jueves, 27 de enero de 2011

SANGRE


Hace menos de un mes, en un viaje en mi coche desde Santander hasta Peñíscola, se me hizo de noche bajando el puerto castellonense de Querol. Antes de finalizar el puerto se formó una caravana de una docena de coches. En una ocasión, el que se encontraba justamente detrás de mí se acercó tanto que estuvo a punto de golpearme. Desde ese instante no lo perdí de vista (sin duda era una llamada de atención), observándolo desde el retrovisor. Hubo un momento, uno o dos minutos que se me hicieron eternos, que apagó las luces para después encenderlas y volverlas a apagar. Además, en esa segunda tentativa, el vehículo situado a continuación suyo, hizo lo propio apagando todas sus luces de posición. Ambos estuvieron así, apagando y encendiendo sus luces intermitentemente, hasta que pudieron pasarme en la primera recta favorable a los adelantamientos. Había olvidado el incidente pero hace unos días un correo de un familiar me advertía de un comunicado que había lanzado la Guardia Civil. Trata de un “juego de iniciación” de una pandilla (latina-rumana) que se hace llamar “SANGRE”. El jueguecito consiste en lo siguiente: el aspirante a ser miembro de esa pandilla tiene que conducir su vehiculo con las luces apagadas y el primer vehiculo que le haga destellos para advertirle que tiene las luces apagadas se convierte en su objetivo. El siguiente paso pueden ustedes suponerlo, cambiar de sentido y perseguir al vehiculo que le advirtió que no llevaba luces. Luego, agredir a los ocupantes, sacar de la carretera al coche e incluso matar a todos sus ocupantes si oponen resistencia. Todo ello para, como decía anteriormente, ser aceptados en la pandilla. No sabía de estos incidentes, por ello no lo había puesto, hasta fecha de hoy, en conocimiento de otras personas. Ante esas situaciones, se recomienda avisar a la policía y nunca dar destellos desde tu coche para advertir a otros que circulan sin luz.

2 comentarios:

La Rata Paleolítica dijo...

Pero como está el patio Luis. Pretendía poner algo sobre la causa de estas cosas, pero por más que pienso no llego a nada inteligible.
Gracias por el aviso en cualquier caso; En mi próximo viaje a Europa desde luego que me abstendré de dar destellos si llega el caso.
Joer que locura.

Jesús.

Anónimo dijo...

No sabe nada la guardia civil... recaudar si o si! aunque para ello haya que crear 1 "estado del miedo".No obstante gracias por el aviso,yo seguire dando las largas cuando alguien vaya sin ellas(no me gustaria que por no darlas se provocase 1 accidente) y tambien seguire dandolas cuando vea algun radar