sábado, 2 de febrero de 2008

LAS DOS SUPUESTAS ESPAÑAS


De nuevo las dos españas. La Iglesia, por medio de la Conferencia Episcopal, quiere orientar el voto de los católicos, cosa que, por otra parte, no me parece mal (cada santo aguante su cirio). Sus criterios de orden moral deben tener la suficiente persuasión y convicción para lograr sus fines: no votar a sus enemigos.

La Iglesia es necesaria para favorecer la legitimación (cada vez más convencida) de otras opciones políticas y de planteamiento filosófico-social de la vida. Tiene que haber, por tanto, detractores de sus ideas. Aquí está la salsa.
El problema es que su enemigo es un partido, que bajo las siglas socialistas y obreras, quiere ser el artífice del nuevo progresismo. Y ese supuesto progresismo le hace personarse en el Vaticano, con sus mejores galas, para justificar la beatificación de tantos supuestos santos españoles de los católicos en la “maldita” guerra civil.
Rouco Varela, gallego como Paco Vázquez, , Fraga , Rajoy, Franco y Pepón –derecha fascista y derecha socialista- alerta a sus seguidores que de seguir votando al supuesto socialismo se puede llegar a la legalización de la eutanasia, como se llegó a las bodas gays, el aborto Light (eso lo digo yo) y la “oportunista” asignatura Educación para la Ciudadania. El PSOE contrataca con bajar los impuestos de los condones. La guerra ha comenzado.
Pero, claro, con Francisco Vázquez (desde que es Embajador en el Vaticano, con sus disfraces, parece el Conde de Montecristo), San José Bono (no hay cabrón que aguante sus recomendaciones) y la Vicepresidenta De la Vega (asturiana, prima hermana de los anteriormente citados) con sus vestidos de primeras marcas para acudir a las misas vaticanas y besar la mano del Papa, los progresistas sin partido no podemos arriesgarnos, siempre nos defraudan estos socialistas que se tildan de mensajeros de la izquierda.
Les rogaría, de ser vencedores en las elecciones, mantuvieran los impuestos de los condones y bajaran los de la cultura: museos, discos, libros, conciertos. Una televisión más didáctica. De esa manera con seguridad echaríamos polvos más cultos aunque los condones siguieran costando lo mismo, ¿total? Aunque considero que siempre es mejor que en política, con condones bajos en impuestos o no, te jodan los que se consideran de izquierdas. Sigamos progresando aunque nos cueste, una vez más, la abstención. Viva España y más beatificaciones, por favor. Y mantengan la opción de la crucecita para la Iglesia en las declaraciones de la renta, estos obispos se lo merecen. Sigamos viviendo la cultura socialista. ¿Hay algo mejor?

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Rouco Varela, gallego como Franco

ANA DE LA ROBLA dijo...

Ironic saturday, isn't it? :-))

Anónimo dijo...

La Señora de la Vega es gallega también (sobrina de un gran escritor gallego Don Celestino Fernandez de la Vega)

Sir John More dijo...

Amén.

Miguelo dijo...

eso de las dos españas es una chorrada. hay una y vale.

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Me he estado desayunando este día siguiendo los noticiarios españoles (el de Antena 3 y el de TVE) que abrieron con el alza de la polémica entre Rodríguez Zapatero y algunos altos prelados católicos.

Orientar el voto de los católicos no es malo per sé...salvo que se les considere un rebaño dirigido por unos pocos. Lo que algunos no entienden es que, para que una Democracia sea sana e íntegra, el poder político no debe ser intervenido por poderes económicos o religiosos.

Además, en vez de apoyar a determinado grupo, llaman a no votar por los otros...¿la estrategia del mal menor? Saludos cordiales.

Raquel dijo...

Voy a ser poco original pero digo lo mismo que Ana y que sir John, amén, qué ironía, y qué acertado tu post.

Anónimo dijo...

Broncazo de Zp a Monseñor Manuel Monteiro de Castro, Nuncio de Su Santidad en el Reino de España