domingo, 9 de marzo de 2008

CONTRADICCIONES SOCIALISTAS

Quitar la vida a una persona es lo más desalmado y cruel que existe. Asesinar por la espalda mediante un tiro en la nuca es sádico, salvaje y despiadado. De nuevo un sicario de la banda ETA ha quitado la vida a un ser humano que molestaba. No se pueden consentir situaciones como esta, no se puede avanzar hacia el futuro con acciones tan deleznables, pero mientras existan grupos de desalmados con una manera de pensar tan enfermiza seguiremos llorando a los muertos.

Hoy he visitado la página de un militante socialista. Ya saben ese tipo de blog que hace política dirigida, que ensalza los valores del partido y que arenga a levantarse contra el enemigo. He visto algunos y son clonados, les falta personalidad y les sobra monserga, carecen de creatividad. Pero me parece bien, no seré yo quién proclame que mi blog es un ejemplo, faltaría más. Cada uno en su casa y Dios en la de todos.
En la última entrada de su blog escribe sobre las declaraciones que realizó Sandra, hija del fallecido militante socialista Isaías Carrasco. Comenta que le causaron emoción. Lógico, cualquiera se emociona ante las palabras de una persona que ha perdido a un ser querido, máxime cuando su muerte ha sido por un atentado terrorista. Aunque yo creo que no debería haber utilizado frases como: “no tienen cojones” o “esos hijos de puta”. Debería haber tenido en cuenta que hablaba para millones de personas que en ese momento podían descalificar su discurso por utilizar palabras groseras.
A mi también me causaron emoción. Soy humano. Aunque la emoción se fue diluyendo cuando entraba el féretro en la iglesia del pueblo para realizar el funeral celebrado por el obispo de San Sebastián, Juan María Uriarte, con una emotiva homilía.

Con seguridad Isaías días atrás, en plena campaña electoral, criticaría –como tantos otros- la nota de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española
ante las elecciones generales, con contenidos como estos, alusivos claramente a su partido:

“No es justo tratar de construir artificialmente una sociedad sin referencias religiosas, exclusivamente terrena, sin culto a Dios ni aspiración ninguna a la vida eterna. En ese sentido parece que apuntan, entre otras cosas, las dificultades crecientes para incorporar el estudio libre de la religión católica en los currículos de la escuela pública, así como el programa de la nueva asignatura, de carácter obligatorio, denominada “Educación para la ciudadanía”, que lesiona el derecho de los padres - y de la escuela en colaboración con ellos - a formar a sus hijos de acuerdo con sus convicciones religiosas y morales. Es necesario promover un gran pacto de Estado sobre la base de la libertad de enseñanza y la educación de calidad para todos”.

“El terrorismo es una práctica intrínsecamente perversa, del todo incompatible con una visión moral de la vida justa y razonable. No sólo vulnera gravemente el derecho a la vida y a la libertad, sino que es muestra de la más dura intolerancia y totalitarismo. Una sociedad que quiera ser libre y justa no puede reconocer explícita ni implícitamente a una organización terrorista como representante político de ningún sector de la población, ni puede tenerla como interlocutor político”.

“Hay que evitar los riesgos de manipulación de la verdad histórica y de la opinión pública en favor de pretensiones particularistas o reivindicaciones ideológicas”.

Al leer estos párrafos tengo la seguridad que Isaías entendería que estas orientaciones cristianas iban en contra de su querido partido. Y mira tú por donde que el fallecido Isaías, ya dentro del ataúd, tiene que escuchar las últimas palabras, antes de ir a su sepultura, de uno de esos representantes de la Comisión de la Conferencia Episcopal, el Obispo de su provincia. Contradicciones como esta son las que no entiendo en los socialistas.

Dios lo acoja en su seno. Ha sido su opción personal.

11 comentarios:

Miguelo dijo...

contra eta cadena perpetua!

Luis López-Cortés dijo...

El terrorismo es un cáncer difícil de erradicar, no sólo en nuestro país sino en muchos otros. De alguna manera también es política. Demasiado delicado para solucionarlo nustros nefastos políticos.
Saludos y mi premio al primer lector de cada entrada.

only dijo...

Tristemente, descubrimos que aún nos quedaban lágrimas y motivos para ellas.
Triste contradicción la que comentas, sí, y triste “ceguera” la de muchos ante la cercanía de la dama negra y el terror.
Menos mal que también existen personas como tú…


Por cierto, saliendo del tema: he releído algún reciente y chistoso comentario mío en tu blog, y me he dado cuenta de que lo espontáneo y cariñoso a veces se puede malinterpretar como una falta de respeto. Nada más lejos de mi intención ; es justo la contraria. Por si acaso, mediré mis palabras mejor a partir de ahora. (Autocrítica, ya sé, soy así).

Un beso muy fuerte
Maryluz

Luis López-Cortés dijo...

Mi querida Only, nunca he visto mala intención en tus comentarios. Es más, me encanta la espontaneidad y desearía que nunca midieras tus palabras ¡por favor!

Desgraciadamente existe ceguera e intolerancia.

Blaudemar dijo...

Yo creo que es por comodidad. Como tanta gente que reniega -en vida- de la Iglesia y de todo lo religioso, y luego se les hace el funeral. Ellos ya no pueden decir nada, y como que es lo "habitual" y lo "bien visto" la familia prefiere organizar "lo normal" y evitarse complicaciones,y bla bla bla ajeno.

Julia Ardón dijo...

No perdás el tiempo viendo esas cosas. Volvé la mirada a lo bueno, a lo bonito, a lo que te nutre..

Vivirás más felíz.

Raquel dijo...

Ceguera, intolerancia...
Y muertes que nunca nunca se pueden justificar. Como bien dices y desafortunadamente, todo eso existe.
Un abrazo

Orozco Villagrán - Beckman dijo...

he pasado por tu pagina para saludarte, me he llevado una grata sorpresa, seguire paseandome por tu opiniones. saludos y que estes bien.

Cristian.-

http://jonathanbeckman.blogspot.com

angela dijo...

Muchísimas gracias por tu valentía... Estoy totalmente de acuerdo contigo...Un abrazo

Alkemie dijo...

Gracias por venir por mi blog y por el maravilloso comentario. Yo no leer español muy bien así que tuve la ayuda del traductor de Google. El nombre de tu blog es muy singular!

Karen Olivia

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

ETA pretendió emular a Al-Qaeda...pero el tiro le ha salido por la culata, porque los nacionalismos han perdido y el Bipartidismo se ha instalado en España.

Sin embargo, la política de levantarse contra el enemigo en algún momento ha de caer; y será allí cuando los Populares quizás ganen (aunque estoy contento por el triunfo del PSOE desde la distancia).

¿Puedes pedirle racionalidad a una hija que acaba de perder a su padre? Quizás el lenguaje no haya sido el adecuado por momentos, pero dejadla que se exprese así, para que desahogue el dolor.

Por muchas medidas que se tomen para aislar la influencia de la religión en la sociedad, eso no es posible; pero tampoco es aceptable que la religión trascienda sus propios espacios para ser un referente de toda actividad humana. Si quiero intimar con una mujer antes del matrimonio y me estoy cuidando de no agarrarme una ETS, ¿por qué aceptar recomendaciones morales en ese sentido?

Pienso que se debe de impartir religión en los colegios...pero también dar la opción a otras confesiones, a los agnósticos y a los ateos. Ciudadanía y religión no son términos opuestos.

Si HB quiere establecer un diálogo con el Gobierno Español acerca de la "cuestión vasca", debe de renunciar a la violencia y desligarse de ETA por completo, sin condiciones; si se dialoga, que sea en igualdad de términos.

¿Riesgos de manipulación de la verdad histórica? ¿Y por qué no se alegó contra ello durante los casi 40 años de la Dictadura franquista? O me van a decir que no pintaron a los Republicanos como unos verdaderos villanos.

Lo rescatable es que no por existir diferencias en aspectos políticos se ha de dejar de ser católico; hay quienes optan por el camino de criticar desde adentro o priorizar su persona política antes que su persona religiosa. De todos modos, para prevenir esas situaciones, en mi caso preferiría una ceremonia más bien ecuménica.

Saludos cordiales.