sábado, 27 de febrero de 2010

TERREMOTO EN CHILE


Escritos en la cresta de una ola se solidariza con el pueblo chileno y con los familiares y amigos del casi centenar de fallecidos causados por el seísmo de 8,3 grados en la escala de Richter.
El terremoto de Chile es el segundo de mayor intensidad producido en los últimos 20 años tras el de Sumatra en 2004, cuya intensidad fue de 9,1 grados.
Deseo que mi queridos amigos Luis A. Bello Langer (El eterno candidato) y Jaime León Cuadra, intelectual y poeta exiliado en Canadá desde la dictadura de Pinochet, asi como familiares y amistades, no hayan sufrido las trágicas consecuencias de dicho terremoto.

A vuestra entera disposión

9 comentarios:

RITMO RANCIO dijo...

Expresar tambien nuestra solidaridad con todos los amigos y hermanos chilenos.
Un abrazo

Mariluz Arregui dijo...

Me sumo a tu entrada, ojalá estén todos bien...

Ulysses ha escrito ya en su blog, pero aún faltan otros que aún no lo han hecho,
habrá que esperar a que tengan conexión..

Un beso

Luis Lópec dijo...

Solidaridad musical, Ritmo.
-------------------------
No recordaba que Ulysses es chileno. Gracias.
-------------------------

julia dijo...

Me sumo a tu escrito y espero que núnca más tengamos que ver ese sufrimiento.

Marino Baler dijo...

Espero que no haya sido más que el susto. Por lo que he oído ha ocurrido, lo más grave, en la isla Juan Fernández, en pleno Pacífico.

Un saludo.

Ulysses dijo...

Gracias Luis por tu solidaridad. Un abrazo amigo

SEISITO dijo...

Hola Luis a cada minuto sabemos por las noticias que aumentan los fallecidos,( mas de 200) por el terremoto, como ya sabes esto sucedio desde la quinta region al sur de chile y yo vivo en la segunda region por lo tanto con mucha pena, hoy dormiré en mi cama tal vez comeré tomaré agua y rezaré por todas las familias que lo perdieron todo.
cariños de chile

La Rata Paleolítica dijo...

Me uno a tus deseos; Cariño y solidaridad para todos los chilenos.

Jesús

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Aunque tarde, no quería dejar de agradecerte el gesto de tu parte no sólo solidarizando en las palabras sino que en los hechos con valiosos aportes para ayudar a los cientos de miles de damnificados.

En Juan Fernández fueron momentos complicados porque allí no sintieron el sismo...fue la ola que llegó sin más ni más. Saludos afectuosos, de corazón.