jueves, 3 de mayo de 2007

JEAN LEON, "RESTAURADOR ESPAÑOL DE HOLLYWOOD"


Ceferino Carrión nació en Santander en 1928. Taxista, camarero, propietario, junto a James Dean, del mítico restaurante La Scala de Beverly Hills, pionero en España en plantar variedades nobles de uva Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Merlot y Chardonnay, bodeguero en Cataluña, amigo de Sinatra y Marilyn Monroe… más conocido por su nombre artístico Jean Leon.

Hace unas fechas se ha estrenado una película de Agustí Vila basada en su ajetreada vida, se trata de un retrato de Jean Leon, un personaje peculiar, un hombre que se hizo a sí mismo, un documental biográfico que surge de la idea del guionista Carles Porta. El título “3055 Jean Leon” (al parecer el número que precede a su nombre artístico era su licencia cuando era taxista en Nueva York).

La historia de Ceferino es apasionante y Agustí Vila, para relatarla en el celuloide, cuenta con el testimonio de su hijo, amigos y con la intervención de auténticas figuras del cine como los actores Robert Wagner, Dennis Hopper, Barbara Rush y Paul Newman, rodando un relato lleno de contrastes, donde se suceden imágenes de archivo y diversas localizaciones en España, Los Ángeles y Tailandia. A pesar de ser una producción íntegramente española, la versión original incluye partes en castellano, catalán e inglés.

Ceferino abandonó su Santander natal de manera clandestina, cuando contaba tan solo 18 años, a bordo de un carguero. Este difícil viaje le llevó a Paris (aquí se cambió el nombre), Nueva York y su destino: Hollywood. Su sueño era ser actor de cine, aunque tuvo que sacrificarse con trabajos como taxista o camarero. El 1 de abril de 1956, junto al, ya famoso, James Dean, abrió un restaurante único en el mundo; La Scala, que pronto se convirtió en lo más glamuroso del corazón de la meca del cine, Beverly Hills. Allí hacía cola para comer lo más granado de la época dorada del cine. En 1962 adquiere en Cataluña unos terrenos arcillosos, pedregosos y calcáreos que denominó “Pago Jean Leon”, para luego construir una bodega al puro estilo “Chateaux de Bordeaux”. Su vino de gran calidad, elegancia y elaborado de manera tradicional, pronto conquistó Estados Unidos.
Pero su sueño de ser actor nunca se hizo realidad. Contó, eso sí, con la admiración de los grandes artistas, Sinatra, Dean, Robert Wagner, Dennis Hopper, Angie Dickinson, Newman, Nathalie Word, Zsa Zsa Gabor, Liz Taylor, entre otros. Se dice que Marilyn Monroe antes de morir cenó en su restaurante.

Hoy cuenta con una calle en su Cantabria natal y definitivamente, muchos años después de su muerte, se ha cumplido su proyecto vital: ser actor. El culpable: Agustí Vila.

2 comentarios:

C.C.Buxter dijo...

Supongo que lo de "nació en 1828" será un error, ¿no? Si no estaría a punto de batir el record de Matusalén...

Bromas aparte, la historia de Ceferino Carrión es una más de esas vidas que nos enseñan todas las potenciales posibilidades que nos puede deparar la vida si intentamos cosas distintas. Muchas veces nos quejamos de lo poco que nos ofrece nuestro barrio o ciudad, sin querer darnos cuenta de que, a veces, para conseguir algo hay que ir a buscarlo allí donde está.

ASFOSO dijo...

Nació en 1928, error subsanado.
Gracias por tu comentario.