Ir al contenido principal

UN CUMPLEAÑOS MENOS


Se hacía tarde. Estaba viendo una película sobre un niño de 9 años que vivía en el Buenos Aires de los 60, dirigida por Alejandro Agreste –varios premios internacionales- Intentaba conseguir conexión wifi, en el lugar en el que me encontraba, pero todas las señales permanecían codificadas, y en donde ella estaba la luna lo ocuparía todo y, con seguridad, dormiría placidamente protegiéndose de los zancudos. Mi intención era que al levantarse, si conectaba su ordenador, tuviera un correo con mi felicitación. Finalmente lo logré, capté señal en la plaza en la que está ubicado el Parador de Turismo y, ni corto ni perezoso, pasé todos los controles y me alojé en un salón que, con anterioridad y por su desfasado estilo, hubiera albergado, sin temor a errar, a todo el séquito de D. Rodrigo Díaz de Vivar. Redacté un sencillo pero, a mi modo de ver, íntimo y natural escrito, y cliqué enviar. Al momento un mensaje apareció en mi ordenador advirtiendo: error en el envio. No se escuchaban cascos de caballos ni caballeros discutiendo, no había bellas doncellas en el salón, así que lo intenté por otro medio. Me apliqué y compuse otro escrito similar, aunque algo menos cariñoso, no siempre las cosas quedan igual, lástima. Lo envié y esta vez el sistema me indicó que se había remitido, a tierras lejanas, favorablemente.
El niño argentino vive con su abuela, sus padres se han separado. Conoce a la novia de su padre y mantienen una relación magnifica, pero todo lo bueno acaba alguna vez y la pareja deja de salir. Valentín, el niño, recibe clases de piano. Un día queda con la ex -novia de su padre y se la presenta a su maestro de piano. Se siente feliz, ha formado una nueva familia, ella no será su nueva madre pero estará muy cerca de él.

Ya por la tarde calculo las horas en retroceso. Es buena hora al otro lado del Atlántico. Telefoneo desde una cabina, introduzco las monedas necesarias y aparece una voz grabada que da dos opciones. Llamar a una empresa o enviar un fax. Ninguna de ellas es mi opción. Cuelgo decepcionado, no tengo más números de teléfono de esa persona. Telefónica se queda con mis monedas sin lograr el objetivo. Me alejo de la cabina deprimido.
Al contrario que el protagonista de la película me siento triste, no he logrado mi objetivo. Contrariado pienso que, opuestamente a la película, la persona que celebra el cumpleaños difícilmente estará a mi lado. Y, sinceramente, lo siento. Es muy especial.

Comentarios

Miguelo ha dicho que…
maldito wifi, maldita telefonica...

quedan muchos cumpleaños!

saludos
C.C.Buxter ha dicho que…
¿Por qué será que estos momentos tristes, tan bellos literaria y cinematográficamente, no lo son tanto en la vida real? En cualquier caso, muchas veces estamos más cerca de quienes están lejos (o de quienes ya no están) que de aquellos que tenemos a nuestro alrededor.

PD: Yo, que soy desconfiado por naturaleza, antes de enviar cualquier e-mail o hacer un comentario en un blog suelo copiar lo escrito, para que en caso de fallo no tenga más que pegarlo. Me evita mucho cabreo innecesario...
Luis Lópec ha dicho que…
Miguelo: no quedan tantos!!!!

c.c.: Hago lo propio, suelo copiar y pegar lo escrito, pero en ese momento estaba bajo mínimos. Saludos y gracias.

Entradas populares de este blog

Castilla la Vieja, León, Vascongadas, Murcia y Castilla la Nueva

La lectura de un libro me ha trasladado a la época que me tocó vivir en tiempos del dictador Franco. Todo ha surgido cuando se describía, en un capitulo de la novela, un mantel de plástico decorado con el mapa de España de entonces. ¡Qué recuerdos! La geografía de España durante esos años era algo distinta a cómo es ahora. La actual Castilla y León estaba dividida es dos regiones; por un lado, Burgos, Soria, Segovia y Ávila, acompañadas por las actuales autonomías de Cantabria y La Rioja (esta división se denominaba Castilla la Vieja), y por otro lado estaba León. Esta región la componían León, Zamora, Salamanca, Valladolid y Palencia. Castilla la Nueva estaba formada por las provincias de Toledo, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara y la actual Comunidad de Madrid. Murcia era Albacete y la provincia de Murcia. El País Vasco se denominaba Vascongadas. El resto de las comunidades autónomas tenían la misma distribución que en la actualidad. Recuerdo que contando 14 o 15 años teníamos, en mi

SEMANA FATÍDICA PARA EL CINE

Semana fatídica para el mundo del cine. Ingmar Berg man , director sueco, falleció ayer a los 89 años de edad. Autor de clásicos del cine como "El séptimo sello " o "Fanny y Alexander ", se encontraba retirado en su casa de la isla del Mar Báltico desde hace años. Bergman llegó a firmar más de 40 películas, entre ellas "Fresas salvajes " (1957), "Gritos y susurros " (1972), "Escenas de la vida conyugal " (1974) o "Sonata de otoño " (1978). Su obra más conocida es, sin duda, "El séptimo sello", de 1957, cumbre del cine protagonizada por Max Von Sidow, entre otros. Bergman abordó, con una visión casi siempre trágica, las relaciones entre hombres y mujeres, la muerte, la existencia de Dios o el sentido de la vida. Buena culpa de ello tuvo su educación religiosa y severa, elegida para él por su padre, pastor protestante. Hoy, un día después de la muerte de Bergman, nos ha dejado otro maestro del cine, Michelangelo Anton

Chlöe's Clue - Carmín y Rubor

Tras dos discos a sus espaldas repletos de historias, llantos y celebraciones aderezadas con apasionados ritmos de baile y de belleza, Raquel vuelve con un nuevo trabajo en el que se aprecia un cambio en su libro de estilo que ahora abraza sin corsés y con total admiración la música latina, donde el Tango, la Bossanova o el Bolero, se presentan con una mezcla natural y abrazada sin excesos, con una gran dosis de valentía y respeto, que acompaña y complementa su acuñado sonido. Su firma ya es una de las más personales en el panorama musical de nuestro país, por su originalidad, por la pasión de sus composiciones y por la falta de necesidad de contextualizar su música en ningún estilo que esté marcando tendencia en la música de nuestro entorno más cercano, porque su libertad compositiva y el arte que lleva dentro, no necesita anclajes, solo dosis elevadas de creatividad y de expresión visceral, desde su más pura esencia. Por ello su tercer disco viene con algunos cambios respecto a traba