viernes, 20 de agosto de 2010

OSTRAS Y VINO BLANCO


Algunos de vosotros suplicasteis, por merced, que no volviera. Pero... he regresado con las pilas y el ánimo cargados. Necesitaba un viaje para desintoxicarme de la rutina y de pérdidas irrecuperables y, aunque nunca conseguiré salvarlo, la travesía ha sido fructifera. La foto da fe de ello, ¿verdad?
Gracias por estar a mi lado en momentos tan difíciles. Á votre santé.

3 comentarios:

Marino Baler dijo...

Decir "que aproveche" está de más, porque se ve que así es :). Por lo tanto prefiero decir "Enhorabuena por el atracón".

Un saludo.

Mariluz Arregui dijo...

Chin chin,

feliz retorno.

Campurriana dijo...

No me arriesgo a probar las ostras...quizá deba arriesgarme...
:)