jueves, 23 de octubre de 2008

LO MÁS ATROZ DE LAS COSAS MALAS


"Lo más atroz de las cosas malas de la gente mala es el silencio de la gente buena".
(Mahatma Gandhi)

6 comentarios:

Only dijo...

Muy cierto, gran verdad.
Y gran fotografía.

Mª Gemma dijo...

El silencio de la gente buena es la complicidad con la gente mala...

Una gran frase y muy buena foto...

Un abrazo

Melpómene dijo...

A veces el silencio de la gente buena es miedo y se impone con amenazas, no se ven igual las cosas frente a frente que desde debajo de la suela de un zapato. Otras veces es mera indiferencia y ésta sí es tan poco humana que aterroriza, en ocasiones parecemos más sombras clónicas que personas. Un beso

C.C.Buxter dijo...

Ahora mismo estoy leyendo la novela "Vida y destino", escrita en la URSS postestalinista por Vasili Grossman, y que le valió a su autor el más abostulo ostracismo. Apenas llevo un cuarto de novela leída (¡son 1100 páginas!), pero puedo decir que es una novela coral, con múltiples personajes, ambientada (por ahora) en 1942, durante los combates en Stalingrado entre rusos y alemanes, aunque también abarca otros lugares como campos de trabajo, el trayecto en tren hacia la cámara de gas, la retaguardia...

En fin, que precisamente algunas de las páginas que leí ayer pueden sacarse a colación de la frase de Gandhi que reproduces: tratan del exterminio masivo de seres humanos y de la utilización de la violencia por el Estado totalitario, así como de la complicidad y sumisión de la población ante este hecho, no sólo por instinto de conservación, sino también por el odio y la repugnancia inoculados o innatos, según los casos. Por ejemplo:

"Y no ya decenas de miles, ni siquiera decenas de millones, sino masas ingentes de hombres fueron testigos sumisos de la masacre de inocentes. Pero no sólo fueron testigos sumisos: cuando era preciso votaban a favor de la aniquilación en medio de un barullo de voces aprobador"

Te recomiendo este libro: cuesta acabarlo, pero vale la pena.

Morgenrot dijo...

A muchos nos educaron con ese refrán que, en ocasiones está repleto de sentido común:

" Más vale cobarde vivo que valiente muerto "

Sin embargo no estimo que dicha sentencia esté en contra de una voz que denuncia la maldad. Han existido muchos casos en la historia , y casi todos son de personas con una fuerza y convincciones realmente loables.

Hay que distinguir situaciones, pero no debemos consentir, callando, una injusticia.

Saludos

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

He recordado variantes de estas frases en películas como Street Fighter (por extraño que parezca) y creo que también podría aplicarse a la desidia electoral...porque los malos gobiernos llegan al poder por el silencio de la gente buena que no participa y se deja llevar por el miedo.

Entiendo que a veces sea difícil pero, en momentos de suprema tensión, mejor morir de pie que vivir arrodillado. Saludos afectuosos, de corazón.