miércoles, 15 de abril de 2009

ADÁN Y EVA


Estaba en la playa aprovechando, por fin, un día despejado y primaveral. Tumbado en la toalla, leía las noticias del periódico. A mi lado, dos niños de unos siete años, realizaban una escultura en la arena. Permanecían concentrados en su tarea. Llevaban allí más de una hora sin apenas despegarse de ella. Me resultaba curioso que a esa edad pudieran permanecer tanto tiempo en la misma faena, así que me acerqué, disimuladamente, a ver de qué se trataba. Al dirigirme hacía ellos se alejaron, sigilosamente, hacía una arenal cercano. Se trataba de dos personas esculpidas en la arena mojada. Un hombre y una mujer. Tomaban desnudos el sol. Destacaba un gran pene en la escultura masculina. La zona del sexo de la mujer la recubría un trozo de caloca (restos de algas negras secas) que daba una sensación real de bello femenino. Cuando me fui del lugar les seguí expiando desde mi terraza. Permanecieron allí alrededor de una hora más. Quería hacer una foto a su recreación sin lastimar su intimidad. Cuando se fueron logré hacerla.

Como podréis comprobar por las fotos se trata de grandes artistas. Disfrute una barbaridad al descubrir, sin su presencia, los dos modelos escultóricos en la playa. Por su concentración en la realización de la obra y por el resultado final, considero que se trata de dos jóvenes artistas que llegarán muy lejos.

5 comentarios:

Only dijo...

Preciosa imagen,
y unidos por la mano.
Es que los niños lo ven todo...bien claro.

Besos

sallopilig ref dijo...

Dónde está la inventiva, y tan sencilla!

Saludos, Luis.

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Pocas cosas hay más relajantes que leer el periódico en la playa.

Acerca de la escultura en la arena que realizaban esos chavales...no sé, quizás pensaron que les denunciarías y por eso se alejaron. En su edad, quizás no pudieron ver que les alentarías a seguir adelante...ojalá alguien lo haga para alimentar el talento.

Saludos afectuosos, de corazón.

P.D.: Ya terminé de ponerme al día contigo, ¿eh?

myself dijo...

Hola Luis, no hay nada más relajado que leer el periódico frente al mar y si no hay bullicio todavía mejor. E cuanto a las imágenes , no hay nada como contemplar la imaginación de un niño...
Saludos.

noticiastontas dijo...

Uy Uy que lo va a censurar Rouco.