domingo, 11 de marzo de 2007

NO ES PECADO


El sexo es un juego para adultos. No sigas normas; sé todo lo pícaro, obsceno, arriesgado o pervertido que quieras (no es pecado!!!). Un sexo alegre significa expresarse de formas nuevas, excitantes y muchas veces absurdas, como decorar el cuerpo de la mujer con fruta, pincelarla de chocolate, disfrazarse, pintarse la cara o recibir al hombre en la puerta con la ropa interior más descarada. Por supuesto, estaría incompleta sin juguetes sexuales.

De esta manera tan abierta y excitante se presenta en la web una franquicia de tiendas eróticas que rompe con la fama, casi clandestina, de los tradicionales sex shops. En la actualidad existen quince tiendas en toda España, la franquicia tiene un nombre original: “No es Pecado”, a medio plazo planean abrir otras treinta y cinco, pretendiendo llevar la idea al exterior. Según los empleados el artículo más vendido es un patito amarillo vibrador que cuesta treinta euros. El más caro es un columpio para ensayar posturas sexuales.
Decoradas con colores alegres, sin cabinas (al contrario de los sex shops), las tiendas venden libros, lencería, velas, inciensos, juegos eróticos para parejas, consoladores, artículos de broma…y todo tiene un aspecto limpio y un ambiente saludable.

He conocido la idea por un artículo en las páginas de negocios del primer diario nacional “El País” y enseguida he querido profundizar más en el tema ingresando en la página web de “No es Pecado”. Realmente está muy bien realizada, apareciendo de presentación una manzana roja, con una florecita en la parte del rabo (con perdón), que es deborada en dos mordiscos. Son muy interesantes, aunque considero que bastante conocidos, los consejos: cubitos de hielo en los pezones, lamer helados de forma provocativa y lanzar miradas sugestivas a tu pareja, mordisquear o chupar los lóbulos, besar con suavidad los tres puntos sensibles del cuello, acariciar el glande con la lengua…

Reuniones eróticas -taper-sex- (reuniones mixtas en domicilios o en la propia franquicia), asesores de productos y sexólogas para realizar reuniones informativas. En otro apartado de la página muestran algunos productos y la manera de utilizarlos y también tienen un consultorio gratuito.

Conocí en Amsterdam, la ciudad de la libertad, algunos comercios de este tipo pero quiero entender que las tiendas “No es Pecado” estan más modernizadas y dan, una sensación, al menos a mí, muy profesionalizada.
Abrir una tienda de “No es pecado” cuesta treinta y seis mil euros, incluyendo el canon de entrada, el genero inicial y la formación. El local ha de tener un mínimo de treinta y cinco metros cuadrados.

Es importante ir avanzando en todos los terrenos, en todos los aspectos de la personalidad del ser humano, en la educación total, por eso mismo no hay que olvidarse de un aspecto tan importante en el desarrollo como es lo sexualidad. Soy de una generación en que la sexualidad era apartada como un tabú, considero que como yo habrá miles de personas, algunas de ellas con claras huellas de inhibición por culpa de esa falta de educación. No cabe duda de que todo lo que se haga en bien de la humanidad es prioritario, espero que “No es Pecado” tenga éxito y sea un apoyo para la educación sexual de todos. Si tengo la oportunidad de conocer alguna de estas tiendas os lo contaré, si sois vosotros los que lo hacéis antes que yo no dudéis en informarme… y recordad: no es pecado.

No hay comentarios: