tierra en Santiago de Cuba. Era septiembre de 1992. Durante la primera noche y debido a la descompensación horaria padecí Jet Lag, distorsionando mi ritmo cardiaco. Llegué a las dos de la madrugada y no pude dormir. Hacía las cinco y media comenzó a romper el día y tuve la suerte de contemplar un bello amanecer sobre la ciudad. Mi habitación estaba situada en un piso muy alto. Conecté el hilo musical y estaba sonando la banda sonora de “Once Upon a Time in America”, una película que había visto años atrás y cuya música, me produjo en ese momento, una sensación de tranquilidad, sosiego y bienestar que jamás había sentido en mi vida. Obviamente, me marcó para siempre.
Poco después, con una emoción evidente, quise pisar suelo cubano. Saliendo del hotel, conocí a una pareja de adolescentes a los que regalé la camiseta que llevaba puesta. El calor humano se hacía tan evidente como su clima húmedo irrespirable. Desde entonces, he vuelto varias veces a otros destinos americanos pero nunca más tuve esa sensación placentera que produjo en mí Santiago y la música envolvente de Ennio Morricone.

10 comentarios:

La Rata Paleolítica dijo...

Me gusta Ennio Morricone en general, creo que era genial contando escenas de pel'iculas con m'usica, porque a mi entender no les pon'ia m'usica, las contaba con m'usica. Y me gusta muy especialmente la banda sonora que amenizó tu primer amanecer en América, que afortunadamente tengo (ufff..) por aquí y ya suena en el CD.
Saludos Luis.

Jesús.

Luis Lópec dijo...

Yo tambièn lo tengo en CD. Buena elección. Gracias por el comentario y buena suerte por aquellas tierras lejanas.

Raquel dijo...

Ay! Cómo se recuerdan las primeras veces!!

Mariluz Arregui dijo...

Esos momentos parece que quedan grabados a fuego...
Jamás se olvidan,
son indelebles.

Me has recordado alguno similar, y creía que no se podía expresar lo que se siente al recordarlo, pero tú lo consigues.

Luis Lópec dijo...

Raquel y Mariluz, parece que sabemos de lo que hablamos. Así da gusto. Muackssssssss.

myself dijo...

No me extraña que tuvieras esa sensación mezclada con la música de un grande, te agradezco que la compartas, hacía mucho tiempo que no la escuchaba y he de decirte que me ha producido una melancolía de "una primera vez", un poco olvidada.
Besines.

Ritmo Rancio dijo...

Magnífico video y magnífica música...
Lo de la primera vez es cierto, vivir esa "neotimia" o sentimiento nuevo no experimentado con anterioridad, que nos hace felices y que siempre permanece en nuestros recuerdos...
Un abrazo
Quino

PEGASA dijo...

Seguro que es una experiencia muy especial. Solo de imaginarmela me recordó a uno de esos viajes que nuncan se olvidan. Yo, que he viajado tan poco y que siempre los miro con los ojos de la oportunidades únicas... Besos y enhorabuena por esos sentimientos y recuerdos que siempre estarán en tu corazón.

farregui dijo...

Luis, no se olvidan no, casi se mezclan con el olor de cada sito.

saludos

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

¿Y dejaban que sonara esa música en Cuba? Bueno...de seguro porque su compositor es italiano, ja.

La primera vez es la que jamás se olvida...eso es muy cierto también en tus experiencias americanas. Saludos afectuosos, de corazón.