Ir al contenido principal

HABLEMOS DE MÚSICAS





Cuando voy a mi trabajo escuchó Radio 3. Al sintonizar está mañana la radio sonaba una música emocionante, audaz y apasionada. Se trataba de la banda sonora de la película “The Assassination Of Jesse James by The Coward Robert Ford”, compuesta e interpretada por los australianos Nick Cave y Warren Ellis.

Nick Cave, no es ningún extraño en las bandas sonoras de cine y se ha ganado una reconocida reputación por su trabajo en este campo. Junto con sus colegas de los Bad Seeds, Mick Harvey y Blixa Bargeld, Cave escribió dos increíbles bandas sonoras para otras dos películas dirigidas por John Hillcoat: el escarificador drama carcelario de 1989, Ghosts... Of The Civil Dead y el melodrama de jungla con carga emotiva de 1996, To Have And To Hold. Nick Cave también ha recibido encargos de varios directores para componer canciones específicas para películas; incluyendo Wim Wenders, Until The End Of The World (1991) y Faraway, So Close! (la secuela de 1993 de su Wings Of Desire, en la que Cave And The Bad Seeds actuaban), y Jez Butterworth para Mojo (1997).

Cuando llegué a casa escuché la banda sonora y me parece una obra imprescindible, muy recomendable.

A la taurina hora de las cinco de la tarde salgo del trabajo, cuando pongo en marcha mi coche, automáticamente salta la radio. En ese preciso momento surge por arte de magia la nueva melodía de “Disco grande” interpretada por “Facto Delafé y Las Flores Azules”. Me parece graciosa y muy positiva. En ese instante se junta mi alegría por dejar el tajo y la marchita de la canción que hace que mueva con ganas mi cuerpo en el interior del auto.

Disco Grande ha sido dirigido durante, nada menos, que 35 años por el periodista Julio Ruiz, uno de los mejores conocedores de la música española e internacional. Coincidí con Julio hace tres años en Benicassim en un lateral de la carpa donde actuaba “Belle and Sebastian”. Aluciné de la cantidad de fotos que le hicieron durante ese espacio de tiempo. No sabía que fuera tan famoso.

Pero vayamos al grano, el tema “El indio” de “Facto Delafé y Las Flores Azules” dice así:

Del alba el rosa,
de Drácula lo rojo,
domingo la bici,
domingo el reposo,
del viento la brisa,
tu cara, tu sonrisa,
despierto tras la siesta,
tenderé la ropa.

La ropa se seca,
regaré las plantas,
cortaré las hojas
o las dejaré largas,
legañas en los ojos,
lentejas en remojo,
me miras el trasero,
mmm, y lo meneo.

Julio en la onda,
cinco de la tarde,
leche con galletas,
yo dentro del pijama,
empieza la jornada,
¿qué tal el partido?
Mi equipo ya ha marcado,
casi siempre gana.
Bajo la manta,
mi niña acurrucada,
el sofá es como una balsa,
el salón en la penumbra,
alquilamos una peli
y acabamos en la cama.

Jugando a vaqueros
y haciendo un poco el indio,
pito pito gorgorito,
que me voy,
que ya me he ido,
que ya he vuelto,
que sí, que sí, que sí,
que a tu lado como un crío,
y a tu lado lo rizo,
a tu lado la crema,
a tu lado lo subo, lo elevo,
lo asciendo, lo huelo y lo planeo,
peinando las nubes, sí,
pintando el suelo.

Hecho lo hecho
y dicho lo dicho,
prepararé la cena,
porque estaba escrito,
porque estaba escrito,
porque estaba escrito,
verdurita buena sí.
En un dos por tres o
en un tres por cuatro,
tu cara, tu retrato
en mi corazón,
guardado entre sedas
como las estrellas,
brillo a tu sol.

Dale gas,
es natural, es bueno,
y si es bueno
es natural que sí,
es natural y es bueno,
y si es bueno yo juego.
Dale gas,
es natural, es bueno,
y si es bueno
es natural que sí,
es natural y es bueno,
y si es bueno yo juego.

Dale gas, dale gas, sí
dale gas, dale gas, sí,
dale gas, dale gas, dale gas, sí,
dale gas, dale gas, dale gas, sí,
dale gas, dale gas, sí,
dale gas, dale gas, dale gas, sí,
dale gas, dale gas, dale gas, sí,
dale gas, dale gas, dale gas, sí,
dale gas, dale gas, dale gas, sí.


Ya sé que nunca será merecedor de un premio a la mejor composición pero a mi me pone ¡qué horror de dicho!. Me gustaría que la escucharais y me dierais vuestra opinión. Aunque advierto: hay que oírla varias veces y tener el cuerpo marchoso, tal y como yo lo tengo a la hora de salir de mi trabajo.

Comentarios

Miguelo ha dicho que…
reconozco que la he escuchado sin mucha motivacion... pero me a gustado jejeje

besos
Miguelo ha dicho que…
por cier te enlazo en mi blog

nos leemos bye
Anónimo ha dicho que…
Pues... gracias por el piropo, la referencia =seguro que Facto dela Fe tambien lo agradecen=y el cariño que se ve que me demuestras (por mí y por mi programa).

Por cierto, que yo creo que ese dia en el FIB las fotos eran para Belle and Sebastian, no para mi, aunque si que es cierto que en cada festival me hago unas cuantas fotos con el puebo llano, que para mi es un placer.

Un saludo
JULIO RUÍZ
Javier Menéndez Llamazares ha dicho que…
Bueno, yo ya me estoy quitando de Radio3 y hasta de Nick Cave (y casi lo tengo conseguido), pero creo que lo mejor que ha hecho para el cine no es una banda sonora exactamente, sino su intervención (musical, eso sí) en el clásico de Wim Wenders, "El cielo sobre Berlín".
Cave y Julio Ruiz son estrellas minoritarias, pero estrellas al fin y al cabo. Tengo un amigo que una vez, trabajando de camarero en Colonia, le llevó una caña al Nick Cave, y todavía lo cuenta fascinado, como si fuera una hazaña.
Un abrazo, Luis.
Marcelinux ha dicho que…
Me gustan mucho. Me pasé varios días intentando saber quienes eran y resulta que los estaba escuchando en el anuncio primaveral de cada año por excelencia.....

Entradas populares de este blog

Castilla la Vieja, León, Vascongadas, Murcia y Castilla la Nueva

La lectura de un libro me ha trasladado a la época que me tocó vivir en tiempos del dictador Franco. Todo ha surgido cuando se describía, en un capitulo de la novela, un mantel de plástico decorado con el mapa de España de entonces. ¡Qué recuerdos! La geografía de España durante esos años era algo distinta a cómo es ahora. La actual Castilla y León estaba dividida es dos regiones; por un lado, Burgos, Soria, Segovia y Ávila, acompañadas por las actuales autonomías de Cantabria y La Rioja (esta división se denominaba Castilla la Vieja), y por otro lado estaba León. Esta región la componían León, Zamora, Salamanca, Valladolid y Palencia. Castilla la Nueva estaba formada por las provincias de Toledo, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara y la actual Comunidad de Madrid. Murcia era Albacete y la provincia de Murcia. El País Vasco se denominaba Vascongadas. El resto de las comunidades autónomas tenían la misma distribución que en la actualidad. Recuerdo que contando 14 o 15 años teníamos, en mi

SEMANA FATÍDICA PARA EL CINE

Semana fatídica para el mundo del cine. Ingmar Berg man , director sueco, falleció ayer a los 89 años de edad. Autor de clásicos del cine como "El séptimo sello " o "Fanny y Alexander ", se encontraba retirado en su casa de la isla del Mar Báltico desde hace años. Bergman llegó a firmar más de 40 películas, entre ellas "Fresas salvajes " (1957), "Gritos y susurros " (1972), "Escenas de la vida conyugal " (1974) o "Sonata de otoño " (1978). Su obra más conocida es, sin duda, "El séptimo sello", de 1957, cumbre del cine protagonizada por Max Von Sidow, entre otros. Bergman abordó, con una visión casi siempre trágica, las relaciones entre hombres y mujeres, la muerte, la existencia de Dios o el sentido de la vida. Buena culpa de ello tuvo su educación religiosa y severa, elegida para él por su padre, pastor protestante. Hoy, un día después de la muerte de Bergman, nos ha dejado otro maestro del cine, Michelangelo Anton

Chlöe's Clue - Carmín y Rubor

Tras dos discos a sus espaldas repletos de historias, llantos y celebraciones aderezadas con apasionados ritmos de baile y de belleza, Raquel vuelve con un nuevo trabajo en el que se aprecia un cambio en su libro de estilo que ahora abraza sin corsés y con total admiración la música latina, donde el Tango, la Bossanova o el Bolero, se presentan con una mezcla natural y abrazada sin excesos, con una gran dosis de valentía y respeto, que acompaña y complementa su acuñado sonido. Su firma ya es una de las más personales en el panorama musical de nuestro país, por su originalidad, por la pasión de sus composiciones y por la falta de necesidad de contextualizar su música en ningún estilo que esté marcando tendencia en la música de nuestro entorno más cercano, porque su libertad compositiva y el arte que lleva dentro, no necesita anclajes, solo dosis elevadas de creatividad y de expresión visceral, desde su más pura esencia. Por ello su tercer disco viene con algunos cambios respecto a traba