Ir al contenido principal

TIMOS


Hay varios tipos de timos (quitar o hurtar con engaño). Casi siempre se trata, por medio de estudiadas estrategias, de conseguir beneficios sean del interés que sean. El caso es lograr la mayor eficacia con el menor riesgo posible.
Desde hace unos días estoy indagando en Facebook, un portal que, ciertamente, es una red social de las más importantes de la historia. Estoy dado de alta desde hace muchos meses pero nunca lo había utilizado. Me hizo gracia, seguramente por deformación profesional, que dos de mis amistades en esa red, habían realizado un test para calcular su cociente intelectual. Aluciné, mis dos amistades pasaban de los 120. En uno de los casos, incluso de los 130. El cociente intelectual o CI es un número que resulta de la realización de un test estandarizado para medir las habilidades cognitivas de una persona, "inteligencia", en relación con su grupo de edad. Cómo tenía una invitación lo realice. Mi sorpresa fue que se trataba de diez preguntas ¿sólo diez? de cultura general. Tan general que era casi imposible fallarlas. Al finalizar, decepcionado del todo, tenía, además, que introducir un código que me transferirían por teléfono. Increíble. No daba crédito. Además de la tomadura de pelo que suponía el test tenía que gastarme unos cuartos para enterarme del resultado. Maldije por el tiempo perdido y prometí no realizar nunca más ese tipo de timos que cada vez son más usuales.

Comentarios

Raquel ha dicho que…
Saludarte y decirte que me gusta este nuevo formato de tu blog, el tipo de letra, los colores... Bonito.
C.C.Buxter ha dicho que…
Pues sí, un timo en toda regla. Facebook está lleno de tonterías, pero no sabía que llegaban incluso a pedir dinero. Tengo una cuenta (que tampoco utilizo) y alguna vez me habían llegado cadenas de test tipo "descubre cuál sería tu ciudad ideal" y cosas así, pero a lo más que habían llegado para saber la respuesta era a que reenviase el susodicho test a no sé cuántos "amigos" míos... Vamos, que por mí le pueden ir dando al Facebook :-)
myself ha dicho que…
Solamente paso a saludarte Luis , me encanta el nuevo diseño de tu blog.
Un beso.
Anónimo ha dicho que…
Hace unos días atrás leía sobre los timos...de hecho, se sabe mucho de turistas que han caído creyendo que compraron la Torre Eiffel.

Pero me llamó la atención uno que versaba acerca de que, como la parte sur de Manhattan se estaba hundiendo, alguien dijo que había que cortar la isla por la mitad, darla vuelta y reunirla. Fue tan convincente que armaron toda la maquinaria para comenzar con las obras...y el timador nunca apareció.

Sobre los test en Facebook...rarísima vez los uso, para no sobrecargar mi Perfil y no entregar mucha información; eso sí, entiendo tus dudas...en algo más baladí hice un test sobre mis conocimientos en determinada serie de televisión y no saqué resultado perfecto (pese a contestarlas todas bien).

Saludos afectuosos, de corazón.

Entradas populares de este blog

Castilla la Vieja, León, Vascongadas, Murcia y Castilla la Nueva

La lectura de un libro me ha trasladado a la época que me tocó vivir en tiempos del dictador Franco. Todo ha surgido cuando se describía, en un capitulo de la novela, un mantel de plástico decorado con el mapa de España de entonces. ¡Qué recuerdos! La geografía de España durante esos años era algo distinta a cómo es ahora. La actual Castilla y León estaba dividida es dos regiones; por un lado, Burgos, Soria, Segovia y Ávila, acompañadas por las actuales autonomías de Cantabria y La Rioja (esta división se denominaba Castilla la Vieja), y por otro lado estaba León. Esta región la componían León, Zamora, Salamanca, Valladolid y Palencia. Castilla la Nueva estaba formada por las provincias de Toledo, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara y la actual Comunidad de Madrid. Murcia era Albacete y la provincia de Murcia. El País Vasco se denominaba Vascongadas. El resto de las comunidades autónomas tenían la misma distribución que en la actualidad. Recuerdo que contando 14 o 15 años teníamos, en mi

SEMANA FATÍDICA PARA EL CINE

Semana fatídica para el mundo del cine. Ingmar Berg man , director sueco, falleció ayer a los 89 años de edad. Autor de clásicos del cine como "El séptimo sello " o "Fanny y Alexander ", se encontraba retirado en su casa de la isla del Mar Báltico desde hace años. Bergman llegó a firmar más de 40 películas, entre ellas "Fresas salvajes " (1957), "Gritos y susurros " (1972), "Escenas de la vida conyugal " (1974) o "Sonata de otoño " (1978). Su obra más conocida es, sin duda, "El séptimo sello", de 1957, cumbre del cine protagonizada por Max Von Sidow, entre otros. Bergman abordó, con una visión casi siempre trágica, las relaciones entre hombres y mujeres, la muerte, la existencia de Dios o el sentido de la vida. Buena culpa de ello tuvo su educación religiosa y severa, elegida para él por su padre, pastor protestante. Hoy, un día después de la muerte de Bergman, nos ha dejado otro maestro del cine, Michelangelo Anton

Chlöe's Clue - Carmín y Rubor

Tras dos discos a sus espaldas repletos de historias, llantos y celebraciones aderezadas con apasionados ritmos de baile y de belleza, Raquel vuelve con un nuevo trabajo en el que se aprecia un cambio en su libro de estilo que ahora abraza sin corsés y con total admiración la música latina, donde el Tango, la Bossanova o el Bolero, se presentan con una mezcla natural y abrazada sin excesos, con una gran dosis de valentía y respeto, que acompaña y complementa su acuñado sonido. Su firma ya es una de las más personales en el panorama musical de nuestro país, por su originalidad, por la pasión de sus composiciones y por la falta de necesidad de contextualizar su música en ningún estilo que esté marcando tendencia en la música de nuestro entorno más cercano, porque su libertad compositiva y el arte que lleva dentro, no necesita anclajes, solo dosis elevadas de creatividad y de expresión visceral, desde su más pura esencia. Por ello su tercer disco viene con algunos cambios respecto a traba