sábado, 2 de junio de 2007

LA FURA DEL BAUS. "Imperium"


Con gran expectación el grupo La Fura del Baus acaba de estrenar en Soria su último espectáculo “Imperium”, una reflexión sobre el imperialismo y la violencia que genera el poder. El estreno soriano se enmarca en los actos programados con motivo del Centenario de la llegada a la ciudad del poeta Antonio Machado y ha tenido carácter de estreno en España.

Comienza con el estallido de varias mochilas bomba que siembran la confusión en los mil espectadores congregados. El atentado de las Torres Gemelas en Madrid y el cambio de valores que trajo consigo están en el fondo de la reflexión más arriba indicada.

Jürgen Müller, director artístico de la Fura estuvo en todo momento (cámara en mano) pendiente de la actuación portando un sombrero al más puro estilo del irlandés Van Morrison. Una torre cercana al escenario acogía a cientos de periodistas de todos los medios informativos nacionales.

La obra “Imperium" se basa en las tragedias de Eurípides y está estructurada en cinco escenas. En la primera, “miedo”, se muestra los terrores de la nueva sociedad: inseguridad, violencia, impotencia, muerte. “Discursos” es la segunda escena. En ella los personajes tratan de ganarse seguidores entre el público. En la tercera parte titulada “Domesticación” las protagonistas, “femmes violents”, comienzan la domesticación física del público que han de pagar un alto precio por su seguridad, desplazándose con rapidez de un lugar a otro del pabellón donde se desarrolla la acción. “Transformación” es la cuarta parte. El público se encuentra bajo una malla en donde se reproducen escenas a modo de dibujos, las protagonistas se hacen con una persona que luego cambian por un muñeco de paja y lo destruyen a golpes. En la parte final: “Muerte total”, las alumnas luchan entre sí. El fin último es la muerte y el vacío.

El grupo vuelve con esta obra a sus inicios, antes de ser reconocidos internacionalmente, con un ambiente similar a “Tier mon” o “Sud o sud”, actuaciones que generaron la complicidad del espectador en la acción teatral.

Con un público entregado y abrazos de todo el equipo de “Imperium”, con su director a la cabeza, finalizó un estreno que marcará un referente para los sorianos.

Por último, mención especial al apoyo musical y a las instituciones colaboradoras que han sabido corresponder a una sociedad que se ha hecho merecedora de espectáculos de esta magnitud.

No hay comentarios: