domingo, 11 de abril de 2010

Hablar de feminismo ahora da más risa que otra cosa


Antes de leer a Susana siempre había pensando así. Por suerte, vivo en un mundo igualitario y destinaría la asignación de ese Misterio-Ministerio a temas sociales básicos.

SUSANA MOMPÓ. 11.04.2010

A ver, señora Aído. Cómo se lo explicaría para que lo entienda, soy mujer de treintaitantos, nunca me he sentido discriminada, porque afortunadamente muchas mujeres antes que yo estuvieron luchando de verdad por conseguir unos derechos fundamentales, que no consistían precisamente en que se diga miembro o miembra; nunca me he sentido ninguneada porque un hombre me abriera una puerta o me dejara pasar antes, ni supongo que mi compañero de trabajo va a cobrar más; nunca me he sentido ni más ni menos que un hombre, porque la educación que se me dio en un colegio público allá por los 80 era una educación igualitaria. Todos éramos niños, corríamos por el patio, saltábamos a la comba y jugábamos a disparar... no había niñ@s.

Nunca voy a pensar que yo o mi hija de un año vamos a necesitar "discriminacion positiva", porque al fin y al cabo es discriminación. Somos válidas. Yo soy una mujer preparada, y ella lo será si quiere, igual que su amiguito en la guardería. Serán personas... ¿se acuerda de lo que eso significaba? Señora Aído, no nos ayude más a las mujeres. Déjenos en paz, porque gracias a usted ahora hablar de feminismo da más risa que otra cosa. De pena.

5 comentarios:

Mariluz Arregui dijo...

Totalmente de acuerdo,
y además,
hay demasiado sinvergüenza manejando dinero público, a esos sí que se les debía 'discriminar', negativamente, y para siempre. Pero mientras tanto, se pierde el tiempo y recursos preciosos para mejorar la vida de los que más lo necesitan.
Sin más comentarios.


Saludos,

RITMO RANCIO dijo...

Muy buena entrada Luis.
Esto del feminismo, dá para mucho y sobre todo la manipulación demagógica que de esto se hace.
De acuerdo con Mari Luz en lo de "discriminar" a los manejadores alegres de dinero público.

Un abrazo "igualitario"

La Rata Paleolítica dijo...

Partiendo de la base de que estoy poco puesto en el tema, los comentarios que oigo y algo que leo me dejan la impresión de que se ha llegado al límite del absurdo; Pienso de verdad que flaco favor hace a las mujeres. No es feminismo, ni antifeminismo, más bien contrafeminismo; o simplemente una payasada.

Jesús.

Anónimo dijo...

Muy solidaria esta señora. Como a ella no la discriminan no hay que hacer nada por las que si están discriminadas. Cuando su niñita de un año entre al instituto ¿pedirá que se cierren los colegios, que ya no hacen falta?

Sir John More dijo...

¡Cuántas mujeres y hombres andan viviendo del cuento...! Y es cierto que nunca hay que bajar la guardia, y que entre las clases bajas aún la mujer sufre más de una y más de dos discriminaciones. Pero hasta el día en que dejemos de plantear el problema como un problema de las mujeres, y lo empecemos a mirar como un problema de las personas, hasta entonces no se avanzará de verdad, eliminando todas las discriminaciones sin mirarles el sexo a las víctimas. Un abrazo.