lunes, 30 de enero de 2012

MUSEO WÜRTH LA RIOJA


El otro día me adelanté, por los pelos, al temporal de nieve que azotó, al día siguiente, la Sierra de Cebollera. Tuve suerte, atravesar el túnel de Piqueras, o mejor dicho, los aledaños al túnel, sin nieve. En Logroño, concretamente en el Museo Würth La Rioja, se clausuraba la exposición 75/65, raro título que codifica dos acontecimientos que Würth celebró en 2010. Por un lado, Reinhold Würth, su mecenas, cumplió 75 años y por otro, su empresa alcanzó los 65 años de actividad.
De entre las 12.500 piezas con las que cuenta actualmente la colección Würth, se ha seleccionado un grupo de 75 obras, una por cada año de vida de Reinhold desde 1935 hasta la actualidad, desde la pieza “Reflejos de nubes en las marismas” de Emil Nolde, pintada el mismo año de nacimiento de su coleccionista, pasando por Picasso, André Masson, Jean Arp, Christo, Roy Lichtenstein, Deacon, Ansel Kiefer o Warhol. 74 artistas cuyas obras, ordenadas cronológicamente, conforman una exposición dividida, por décadas, en nueve espacios, dentro de ese bello y polivalente edificio que constituye el Museo Würth.
Tardamos tres horas en recorrer el Museo, complementado con grandes paneles que explicaban, también por décadas, lo más destacado del panorama internacional, así como pequeños artefactos de la época (autos, ordenadores y colecciones de tornillos) y otra exposición de David Rodríguez Caballero, titulada “Glaciares”, que combina forma y construcción, materialidad y lirismo, desarrollando una geometría orgánica en planos, pliegues y curvas.
Por desgracia, la exposición 75/65 El coleccionista, la empresa y su colección”se clausuró el domingo pasado, tras haber estado expuesta desde el pasado 4 de marzo de 2010,  pero una visita al Museo siempre merecerá la pena ya que la gran colección de Würth se va mostrando poco a poco en diversas fechas y eventos.
Luego, anchoa en Blanco y Negro, champiñón en el Soriano y solomillo con boletus en otro de los bares de “Calle del Laurel” que tantos recuerdos me traen.
En Piqueras ni pizca de nieve, con aterrizaje ¿sin tren delantero?, en destino: Soria.  

3 comentarios:

Mariluz Arregui dijo...

'El Laurel' ?
o ...la calle Laurel?

( es por incordiar un poco :)



Saluditos

Luis Lópec dijo...

Los de Bilbo decimos "El Laurel" ¿Pasa algo pues? Pues no digo más.

Mariluz Arregui dijo...

Patxi pues.:)