jueves, 7 de mayo de 2009

MADELEINE PEYROUX HOY EN SAN SEBASTIÁN


Madeleine fue apreciada cuando debutó en Donostia, además de por su encanto cantor y su tranquila y sobria actitud sobre las tablas, por sus dulces y reservadas maneras personales fuera de escena. Un encanto de chica, según quienes la trataron. Y bien que lo recuerda: «San Sebastián me encanta. Es una ciudad preciosa a la que debería de ir más a menudo. Me interesa mucho el debate lingüístico que percibí cuando estuve allí. Me gusta su gente y la comida. Estoy deseando actuar allí».

Lo hará acompañada por un grupo de cuatro instrumentistas y presentando su reciente disco Bare bones (La esencia), que hace ya el cuarto de su colección particular. Después de su alto éxitoso con la grabación anterior, Half The Perfect World (2006), insiste con una obra publicada a comienzos del pasado mes de marzo, grabada en Los Ángeles y con once composiciones, compuestas enteramente por la propia cantante y que ella define como autobiográficas. Y trabajadas de nuevo con el apoyo del productor y bajista Larry Klein. Antes había grabado los discos Dreamland (1996), Got you on my mind (2004) y Careless love (2004).

Según su propia autora, el nuevo título sale de un libro de la monja budista Pema Chodron, que propone «volver simplemente a la esencia, empezar desde cero, relajarse con la muerte y la desesperanza, no luchar contra el hecho de que todo termina y todo cambia sin parar».

1 comentario:

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Gracias a ti y a Only he podido conocer un poco más acerca de Madeleine Peyroux...se nota que les tiene fascinados, ¿eh? Reingeniería musical que siempre es bienvenida.

Saludos afectuosos, de corazón.