jueves, 27 de mayo de 2010

FESTIVAL INTERNACIONAL DE JAZZ DE PEÑÍSCOLA



La séptima edición del FESTIVAL INTERNACIONAL DE JAZZ de Peñíscola que se celebrará en varios lugares de la “Ciudad en el Mar”, tendrá su sede principal en el Palau de Congressos y contará con cuatro artistas de primera línea como cabezas de cartel. Se trata de MARCUS MILLER (Brooklyn -New York- 1959), una de las leyendas vivas del jazz, que actuará el 2 de julio en formación de cuarteto para hacer una versión actualizada de “Tutu”, disco grabado en los años 80 junto con Miles Davis. El día 9 de julio actuará el pianista y compositor americano HERBIE HANCOCK, auténtico icono de la música moderna y otra leyenda viva que lleva en los escenarios desde los años 50. Vendrá acompañado de un sexteto, destacando el batería cubano VINNIE COLAIUTA y el guitarrista LIONEL LOUEKE. En 1963, Miles Davis le invitó a formar parte de su quinteto junto a Wayne Shorter, Ron Carter y Tony Willimas. Estuvo en esta extraordinaria banda durante cinco años. Es autor de reconocidos standards y de bandas sonoras como “Blow Up” o “Round Midnight”, con la que ganó un Oscar.
El día 16 será el turno de TOM HARRELL, uno de los mejores trompetistas actuales con WYNTON MARSALIS. Presentará, junto a su quinteto, su nuevo disco recién publicado. El compositor-trompetista teje hábilmente la compleja armonía con ritmos contagiosos y melodías inolvidables. La música de Harrell es a la vez inteligente, emotiva, fresca y accesible.
Por último, y siguiendo el rastro de las grandes damas del jazz que han visitado Peñíscola (Diana Krall y Eliane Elias), el día 24 clausurará la VII EDICIÓN del Festival la cantante y compositora norteamericana MADELEINE PEYROUX, una de las grandes voces actuales de su genero que, a menudo, se le compara con la voz de BILLIE HOLIDAY (aunque a ella no le guste). Nacida en 1973, en Georgia, creció entre Brooklyn, California del Sur y París, y fue en esta última ciudad en la que empezó a cantar, uniéndose a varios grupos callejeros que solían actuar en el barrio latino. Artista respetada, saltó a la fama por cautivar con su voz intimista a un amplio sector del público. Soy uno de ellos. Pude verla en una actuación en el Kursaal donostiarra y me capturó para siempre como seguidor de su música, al igual que lo hizo anteriormente DIANA KRALL. Sólo deseo que en el Palau pueda regalarnos algo más de su tiempo, ya que en San Sebastián su actuación duró escasos 55 minutos, seguidos de otros 10 de propina.