jueves, 19 de enero de 2012

GOOGLE MAPS NYC


No sé si ustedes han visto alguna vez uno de esos coches de Google Maps que tienen una antena y una cámara en el techo. Yo vi uno aparcado en un pueblo, creo que en la provincia de Burgos. Van tomando millones de fotografías de manera automática que luego  podemos ver en su página web tridimensionalmente. En mi último viaje a París fue una extraordinaria herramienta para ver dónde se encontraba mi hotel. Había restaurantes, una farmacia, una plaza con muchos autobuses y taxis… lo que hubiera disfrutado Georges Perec, cronista de lujo en su libro “Tentativa para agotar un lugar parisino”, donde describe, inventaría, fotografía, cuenta y enumera todo lo que pasa a su alrededor, sentado en una terraza de la plaza Saint-Sulpice, con ese instrumento que es Google Maps.



Ayer, en el Facebook, descubrí una anécdota curiosa. Juan Carlos Ferrero (Little.Boca), Eduardo Alonso (Café de las Artes) y Óscar Espinosa, hicieron, hace pocos meses, un viaje desde su Zamora natal hasta Nueva York, la ciudad de los mastodónticos edificios. Algo muy normal si no fuera porque uno de ellos, el más curioso y aburrido (según Juan Carlos), descubrió hace unos días, paseando por Google Maps y recorriendo, con añoranza, los lugares neoyorquinos que paseó con sus amigos, la sorpresa que supone ver la foto de los tres en un citypub de la calle sexta y que puede observar todo el mundo que visite la web.


Curiosamente, desde el interior del local, Juan Carlos, sentado a la izquierda de Eduardo              , hace una foto al compañero que se encuentra en la acera. Buscando entre sus fotos encontraron la prueba de ello con el cochecito de Google pasando por la calle. Vivimos en un mundo en el que estamos más controlados de lo que parece.            

1 comentario:

Mariluz Arregui dijo...

Genial....y curiosa anécdota.


Sigo pensando que la red es una maravillosísi si si si si is ma herramienta , un lujazo para los que tenemos la suerte de poder acceder a ella,...
Mi capacidad de asombro permanece intacta, respecto a ello ; quién nos iba a decir que conoceríamos esto..verdad?

besos, wapo : )