martes, 29 de enero de 2008

BEN HARPER


El nuevo disco del californiano BEN HARPER, “Lifeline”, es un descubrimiento. Se trata de once canciones variadas de rock, gospel, blues y soul con guitarras acústicas, baladas, pianos envolventes y letras brillantes.

“Lifeline”, producido por EMI está grabado y mezclado en un estudio de Paris, con su banda The innocent Criminals, en tan sólo una semana.
Fueron 'los fantasmas de París' los que inspiraron esta grabación, ya que el músico estadounidense percibe en cada lugar que visita "una creatividad propia muy específica", explica Ben.
El resultado: "No hay una sola nota en este álbum que se pueda eliminar ni un golpe de batería que sobre o que falte, algo que no puedo decir de muchos de mis discos anteriores", asevera el músico, que está "decidido a grabar" el resto de sus trabajos en un estudio analógico tras haber empleado esta fórmula con 'Lifeline'.
En los inicios de su carrera el californiano intentó de forma explícita tomar las influencias de Aretha Franklin, Sam Cook u Otis Redding: "Si vas a cantar una canción al estilo soul no puedes obviar la referencia de Otis, serías un loco si lo hicieras", defiende.

Pero no sólo la música define la figura de Ben Harper, un paradigma de artista comprometido y habitual de causas políticas como 'Vote for change', la gira por todo Estados Unidos donde solicitó en 2004 un cambio político que apeara a George W. Bush del poder junto a un numeroso grupo de artistas del país.
"En estos momentos nos gobierna un lobo con piel de cordero y personalmente no estoy dispuesto a quedarme quieto y simplemente mirar, mi vida sería una pérdida de tiempo", continúa Harper, quien pone música a la campaña de Barack Obama, aspirante demócrata a la presidencia de Estados Unidos.
Por eso 'Lifeline' habla de no resignarse, "la vida es demasiado corta como para estar sentado", dice el músico.

3 comentarios:

Raquel dijo...

Es bonito cuando una grabación te impresiona de esa manera, el agrado y contento, cómo se siente el disfrute.
Un abrazo

Miguelo dijo...

no me suena pero pienso escuchar algo suyo, palabra

un saludo

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Ben Harper...me suena de nombre, pero estoy casi seguro de que jamás he oído algo de él. Ahora bien...a los que critican que no sale nada original en la música, es imposible escapar de las influencias que se tienen desde muy niños; la gracia está en tomarlas y mezclarlas con el propio talento.

Más encima, Ben Harper está con la campaña de Obama...go for it! Saludos cordiales.